Domingo, 17 de Diciembre de 2017
18:03 CET.
Política

Incongruencias gramaticales

Cuba es un país de viejos, comenzando por los principales dirigentes del Partido y del Estado quienes, para mantenerse en el poder, alegan su historicismo revolucionario, como si este fuera un derecho divino. Además, como planteara en su momento el ya fallecido obispo de Santiago de Cuba, monseñor Pedro Meurice, han confundido a los ciudadanos, utilizando las palabras Partido como sinónimo de Patria y Revolución como de Nación, así como establecido que ser revolucionario es ser incondicional al régimen. Estas "confusiones oficialistas" se han repetido por los medios durante más de medio siglo, y se han sedimentado en las mentes de muchos cubanos.

Los partidos políticos son organizaciones que no tienen relación directa con la patria y, por lo tanto, no pueden sustituirla, y las revoluciones, como fenómenos sociales, tienen un comienzo y un final, y no constituyen, como se ha querido hacer creer, un proceso eterno en el tiempo. En el caso de la cubana, tal vez se extendió hasta el año 1975, cuando se implantó la denominada institucionalización. Después, de acuerdo a la Constitución, lo que ha existido es un Gobierno, que ha respondido y responde a una única ideología.

Publicar una declaración oficial firmada por el Gobierno Revolucionario de Cuba constituye un absurdo, ya que este legalmente no existe pues, de acuerdo a la Constitución, lo que existe es el Gobierno de la República de Cuba. También constituyen absurdos acreditar  a la Revolución la curación de  un enfermo, la culminación de sus estudios por un universitario, la edificación de una vivienda o la reparación de un puente, por señalar solo algunos ejemplos. Estos no son más que servicios y acciones del Gobierno.

Prolongar indefinidamente en el tiempo la Revolución, y crear toda una mística alrededor de ella, así como confundir las palabras, ha sido y es una manipulación maquiavélica, que le ha dado buenos dividendos a los dirigentes cubanos, tanto nacional como internacionalmente. Así, quien cuestiona al Partido está cuestionando a la Patria, quien critica a la Revolución, está criticando a la Nación, y quien no es incondicional al régimen deja de ser revolucionario. El Gobierno, como tal, sale indemne de todas estas situaciones y, además, saca ventajas políticas de ellas.

Cambiar este esquema no es tarea fácil, pero es necesario enfrentarla. A este objetivo ayuda que hace tiempo el puritanismo revolucionario de los primeros años, el cual algunos pretenden rescatar más de forma retórica que real, dejó paso a un materialismo generalizado, incentivado por la imperiosa necesidad de sobrevivir a toda costa, ante la incapacidad manifiesta de un sistema fracasado económica, política, social y moralmente. Esta realidad ha hecho que muchos cubanos de diferentes generaciones aspiren hoy a una salida de la crisis actual, a rehacer sus vidas y las de sus familiares y a construirse un presente que les asegure un futuro decoroso.  Junto a ellos, más allá de las divergencias conceptuales temporales, deben encontrarse quienes luchan honestamente por un cambio en interés del bienestar de la nación. 

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 12 ]

Imagen de Anónimo

"Despues que Hitler llegó al poder surgió otro incentivo para el mantenimento de la lealtad de la mayoría de la población nazi. Para millones de personas el gobierno de Hitler se identificó con "Alemania". Una vez que el Fürher logró el poder del Estado, seguir combatiendolo hubiera significado apartarse de la comunidad de los alemanes; desde el momento en que fueron abolidos todos los demás partidos políticos y el patido  nazi llegó a ser Alemania, la oposición al nazismo no significaba otra cosa que oposición a la patria misma."HM, "El miedo a la libertad"

Imagen de Anónimo

Excelente articulo. Gracias por publicar escritos como este: conciso, real. 

Imagen de Anónimo

Sobran los ejemplos, la cartilla de racionamiento fue llamada libreta de abastecimiento, la crisis económica y social más crítica de toda la historia de cuba fue llamada periodo especial, las "medidas a tomar" durante la caída aguda (y no la crónica presente por 56 años) en picada del país que se calculo podía suceder durante el "período especial" se le llamo opción cero, como si morirse de hambre fuera una opción, y así sobran los malos ejemplos además de otros clichés como el partido es inmortal, la universidad para los robolucionarios, etc.

Imagen de Anónimo

La famiglia moringuera es sinonimo de patria: he ahi el absurdo mas nocivo de la roboilusion

Imagen de Anónimo

Debían acabar por cambiarle el nombre al país por Castrolandia si en un final, ellos son los dueños desde hace ya 56 años.

Imagen de Anónimo

10 de 10

Imagen de Anónimo

Excelente y muy claro. Han confundido a la gente por decadas, amen de las ventajas que le sacaron y le siguen sacando a dichas confusiones.

Imagen de Anónimo

No está estipulado considerar que esas son confunciones.Vieron, vieron , esa es la palabrita "ESTIPULADO". Como dijo el sanaco de Alex Castro "no está estipulado que los cubanos puedan hacerse millonarios". NO ESTÁ ESTIPULADO EL DERECHO A PENSAR, ANALIZAR Y LLEGAR A CONCLUSIONES Y SANSEACABÓ

Imagen de Anónimo

Aún hoy se escucha aquello de que yo pude superarme gracias a la Revolución, o a Fidel, o la revolución me dio esta casa, o esto otro. Lo peor es que todavía se oigan esas expresiones por personas de alto nivel educacional. Como si en Honduras, Nicaragua, República Dominicana y demás países de nuestro entorno no hubieran tantas personas que se superaron, se hicieron profesionales, emprendieron negocios, se compraron casa, carro, etc, etc. Y ninguna de ellos vive agradeciéndole ni a un gobierno, ni a un partido y mucho menos a un presidente de sus respectivos países por el éxito de su vida. Parece mentira que hayan muchas personas inteligentes en Cuba y no se den cuenta que el gobierno está allí para servir al pueblo, no hacen ningún favor cuando toman medidas tratando de buscar justicia social, porque para eso es que se eligen.

Imagen de Anónimo

ahora van a reunir a la asamblea nacional para modificar la constitucion que sustituya Republica de Cuba por Gobierno Revolucionario de Cuba. y todo solucionado, ja,ja,ja,ja