Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
11:53 CET.
Opinión

¿Propicia Obama la perpetuación del régimen cubano?

La aceptación aparente de una dictadura, sea de líder único o con reinado de grupo elitista, no significa que el pueblo la apruebe, mucho menos que le guste vivir bajo su bota. Digan lo que digan los tópicos de uno u otro bando, las dictaduras se sostuvieron siempre sobre una minoría, y no concluyen sino cuando la mayoría de sus dominados deciden ponerle fin. Pero, si en cambio, la derrota del dictador proviene de fuerzas extranjeras, y aún más sin el consenso de sus dominados, el remedio puede terminar resultando peor que la enfermedad.

Si es así, y es así como la historia lo muestra, no veo por qué nuestra dictadura se tornaría aún más inamovible gracias a sus nuevas relaciones con Estados Unidos.

Lo que veo, porque se presenta clarito ante la vista de cualquiera, es que el gobierno estadounidense necesita cambiar sus estrategias con respecto al indeseable colega vecino. Así que le salga bien o mal el cambio (aunque no tiene por qué salirle mal), es atinado probar, toda vez que la estrategia anterior perjudicó más de lo que pudo haber beneficiado sus planes. Elemental, Watson, diría Holmes. A lo que no le veo pies ni cabeza es que nosotros, los propios cubanos, pensemos que este nuevo acercamiento estadounidense nos está condenando a continuar dominados por el totalitarismo in saecula saeculorum.

¿Qué señales concretas nos indican que si los Estados Unidos mantienen el embargo y su trasnochado pugilato con el régimen, tendríamos la posibilidad de conquistar la plena democracia en un plazo breve, digamos en los próximos años?

Después que nuestra dictadura se las ha amañado para conseguir la aprobación y hasta el aplauso de la mayoría de las más sobresalientes organizaciones internacionales, y de una buena parte de los gobiernos de este mundo al que suelen llamar civilizado (incluidos ahora los de la vieja y culta Europa), supongo que el interés de algunos de nosotros porque Estados Unidos siga perdiéndose su participación en la piñata sea de carácter eminentemente económico. Creemos que nuestros caciques se harán más fuertes con el dinero proveniente del Norte. Pero estamos pasando por alto dos pequeños detalles: a) a estas alturas, ellos poseen ya todos los millones y riquezas que necesitan para ser fuertes; b) de la misma manera que los caciques obtendrán el dinero que ya no les resulta imprescindible para reinar, la gente del pueblo también va a mejorar económicamente. Ya sabemos que la gente piensa según como le vaya en la vida, y ese es justo el fundamento de nuestra desgracia, que como nos ha ido tan mal, perdimos hasta la capacidad de pensar.

Se entiende que los actuales activistas de la oposición en Cuba sean los revolucionarios de estos tiempos. Pero no demuestra congruencia alguna un revolucionario (en el mejor sentido del término, no en el que secuestraron para su uso particular nuestros caciques) que permanezca aferrado sin disyuntivas a viejas prácticas que han demostrado su inviabilidad a lo largo de más de medio siglo.  

Creer que la palabra democracia está vacía de significado para los que residimos en Cuba sólo por el hecho de que nos obligan a vivir sin ella, no es equivocación menor que la de quien creyó que el loro es pintor sólo porque defeca verde. Considerar que cuando mejoremos aunque sólo sea un poco nuestra situación económica, no nos va a interesar para nada que nuestros caciques y la parentela continúen en su cumbancha totalitarista y opresora, equivale a desconocer esa regla de supervivencia que ya era muy vieja en los tiempos de Darwin: vencer una etapa siempre impone, por naturaleza, iniciar otra superior.  

Así que tampoco me parecen muy brillantes los últimos tópicos que se escuchan y se leen, según los cuales, enemigos y cómplices del régimen se han puesto de acuerdo para concluir que aquí estamos festejando en masa el presunto desmerengamiento de Obama, porque no necesitamos nada más que lo dispuesto hasta este momento para doblar la cerviz durante otros cincuenta años, con el lomo listo para el látigo y con la boca abierta para seguir viviendo de parásitos a costa de los americanos, sin animarnos a tirarle ni un hollejo a un chino.

