Martes, 12 de Diciembre de 2017
20:27 CET.
Historia

Así desapareció la democracia en Cuba

Un lector de este diario, al comentar el artículo "¿Diferencia de concepciones acerca de los derechos humanos?", planteó que le gustaría leer algo sobre la historia de cómo desapareció la democracia en Cuba. En respuesta a esa petición, Roberto Álvarez Quiñones escribió "Del sepelio de la democracia", al cual añado el presente artículo.

El concepto de democracia

Aunque el término etimológicamente significa poder del pueblo, la existencia y funcionamiento de la democracia requieren, entre otros, de los siguientes instrumentos, derechos y libertades:

  • el sufragio, para designar a sus representantes
  • la igualdad ante la ley, para competir por los cargos.
  • el referendo, para rechazar o aprobar las disposiciones del Gobierno.
  • el plebiscito, para aprobar o desaprobar normas como las leyes.
  • la  iniciativa popular, para presentar proposiciones sobre temas de interés ciudadano.
  • la revocatoria, para anular, mediante el voto, decisiones del Gobierno y destituir funcionarios.
  • los jurados, para colaborar con el poder judicial.
  • la separación de poderes, para evitar su concentración en una o varias personas.
  • el multipartidismo, para poder optar entre diversas opciones y candidatos.

Para que esos instrumentos sean efectivos, el pueblo tiene que gozar de las libertades de opinión, expresión, reunión y asociación. Las mismas sirven de fundamento a los derechos políticos, económicos, sociales, culturales, ambientales y de información. Esos  requerimientos, refrendados constitucionalmente, conforman la base del Estado de derecho que permite al pueblo ser agente activo del poder.

Antecedentes

Los gérmenes de la democracia en Cuba se esbozaron en la Constitución de Guáimaro;  tomaron cuerpo con las libertades de prensa, de asociación y de reunión contenidas en el primer artículo del  Pacto del Zanjón; y fueron ampliadas en la Constitución de 1901, la cual añadió instrumentos claves como el hábeas corpus y la separación de poderes.

Luchas obreras, antiraciales, estudiantiles, campesinas, femeninas y políticas, escenificadas por el asociacionismo, lograron conquistas como la jornada de ocho horas, la autonomía universitaria, el voto femenino,  el derrocamiento del Gobierno de Gerardo Machado, la Asamblea Constituyente de 1939 y la Constitución de 1940.

Esta última, en su artículo 37 legalizó la formación y existencia de organizaciones políticas contrarias al régimen de gobierno representativo; en el artículo 40 legitimó la resistencia para la protección de los derechos individuales (esgrimido por Fidel Castro durante el juicio del Moncada); el 87 reconoció la legitimidad de la propiedad privada en su más amplio concepto de función social; y el 97 instituyó el "sufragio universal, igualitario y secreto" a partir del cual la mujer cubana pudo ejercer el derecho al voto.

Con esa base democrática, el pueblo eligió para presidentes a Fulgencio Batista Zaldívar en 1940, a Ramón Grau San Martín en 1944 y a Carlos Prío Socarrás en 1948. Sin embargo, el aumento del costo de la vida, junto a la corrupción político-administrativa y el crecimiento del pandillerismo durante los gobiernos auténticos, crearon la  ingobernabilidad que condujo al golpe militar que interrumpió el orden constitucional en marzo de 1952.

Entre las múltiples respuestas a ese golpe, sobresalieron dos: la primera, encabezada por Fidel Castro, se hizo pública el 26 de julio de 1953 con el asalto al cuartel Moncada; la segunda, tomó cuerpo en enero de 1954 con el Movimiento de Resistencia Cívica encabezado por José Miró Cardona.

Para legitimarse, Batista convocó a "elecciones" en 1954, en las que fue ratificado como presidente. En febrero de 1955, al tomar posesión, restableció la Constitución de 1940 y otorgó amnistía a los prisioneros políticos, entre ellos a los asaltantes del Moncada.

Durante la lucha contra la dictadura batistiana, Frank País García, jefe de Acción y Sabotaje del M-26-7, le propuso a Fidel Castro conformar un gobierno provisional con participación de figuras del Movimiento de Resistencia Cívica. Con ese fin se celebró una reunión en la Sierra Maestra en julio de 1957 con Raúl Chibás, presidente del Partido Ortodoxo y Felipe Pazos, expresidente del Banco Nacional de Cuba, en la que se suscribió el "Manifiesto al Pueblo de Cuba".

