Sábado, 18 de Noviembre de 2017
17:44 CET.
Historia

Ser decente entre dos dictaduras

La intelectual cubana exiliada Uva de Aragón y yo tenemos un amigo común, se llama Siro del Castillo. Lo sé porque alude a él en una de las crónicas compiladas por Vitalina Alfonso y publicadas por Ediciones Holguín en 2015 bajo el título El mundo y mi Cuba en el Diario. Ese diario del que habla su título es el Diario de las Américas, en el que Uva de Aragón, luego de dos décadas publicando periódicamente, tuvo una columna semanal desde 1987 hasta 2014.

Uva de Aragón y Siro del Castillo engrosaron el grupo de voluntarios que durante la Crisis del Mariel recibió en Miami a decenas de miles de cubanos para algunos de los cuales: "El nombre y teléfono de un pariente, apuntado en un pedazo de papel, protegido por un plástico, era muchas veces su posesión más preciada" ("El éxodo del Mariel-Memorias II").

Con Siro del Castillo, de quien Uva exalta su "liderazgo, capacidad de sacrificio, sentido de justicia y compasión", he compartido reuniones internacionales en pos de la Mesa de Unidad de Acción Democrática (MUAD). Me consta que para Siro no hay militancia ni acción política que esté desvinculada de la atención a los más necesitados ni del recuerdo a los que ha debido decir adiós, a lo largo de sus más de 70 años, huérfanos del honor que merecían. Sin que en estas últimas palabras haya incitación a la revancha ni la venganza, pues no estaría siendo coherente con su "sentido de justicia y compasión" que tan bien exalta Uva.

No hay que decir a estas alturas que la publicación en Cuba de tal conjunto de artículos es una rareza. Y a Vitalina Alfonso le cabe el mérito de haberlos escogido con mano firme y haber conseguido su publicación y su distribución en las librerías del país, en una de las cuales, en El Cotorro, lo compré tiempo atrás.

Si Uva y yo compartimos la amistad de Siro del Castillo, no pasa lo mismo con Carlos Márquez Sterling. Mientras él fue el segundo esposo de su madre y para ella como un padre, yo no conocí más que el nombre de esta interesante figura de la historia de nuestro país hasta leer, hace muy poco, su conferencia "Carlos Márquez Sterling y las elecciones de 1958", compilados en el libro El otro paredón. El asesinato de la reputación en Cuba, en el que varios intelectuales cubanos caracterizan el rencor del castrismo contra el decoro, y los productos de sus sistemáticas embestidas.

Carlos Márquez Sterling (1898-1991) fue abogado, profesor universitario, presidió la Asamblea Constituyente de 1940, por 12 años fue congresista, y en 1958 se presentó a los comicios organizados en medio de las tensiones creadas por la pugna guerrillera con la dictadura.

Si existía teóricamente alguna posibilidad de deponer el régimen de Batista por la vía pacífica, el triunfo de las guerrillas del 26 de julio y el Directorio Revolucionario consagraría la impresión contraria. El lema electoral de Márquez Sterling, "Ni con botas ni con balas, con votos", era un llamado poco atractivo para la deriva del movimiento revolucionario empeñada en anatemizar las afinidades contrarias. Márquez Sterling ofrecía "una amnistía general a los revolucionarios, garantías para que depusieran las armas y se organizaran políticamente, y convocar a elecciones generales en dos años, no cuatro como estaba previsto en la Constitución que durara su mandato de ganar en las urnas. No aspiraría en dichos comicios. Buscaba facilitar un gobierno de transición" (El otro paredón…).

Carlos Márquez Sterling sería víctima poco más tarde su presentación en aquellas elecciones con prisión domiciliaria, la confiscación de su bufete de abogados, el cierre de su oficina, y la calumniosa acusación de que su presencia en los comicios se debió al soborno del Gobierno batistiano.

Uva de Aragón sostiene su inocencia en la conferencia citada y en el artículo "El mundo íntimo de Carlos Márquez Sterling", presente enla compilación de Vitalina Alfonso. Allí se puede leer: "Carlos Márquez Sterling fue una figura pública de la Republica que creyó siempre en los procesos políticos, en el Estado de derecho, en la voluntad popular expresada en las urnas".

En otra de sus colaboraciones para Diario de las Américas ("Mis recuerdos del 13 de marzo") cuenta Uva que en la noche del 13 de marzo de 1957, cuando La Habana estaba conmocionada por los sucesos del Palacio Presidencial, dos policías fueron a buscar a Márquez Sterling a su casa pero él se rehusó a salir. Su hijo llegó en ese momento y refirió que a unos metros, alejado de la vista de todos, se encontraban dos carros con policías vestidos de civil. Para los presentes el padre estuvo muy cerca de la muerte, sensación que se incrementó cuando al día siguiente se supo del secuestro y asesinato del también abogado Pelayo Cuervo.