Desde un bando, temen, sabe Dios sobre qué base, que nuestras expectativas vayan a quedar cubiertas con el mejoramiento pasajero y dudoso del condumio, o con acciones —de resultados aún más dudosos— para remediar la falta de Internet.

Desde el otro bando, suponen que nos dejaremos marear fácilmente con nuevos estímulos económicos que no llegan al fondo de nuestras aspiraciones, ni incluirían por igual a todos los ciudadanos de la Isla, al margen de nuestros particulares niveles de solvencia, nuestras profesiones o nuestras posiciones políticas. 

Lo cierto es que mejorar nos ayudaría a ver mejor las cosas a través de las cuales podremos seguir mejorando. Desconocer esta llana verdad, o ponerla en duda, equivale a negarnos la capacidad de raciocinio y las mínimas titilaciones del espíritu que diferencian a los seres humanos de los piojos o de las berenjenas.

Por lo demás, confieso que al menos a mí no me hacen vibrar los ampulosos discursos de amor patrio de quienes auguran que pronto Cuba quedaría convertida en nuevo predio del neoliberalismo. La verdad, no creo que tengamos que pasar necesariamente por ese neoliberalismo devastador que pintan los progres, como alternativa obligada para salir al fin del totalitarismo. Pero para ser franco, si no quedara otro remedio, yo en particular lo prefiero. Por una razón sencilla: cualquier otro gobierno, por malo que sea, es preferible a la dictadura fidelista, porque de cualquier otro es posible librarse más pronto y fácilmente.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 60 ]

Imagen de Amadeus

@ Anónimo - 5 Ago 2015 - 4:39 am. Si tiene la amabilidad, ¿qué serie de televisión está usted viendo últimamente; "Person of Interest"?

Imagen de Anónimo

LOS DE ALLA LLENOS DE EXPERANZA ,LOS DE AQUI BLA,BLA Y NINGUNO DA SOLUCIONES. PREFERIO LOS DE ALLA.

Imagen de Anónimo

Me digan lo que digan lo que viene es la Anexion de cuba.y  nada de lo que pueda venir puede ser peor que la miseria mas profunda en la que la dictadura cubana a sumido a cuba.yo le voy a lo que viene.cualquier cosa sera mejor que lo que se a vivido.si se fijan ha estan tratando de ver como se deshacen de PR porque ya no los necesitan. 

Imagen de Anónimo

En respuesta a la pregunta del título, ni Obama ni Fidel Castro son nadie... Toda su gestión es parte de un teatro global gestado en las entrañas de un "gobierno a la sombra" cuyos designios espantan: la pepetuación del nazismo hasta acabar con la humanidad. Los gestores de este exterminio ya tienen preparados sus modos de escape de este planeta condenado a morir. 

Imagen de Anónimo

El totalitarismo es variopinto... Una cosa es lo que leen y digieren quienes tienen medios y tiempo para ello en este país de un derroche acompañado de la miseria más abyecta, física y moral, y otra lo que despachan a diario los consorcios televisivos que el "gobierno a la sombra" mantiene para su propio beneficio. Obama es otro títere más como lo ha sido Fidel Castro desde que James Jesus Angleton lo salvara de seguir el mismo destino que le dieron a J.F.Kennedy. Angleton era por aquel entonces jefe de contrainteligencia de la CIA y gran admirador de los hmnos. Dulles, fieles continuadores del nazismo de la post-guerra. Les recomiendo los títulos de Joseph Patrick Farrell, teólogo de Oxford y físico. En Facebook lo encontrarán. También el libro de Peter Janney sobre Mary Pinchot Meyer, la principal amante de JFK, asesinaa once meses después que él. Algo de todo este lío en www.institutosimoneweil.net 

Imagen de Anónimo

Anónimo - 4 Ago 2015 - 6:26 pm.Lo que tiene que hacer la oposicion y el exilio esta claro, sumarse a la politica de Obama de apertura hacia Cuba y eliminacion de embargo, nada mas, asi de facil.