Tres meses después, Felipe Pazos y los miembros del M-26-7 Léster Rodríguez y Jorge Sotús, en reunión con asociaciones cívicas del exilio suscribieron el "Pacto de Miami", en el que señalaba "la forma en que se debía conducir la Revolución, y el programa político que se pondría en práctica después del triunfo".

La dirección del M-26-7, que no aceptó el Pacto, dio las siguientes respuestas:

  1. En carta del 14 de diciembre de 1957 Fidel Castro comunicó a los firmantes que lo importante "no era la unidad en sí, sino la base sobre la cual se sustentaba esa unidad".
  2. El 3 de mayo de 1958, en Alto de Mompié,  Sierra Maestra, se acordó aplicar una política de mando único centralizada para la cual Fidel fue nombrado secretario general del Ejecutivo del M-26-7 y comandante en jefe de todas las fuerzas revolucionarias.
  3. El 20 de julio de 1958 convocó una reunión en Venezuela con representantes de varias organizaciones en el exilio, donde se creó el Frente Cívico Revolucionario "Pacto de Caracas".
  4. Y el 11 de agosto de 1958, en Miami, se designó a José Miró Cardona como coordinador del Frente Cívico Revolucionario y se aprobó la candidatura de Manuel Urrutia Lleó para presidente provisional de Cuba.

Después del triunfo revolucionario

El 1 de enero de 1959, al triunfar las fuerzas rebeldes, Manuel Urrutia asumió la presidencia. Al día siguiente, violando la Constitución de 1940 —que establecía que el presidente de la República era el jefe supremo de las Fuerzas de Tierra, Mar y Aire— declinó esa jefatura a favor de Fidel Castro. El 3 de enero se conformó el gabinete gubernamental integrado por reformistas, conservadores y revolucionarios, y José Miró Cardona ocupó el cargo de primer ministro.

La revolución, convertida en fuente de derecho, el 7 de febrero sustituyó la Constitución de 1940 por la Ley Fundamental del Estado Cubano, que confirió al primer ministro las facultades del presidente, sin necesidad de ser electo y al recién creado Consejo de Ministros las funciones del Congreso, sin división de poderes.  El 13 de febrero José Miró Cardona renunció y el 16 de ese mismo mes Fidel Castro ocupó el cargo de primer ministro.

Los mandatos de gobernadores, alcaldes y concejales fueron extinguidos, los órganos judiciales disueltos, los magistrados y jueces separados de sus cargos y la división de poderes eliminada y los miembros del primer gabinete procedentes del Movimiento Cívico fueron sustituidos en sus cargos.

Las contradicciones entre Manuel Urrutia —enemigo del comunismo— y Fidel Castro se agudizaron en los primeros meses hasta que, el 17 de julio de 1959, Fidel renunció al cargo, lo cual forzó a la renuncia del presidente y el regreso de Fidel como primer ministro.

Desaparecidos los partidos tradicionales, el Directorio Revolucionario 13 de Marzo, el Partido Socialista Popular y el M-26-7 conformaron en 1962 las Organizaciones Revolucionarias Integradas (ORI), cuya dirección, después de destituir a Aníbal Escalante, fue asumida por Fidel Castro. En enero de 1963 las ORI se convirtieron en el Partido Unido de la Revolución Socialista, del cual surgió en 1965 el actual Partido Comunista de Cuba (PCC). A partir de ese momento, los cargos de comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, jefe de Gobierno y secretario del único partido quedaron concentrados en una sola persona. La promesa de celebrar elecciones se convirtió en la consigna  "¿Elecciones para qué?", y la democracia recibió el tiro de gracia.

El 22 de enero de 1959 la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) fue sustituida por la CTC-Revolucionaria. La  diversidad de asociaciones juveniles, femeninas, campesinas y de empleadores, se redujeron a la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP). El resto desapareció y se crearon otras subordinadas al PCC.