Ser un hombre o una mujer decente entre dos dictaduras fue la suerte de miles de cubanos que compartieron destinos similares antes o después de 1959. Por el testimonio de Uva de Aragón sabemos que esa fue la suerte de Carlos Márquez Sterling. Yo sé que fue también la de Siro del Castillo, a quien todavía hoy, luego de tres décadas solicitándola, el Gobierno cubano le niega la entrada a su país.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 18 ]

Imagen de Anónimo

Y en cuanto a que no hay editoriales de prestigio, pues digo que las hay y que pagan bien, bueno, más que bien. Por ejemplo, en solo un año de junio de 2015 a junio de 2016, James Patterson, ganó 95 millones de dólares, encabezando la lista de Forbes de los escritores mejor pagados. Claro, comprendo que esto no le interese nada a Uva. Ella con la Universal de Miami y las Ediciones Holguín tiene.

Imagen de Anónimo

Son de prestigio y pagan derechos de autor: well, aquí, aunque me caigan mal en lo personal, varios de ellos: Penguin Random House: Ruth Behar.  Alfaguara:  Carlos Alberto Montaner, Antonio Orlando Rodríguez. Tusquets: Abilio Estévez, William Navarrete. Grijalbo: Daína Chaviano. Seix Barral: Norberto Fuentes. Plaza & Janés: Carlos Alberto Montaner. Planeta: Carlos Alberto Montaner, Daína Chaviano. Esto son algunos, por supuesto, Zoé Valdés, aunque ya se sabe todo lo que se ha dicho, pero es famosa y ha publicado en editoriales muy prestigiosas. El que niegue que quiere publicar en una de estas editoriales es simplemente un mentiroso. O un envidioso. Y al que San Juan se la dio, San Pedro se lo bendiga. Ojo, no mencioné a autores cubanos ya muertos como Heredia, Gómez de Avellaneda, José Martí, Reinaldo Arenas o Cabrera Infante, que hubieran hecho esta lista interminable. Hay que ser muy tonto, vaya, retonto, para negar que hay compatriotas que han llegado hasta estas casas.

Imagen de Anónimo

¿Cuáles son hoy las "editoriales de prestigio"? ¿Las que venden cualquier basura como si fueran salchichas? ¿las que dicen la última palabra de lo que es bueno y malo porque así se les hincha a sus dueños? No jodan: editoriales de PRESTIGIO ya no hay.

Imagen de Anónimo

La única que publicaba en editoriales "de prestigio" ha terminado desprestigiada...ahora se dedica a ser crítica de arte y dice que "Madonna es una vieja ridícula", que Adele es una señora afónica" y para demostrar sus dotes nos regala un selfie:https://zoevaldes.net/2017/02/06/deux-autoportraits/Marina Mellado

Imagen de Anónimo

Anécdota: en una recepción le admiraron su foulard. "Ah, dijo el admirador sobre su diseño, Van Gogh, pero Ella contestó, indignada, "qué VA, Christian Dior".

Imagen de Anónimo

Y quién publica del exilio en editoriales de prestigio? Abilio, alguna vez hace mucho Zoe, uhmm...quién más (de los vivos digo). 

Imagen de Anónimo

"Ni con botas ni con balas, con votos". Cuánta mierda nos hubiéramos ahorrado de haber seguido el lema electoral de Márquez Sterling…

Imagen de Anónimo

Siro, siempre desmangueletado. Es de los que llama "gobierno" a la tiranía cubana.

Imagen de Anónimo

Conocí a Siro del Castillo recientemente y es una bella persona.Solidario y compasivo. Mucha salud y alegrías para este formidable cubano.

Imagen de Anónimo

Ah, ya saltó la envidia. ¿Quién coño va a envidiar a una vieja deforme por la obesidad y poco agraciada aún en sus mejores tiempos? ¿Y qué de su "literatura"? Yo hice un esfuerzo sobrehumano por leerme su primera novela, creo que "Memoria del silencio", or something like that, y la escena de la relación sexual es grotescamente ridícula. ¿Alguien se la ha leído? En vez de estar pensando en la cosa, durante el acto, la protagonista es tan romántica que en ese momento piensa en las palmas. Ja. Como Heredia en el Niágara. Yo me moría de la risa repitiendo la historia. Otro de sus libros de "Poemas" que dan pena se llama "Tus ojos y yo". Sí, como un mal bolero. Plizzzzz.