Jueves, 23 de Noviembre de 2017
18:48 CET.
CLIMA

Irma descarga lluvias y levanta marejadas en la costa norte del extremo oriental de Cuba

El intenso huracán Irma, que ha continuado su avance al oeste noroeste, ahora con categoría 4 en la escala Saffir Simpson, ya descargaba lluvias sobre la provincia de Guantánamo y alzaba marejadas entre 4.0 y 5.0 metros con inicio de inundaciones en la costa norte del extremo oriental de Cuba esta madrugada.

De acuerdo con el Instituto de Meteorología, estos efectos se extenderán al resto de la costa norte de Guantánamo y más tarde se extenderán hacia Holguín y Las Tunas, con olas que se incrementarán entre 5.0 y 8.0 metros con la ocurrencia de inundaciones costeras fuertes.

A la medianoche Irma fue estimado en los 21.4 grados de latitud Norte y los 72.6 grados de longitud Oeste, a unos 205 kilómetros al nordeste de Punta de Maisí, Guantánamo, y a 310 kilómetros al este de Punta Lucrecia, Holguín.

El huracán tiene ahora vientos máximos sostenidos de 250 kilómetros por hora, con rachas superiores. Su presión mínima era de 925 hectoPascal y mantenía el rumbo al oeste noroeste a razón de 26 kilómetros por hora, de acuerdo con el parte emitido esta mañana por el National Hurricane Center (NHC).

Según los especialistas, en las próximas 12 a 24 horas el ciclón tendrá fluctuaciones en su intensidad, pero se mantendrá como un intenso huracán desplazándose con similar rumbo y disminuyendo su velocidad de traslación.

En las próximas 24 a 48 horas estará transitando entre la costa norte de Cuba y las Bahamas.

Después de su paso por Cuba y Bahamas se espera que siga en dirección norte hacia Florida al final del fin de semana.

El huracán está ahora a 795 kilómetros al este-sureste de Miami, donde se le espera el domingo.

Irma ha dejado hasta ahora al menos una docena de muertos a su paso por las Antillas Menores y Puerto Rico.

Unos 700.000 evacuados

Las autoridades cubanas decretaron el jueves el estado de alarma en toda la mitad oriental de la Isla, donde en total unas 700.000 personas ya habían sido evacuadas de sus hogares.

En Baracoa, que fue la localidad que sufrió con más dureza los embates del huracán Matthew, de categoría 4, el pasado octubre, se han evacuado a unas 35.000 personas que viven en los 75 kilómetros que abarca su litoral, repartidos en casas de familiares y otros 45 centros de ubicación.

Según precisó el periódico oficial local Venceremos, también hay dispuestas 39 cuevas y siete refugios debidamente acondicionados desde el punto de vista higiénico-sanitario, iluminación, entre otros aspectos.

El Estado Mayor de la Defensa Civil declaró este jueves la fase de alarma en todas las provincias de la mitad oriental del país: Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Holguín, Las Tunas, Camagüey y Ciego de Ávila, donde se superan los 565.300 evacuados.

La fase de alarma es la tercera de las cuatro etapas que se declaran en Cuba ante eventos ciclónicos y se activa 24 horas antes de la llegada del fenómeno meteorológico.

Se mantienen en estado de alerta las provincias centrales de Sancti Spíritus, Cienfuegos, Matanzas y Villa Clara, con unos 135.000 evacuados; mientras que las provincias occidentales de Mayabeque, La Habana y Artemisa permanecen en la fase informativa.

La Defensa Civil llamó el jueves en un comunicado a la población a mantenerse informada sobre la evolución del huracán y "cumplir disciplinadamente las medidas que se indiquen por las autoridades locales".

En declaraciones a medios oficiales, el segundo jefe del Estado Mayor de la Defensa Civil, el coronel Luis Ángel Macareño explicó que la fase de alarma significa que "nadie puede transitar por las calles y la población debe permanecer en lugares seguros cumpliendo con las medidas de protección".