La autonomía universitaria, refrendada en el artículo 53 de la Constitución de 1940, dejó de existir. La prensa escrita, radial y televisiva, la enorme red de cines, la producción editorial y las instituciones culturales pasaron bajo el control del PCC. La sociedad cubana quedó huérfana de asociaciones autónomas y espacios cívicos, y acotada por el discurso de Fidel Castro en junio de 1961: "Dentro de la Revolución todo, contra la Revolución nada". De forma paralela, la propiedad sobre los medios de producción se fue concentrando en manos del Estado hasta el golpe final con la Ofensiva Revolucionaria de 1968.

Como los conflictos entre Estados tienden a desmovilizar los conflictos al interior de los Estados, la confrontación con Estados Unidos facilitó  el desarme de la democracia, pero no fue su causa, pues el desmontaje comenzó antes de la ruptura de las relaciones diplomáticas.

La forma en que se produjo la desaparición  de la democracia en Cuba demuestra que a pesar de los avances obtenidos hasta 1952-1959, la formación cívica de los cubanos no llegó a alcanzar el grado de madurez necesario para impedir la pérdida de la democracia. Una enseñanza dura y dolorosa, que indica la importancia que revisten instrumentos, derechos y libertades que permiten al pueblo ser agente activo del poder.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 22 ]

Imagen de Anónimo

Conozco a Dimas desde hace años, y quiero transmitirle este saludo.Querido Dimas, muy buenos tus trabajos y el de Álvarez Quiñones. Sin dudas este brillante resumen del concepto fundamental del Estado de Derecho y la historia reciente de Cuba, elaboradas con brevedad y sencillo lenguaje, ayudarán a muchos a entender los errores de toda la nación,  como bien dice Álvarez Quiñones en Del sepelio de la democracia, "concretó el carácter dinástico militar del castrismo", el molde castrense más antiguo y duradero de toda la historia de una Latinoamérica  que se repletó de similares. A mi juicio, esa es la peor raíz que nos llega del pasado colonial, primero por el impacto de subordinación social de la población civil a los cuarteles debido al carácter de base militar española que rigió siempre en la isla, y l a posteriori por un cuarto de la población masculina luchando en bandos contrarios  en las guerras de independencia. Creo que ese pasado tuvo un peso determinante, y el "ordeno y mando"  y la subordinación civil a los militares  resultaron  mucho más  arraigados en la idiosincracia nacional que el sentido de la responsabilidad personal y la democracia. Otra vez, los felicicito a ambos.Un abrazoArmando Soler

Imagen de Anónimo

Por cierto no todo fue tiempo perdido al leer tu artículo, pues pude en el encontrar el link del magnifico articulo de Álvarez Quiñones.

Imagen de Anónimo

Dimas tú articulo tiene un pecado original: tratar de justificar el golpe de estado del 10 marzo - y eso se manifiesta en el siguiente parrafo sin ningun sustento historico: "el aumento del costo de la vida, junto a la corrupción político-administrativa y el crecimiento del pandillerismo durante los gobiernos auténticos, crearon la  ingobernabilidad que condujo al golpe militar que interrumpió el orden constitucional en marzo de 1952" - a partir de ahí cualquier atisbo se seriedad está dañado de origen y le resta validez a todo el articulo.Te aconsejo estudiar la historia de la causa de ese golpe de estado, a unos pocos meses de una elecciones generales donde estaba cantado que los ortodoxos serian los ganadores - y Batista no tenia posibilidad ninguna - y entonces, cuando cuentes como fue realmente la historia, quizas  se podria leer lo que dices.

Imagen de Anónimo

Allí pudo haber “colgado el sable” pero se salvó por ratón (característica personal, poco estudiada, que se repetirá una y otra vez en su historia). A medida que fue teniendo más éxitos en su épica terrorista contra un enemigo de brazos caídos esas ideas antidemocráticas se fueron recrudeciendo y cuando lo “triunfaron” y aclamaron, era cuestión de días poner en práctica el plan general a largo plazo. Muy simple “el fin justifico los medios”

Imagen de Anónimo

La idea que traía en mente Fidel, (partiendo de su filiación espiritual al “nacional socialismo” o como el gusta llamar a secas “socialismo”) antes del asalto al cuartel Moncada era hacer leña la democracia en Cuba, apoderarse del poder absoluto en la isla y hacer lo que se le viniera en gana, El primer paso fue el asalto al cuartel, donde se embarcó y llevo a la masacre a un montón de sus seguidores....... 