Imagen de Anónimo

De acuerdo con muchos aquí lo que deben hacer la oposición y el exilio es oponerse a la vez a Obama y a los Castros porque, según ellos, son aliados. Eso explica que los artículos que más comentarios provocan en DDC son los que proponen lo contrario de lo piensan los comentaristas "fijos". En los artículos que dicen lo que esos comentaristas quieren escuchar, de Montaner, Pardo Lazo y similares, sólo leemos exclamaciones de "bravo", "genial", "excelente". Muy bien, imaginemos que la oposición y el exilio hacen lo que sostiene la mayoría aquí y se oponen al restablecimiento de relaciones. Luego imaginemos que llaga Jeb Busch o Donald Trump a la Casa Blanca y, en efecto, echa atrás la política de Obama. ¿Cuál sería la reacción de la mayoría de la población cubana que apoya el restablecimiento y tiene una buena opinión de Barack Obama? Me temo que entonces la oposición y el exilio se volverán más impopulares dentro de Cuba de lo que ya son. Es como si el régimen hubiera calculado esa jugada para acabar de una vez y por todas con cualquier influencia real de ambos en el futuro de Cuba. 

Imagen de Amadeus

Mi estimado y nunca bien ponderado Esospo.A estas alturas del juego ya no se trara de que si quitan o dejan el emabrgo, sino qué garantías hay para que en el supuesto caso de lo quiten, el pueblo cubano tendrá, democracia, libertad y economía de mercado que es la única baza que le queda para mejorar sus vidas después de medio siglo. Hasta ahora el régimen no ha prometido nada, se mantinen en silencio, al contrario, algunos de sus personerps más visibles se niegan a aceptar las posibilidades un cambio en su estrucctura centralizada y autoritaria.Da gracia el optimismo, el regocijo, la efusividad por un destino incierto basado enespeculaciones y sueños de una noche de verano. Es como el refrán del montuno: Se quieren comer el lechón hoy y matarlo mañana. 

Imagen de Anónimo

Para ser franco te dire que no coincido con esa vision de un Eden/Paraiso idilico,- valga la "rebuznancia"-, donde las fieras pasten por conversion divina con las ovejas. De la manga de que mago sacas el "otro gobierno" del ultimo parrafo?. Porque el biranismo/fidelismo/raulismo/tuertismo/comunismo/populismo/esclavismo, (y todos los ismos que quieras guindarle) no cambian la estructura vertical y hegemonica del sistema, aunque la disfracen, teniendo respaldo economico y diplomatico, del que se valdran para seguir diciendo que la estan"haciendo bien", los mas debiles politica y economicamente (la mayoria) veran como salvadores a los mismos que los llevaron a la debacle y por conviccion o hipocrecia seguiran apoyandolos, y en ese circulo vicioso de apoyo/chantaje /salvacion/deuda/cobro, los tatatataranietos del biranato seguiran gozando "del dulce amargo de la desesperacion"(Tejedor mediante) de la cuerda de infelices conformes con migajas. Ese pueblo misero (me duele con c...nes el calificativo) hay que sacudirlo y decirle que le van a meter gato por liebre con promesas de un futuro que cada vez se pondra mas lejos por la falsedad del ruido de cascabeles. La inocencia tejiendo teorias autocomplacientes afincadas en la prestidigitacion, ayudaran a que otra vez en el reparto del pastel nos toquen las boronillas.    Chicho Cagatrillo

Imagen de Anónimo

Pero los que viven la mentalidad de los 60 creen que hay que seguir con el embargo y helo estamos 2015 donde la forma de cambiar a ese avejentado gobierno es que los eua se metan de a lleno y por medio de los contactos pueblo a pueblo le habran los ojos al pueblo cubano pues eso no quiere el gobierno de cuba sino hablen de google o facebook procedente de eua y no quieren entrar en arreglos.hay que ayudar al pueblo.