A las autoridades de las provincias que entraron en fase de alarma la Defensa Civil les instó a "incrementar las medidas de seguridad para limitar el movimiento de personas y de medios de transporte, así como otras actividades que puedan poner en riesgo la vida".

Desde el miércoles se ha suspendido el transporte por ferrocarril a las zonas central y oriental del país y se ha cerrado el acceso a polos turísticos como Cayo Santa María, Cayo Coco y Cayo Guillermo.

Esa zona, conocida como la cayería norte (que abarca el litoral de las provincias de Villa Clara, Ciego de Ávila y Camagüey) va a ser una de las más perjudicadas por el "potencialmente catastrófico" Irma, que llegará allí entre la tarde y la noche de mañana viernes.

Las autoridades iniciaron el miércoles la evacuación de más de 36.000 turistas extranjeros que se encontraban en esos cayos, el 60% de los cuáles eran de Canadá —principal emisor de turistas a Cuba— y que ya han retornado a su país.

El resto de turistas han sido reubicados en hoteles de zonas más seguras como Varadero o La Habana, en el occidente de Cuba o en Trinidad y Cienfuegos, en la zona sur.

Suspensión de otros servicios

La Empresa Ómnibus Nacionales suspendió las salidas programadas con origen en La Habana y el resto de las provincias del país hacia las provincias comprendidas entre Villa Clara y Guantánamo, a partir del viernes 8 de septiembre a las 05:00 horas y hasta tanto no mejoren las condiciones meteorológicas, informó el diario oficial Granma.

Igualmente canceló las salidas desde estas provincias, con destino al resto del país, el propio viernes 8 de septiembre a las 05:00 horas.

Asimismo, la aerolínea Cubana de Aviación anunció la suspensión de todos sus vuelos a partir de este viernes, tanto nacionales como internacionales, excepto los del destino Gerona, México y Cancún, teniendo en cuenta las afectaciones meteorológicas asociadas al huracán Irma en el centro y oriente del país.

Alerta sobre las afectaciones a la Isla

El meteorólogo Elier Pila Fariñas ofreció declaraciones al sitio oficial Cubadebate sobre las afectaciones que ocasionará el huracán Irma en el archipiélago cubano.

"Aunque las trayectorias se han separado de Cuba (…) Sin embargo hay otros elementos peligrosos que sí se pueden mantener".

Entre ellos citó las lluvias, los fuertes vientos y las inundaciones.

"Hay una incertidumbre sobre dónde se moverá hacia el norte. En dependencia de este movimiento habrá una mayor o menor afectación en la mitad occidental de Cuba. Sin embargo, en este periodo de recurva el huracán reduce su velocidad y permanece en un área pequeña durante un periodo largo de tiempo y sus vientos, precipitaciones y oleaje pueden incidir más sobre un mismo lugar", alertó.

Acerca de la Cayería Norte precisó: "La zona de los cayos es una zona muy baja, de playa, no tiene construcciones que la proteja y las edificaciones están muy cerca de las costas. Los huracanes provocan un efecto que se llama la surgencia que sobreelevan el nivel del mar en la cercanía de su centro y esa onda de sobreelevación sí puede penetrar independientemente del oleaje. Como las zonas de playa tienen una pendiente tan suave, el mar penetra fácilmente tierra adentro y también erosiona mucho las playas".

Pila insistió en que "ningún territorio de Cuba se debe despreocupar. Aunque quizás algún punto del archipiélago quede fuera de la circulación de Irma, puede existir una situación como una banda espiral que puede dar una lluvia fuerte por momentos".

"La Habana es una ciudad costera, tendríamos que ver cuando ya esté más cerca de Cuba, cómo será el proceso de recurva y los efectos que puede tener en el litoral habanero", añadió.

 

Preocupación en Cuba ante el avance del huracán Irma

Archivado en

Cubanos se preparan para la llegada del poderoso huracán.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

Como siempre, politizando todo... Parece que el gobierno cubano es culpable de Matthew, Irma, José, Josefa, el marido de Josefa, que sólo come pescao... Eso es lo malo de esa "disidencia".

Imagen de Anónimo

Y por qué está tan seguro el señor de que habrá una recurva?