Imagen de Anónimo

Pero de que gobierno se habla cuando se menciona la dictadura de los castros.la Republica de Cuba no existe.lo que existe es una extension dl larifundio de biran.Cuba es BIRANISTAN.un territorio ocupado militarmente por locos dirigidos por esquizofrenicos sin medicamento.un pais y sus habitantes secuestrados.yo no entiendo como gobiernos dl mundo civilizado los reconocen y hasta rel diplomaticas tienen con ellos.un gobierno ilegal.porque nunca ha sido elegido por los habitantes dl pais.con una constitucion represiva y discriminatoria para sus ciudadanos que de hecho tampoco votaron por esa constitucion.o como llamen a ese engendro.

Imagen de Anónimo

 En la Historia me Absolvera dije:"Os voy a referir una historia. Había una vez una república. Tenía su Constitución, sus leyes, sus libertades, Presidente, Congreso, tribunales; todo el mundo podría reunirse, asociarse, hablar y escribir con entera libertad. El gobierno no satisfacía al pueblo, pero el pueblo podía cambiarlo y ya sólo faltaban unos días para hacerlo. Existía una opinión pública respetada y acatada y todos los problemas de interés colectivo eran discutidos libremente. Había partidos políticos, horas doctrinales de radio, programas polémicos de televisión, actos públicos, y en el pueblo palpitaba el entusiasmo. Este pueblo había sufrido mucho y si no era feliz, deseaba serlo y tenía derecho a ello. Lo habían engañado muchas veces y miraba el pasado con verdadero terror. Creía ciegamente que éste no podría volver; estaba orgulloso de su amor a la libertad y vivía engreído de que ella sería respetada como cosa sagrada; sentía una noble confianza en la seguridad de que nadie se atrevería a cometer el crimen de atentar contra sus instituciones democráticas. Deseaba un cambio, una mejora, un avance, y lo veía cerca. Toda su esperanza estaba en el futuro."Todo eso me lo pase por el forro de los co..nes, aqui el unico engreido soy yo, y .. como legado dejare a mis herederos y perros falderos hasta el fin de los tiempos. Viva el Biranoesclavismo !!.

Imagen de Anónimo

En mi modesta opinión, muy acertadamente se señala en el penúltimo párrafo del artículo cómo el conflicto con EU favoreció la pérdida de la democracia. Pero ha servido también, a través de la historia, como paraguas para cobijar las insuficiencias y desaciertos del propio gobierno de Cuba junto a las verdaderas consecuencias del embargo y continuó sirviendo para desviar la atención de la población, como factor permanente de desmovilización del conflicto interno. Es por eso que se aferran a tener ese "enemigo histórico" que no les conviene perder, independientemente de cualquier acción del gobierno del "enemigo" para aliviar las tensiones entre los dos países vecinos.

Imagen de Anónimo

Anónimo - 29 Abr 2016 - 1:27 am, claro que publicaran el monton de estupideces que escribiste. Nada, que muy bien expresada tu hemorragia cerebral. Recuerda siempre que cualquier sistema, por muy bueno que se supone que sea, tiene personas a la cabeza que les importa un bledo lo que pasa abajo. Los Castro son un ejemplo.Ademas compadre, el socialismo es un invento, traido por los pelos, no un sistema que surgio por necesidad o desarrollo de la sociedad. Deja el cuento del socialismo que mas de 100 años de experimento no han servido para nada. Al final el de arriba hace lo que quiere y busca lacayos como tu para perpetuarse. 

Imagen de Anónimo

Anonimo el congelado es ud, no van a desviarnos del camino corecto, seguiremos adelante, cambiaremos lo que tenga que ser cambiado, pero el rumbo es hacia un sociaslimo prospero y sostenible, la batalla es de ideas, es por la conciencia, de un lado el neoliberalismo que esta en franca crisis etica y moral, y del otro el socialismo con todos y para el bien de todos, el combate esta en su apogeo, valen masa trincheras de ideas que de piedras, espero que me publiquen en este diario, expresion ultra conservadora de la contrarevolucion internacional, solavayaaaaa.