Jueves, 23 de Noviembre de 2017
21:10 CET.
Sociedad

Los vigilantes se sienten ahora vigilados

Se han invertido los roles. Muchos "compañeros" que tuvieron una vida de entrega a la "causa revolucionaria", que incluía preservar los bienes del Estado, combatir el desvío de recursos y el mercado negro, y vigilar a los disidentes en los barrios, temen hoy ser vistos participando en "trasiegos" como negociantes particulares.

Es una masa a lo largo y ancho del país, integrada por jubilados que antes fueron militares y funcionarios del Estado y hoy sacan provecho al "trabajo por cuenta propia". Hacen de taxistas o laboran en cualquier actividad que les reporte ganancias. Muchos han abierto restaurantes y cafeterías, aupados con suministros de sus antiguas dependencias.

"Es que mantenemos los viejos vínculos", dice Adrián, un sesentón que se viste como un pepillo y, gracias a su antiguo cargo en un ministerio, pudo conocer tres países. "El negocio va en alza. Voy 'fifty fifty' con los proveedores".

Luis Saldívar, residente en el municipio Playa, cuenta cómo observa desde su portal todas las noches a una antigua "aguerrida revolucionaria" sentada en una silla plegable, simulando tomar el fresco mientras saca por una abertura del muro que da a un almacén estatal los suministros con los que mantiene su restaurante.

La aguerrida militante fue presidenta de un Comité de Defensa de la Revolución desde los 90 y entre sus deberes estaba informar al mando superior de las actividades que realizaba Saldívar como activista de los Derechos Humanos. Ahora no imagina que, desde el mismo portal, su antiguo "chequeado" disfruta de una vista panorámica del muro y del boquete por donde comete el delito.

Alcides era jefe de Vigilancia del CDR en Marianao. Ahora está "virado contra el Gobierno".

Recuerda que tuvo que seguir a ciudadanos señalados por el Gobierno "de aquí para allá y de allá para acá (…) para luego informar ¡Qué manera de comer catibía!".

Aunque sonríe por estar ya libre de eso, vienen a su mente el duro sol y los zapatos gastados por las calles. Sin rumbo, como un loco.

En playa Baracoa, el viejo Cossío vive una situación idéntica, pero desde otra perspectiva. Se jubiló hace poco de un alto cargo en una empresa de alimentos y, mientras carga varias piernas de jamón de un almacén hasta el maletero del auto, una gota de conciencia lo sacude: "Y pensar que una vez metí preso a un cocinero por llevarse un bistec en un cartucho".

A Cossío parece dolerle aquel recuerdo, pero pronto lo olvida. Pone el auto en marcha y antes de salir a 5ta Avenida observa que no hay "moros en la costa". El viejo cuadro partidista, jefe comercial y oficial encubierto, ahora es dueño de una paladar. "Su" jamón ha sido un éxito este verano en la playa, donde no hay muchas ofertas.

Parece no inquietarlo la reciente advertencia del Gobierno en relación con los negocios particulares y la prohibición de entrega de nuevas licencias. "Eso no va conmigo, soy un cuadro", piensa Cossío mientras entra con el auto al garaje. Pero cierra rápido el portón y observa a través de un hueco encubierto en la aldaba la puerta de la vivienda contigua, donde vive un periodista independiente del que se cuida.

"¡Mucho! Ya he advertido a otros cuentapropistas de la zona y están de acuerdo conmigo. Hay que cuidarse de él. Ya escribió una vez sobre un problema en una empresa, los inspectores hicieron una auditoria y la gente de allí salió por el techo".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 7 ]

Imagen de Anónimo

-----El titular. Debe decir,LOS CHIVATOS SIGUEN SIENDO CHIVATOS PERO AHORA CON DINERO E IMPUNIDAD

Imagen de Anónimo

Sistema dictatorial basado en la verticalidad de la chicharroneria y el arrastre a la usanza de la finca del geofago de Angel en Biran

Imagen de Anónimo

Faltó algo terrible, de inquisición medieval, la vigilancia a los homosexuales, aunque fueran profesionales. Gran % del tiempo, de esa rama solariega y vulgar del  G2, la más baja y miserable parte de la sociedad, ahora vive en Miami. Viene a coger el retiro que la tiranía no le dio, a operarse y buscar un cuidado que no les da el comunismo que ayudaron a construir. El que haya sido Presidente del CDR, o mantuviera su puesto de vigilancia en la cuadra, esté en Cuba o en USA, sigue estando manchado de sangre y perteneciendo a la rama más vil de la sociedad. Exmiembro del CDR y mierda son la misma cosa.

Imagen de Anónimo

Y eso No es nada.yo tengo una Tia chivatona comunista militante del PCC.que tiene casi 90anos .y todavia sigue de chivatona y chismosa.recuerdo cuando el maleconazo en el 94una vecina salio y le grito.y tu preparate que vamos por ti.de mas esta decirles que salio a esconderse como una rata.algo horrible le habra hecho a lA senora.

Imagen de Anónimo

Eso la rata sera rata hasta el dia de su muerte.pa eso hay q nacer.

Imagen de Anónimo

Karma!

Imagen de Anónimo

Cossio, Para mantener su "estatus" como un combatiente integro,seguirá vigilando al periodista independiente,por que el que chiva fue,chiva seguirá siendo, no piensen que esa caterva de ladrones verde olivo dejaran de robar al estado como siempre lo hicieron y echar pa' alante a Málaga y al puesto de vianda,jamas se arrepentirán de lo que hicieron y ahora y siempre fueron "comunista"de conveniencia.nadie piense que han dejado de chivatear,///el bobo alipio*+