Sábado, 16 de Diciembre de 2017
16:44 CET.
Alimentación

¡Llegó la jamonada!

Todas las carnicerías que venden los productos por la libreta tienen más días libres en el mes que días de colas. El pollo, pollo por pescado, picadillo y mortadela son las únicas ofertas subsidiadas y escasas en el mes. El resto de los días, si no está vacía la pizarra, lo común es encontrar productos liberados como "jamonada especial", picadillo, "jamón viki" y "salame" en precios que oscilan entre los 10 y los 30 pesos cubanos (CUP).

Como los de la canasta básica, estos alimentos son vendidos sin envoltura, sin una indicación de qué ingredientes contienen, ni dónde fueron elaborados. Para averiguar su calidad o si se es alérgico a alguno de los componentes, el consumidor solo tiene una opción: probarlos a ver qué pasa.

"Yo los compro porque no me queda otra opción", asegura Magda, una jubilada. "Y todavía están caros para lo que yo gano. Pero, la verdad, todavía no sé en qué se diferencia la jamonada normal de la jamonada especial. Será el precio, porque la calidad..."

Tomás, que rellena fosforeras frente a una de esas carnicerías, comenta: "La mayoría de la gente compra y ni pregunta. A veces alguien le dice al carnicero que el picadillo estaba bueno, mejor que el de la vez anterior. Se supone que es el mismo picadillo, por el mismo precio, pero sabe diferente. A mí me pasa con la jamonada, a veces sabe mejor y hasta tiene otro color, pero se supone que es la misma".

Ni siquiera los carniceros saben dónde se elaboran los productos que venden, de manera que el consumidor está desorientado si quiere averiguar lo que está comiendo. De ahí surgen miles de especulaciones, muchas veces fantásticas.

"Las croquetas de cinco pesos el paquete las hacen con agua de pescado", dice confiada Maritza, "y el café de la bodega lo mezclan con semillas de naranja agria".

La inestabilidad en la consistencia y sabor del mismo producto da lugar a criterios como el de Osvaldo, quien trabaja como "mensajero" en un mercado. "Mis clientes me comentan siempre cuando los productos vienen mejores o peores. Yo no tengo respuesta para los cambios de calidad. No creo que sea porque cambia la fábrica donde los hacen, así que bromeo con mis clientes y les digo que cambiaron 'la mezcla'. Eso se ve mucho en el picadillo, por ejemplo".

Silvia, una joven doctora, afirma no consumir ninguno de esos productos cárnicos. "Prefiero comer vegetales, que por lo menos sé de dónde vinieron. Aunque con eso también hay que tener cuidado, porque las frutas las maduran con químicos muchas veces. Pero las jamonadas esas del mercado, ni loca".

Pero la mayoría de las personas no son como Silvia, sino como Magda: comen lo que hay, aunque no sepan de qué está hecho. Y no preguntan.

"Lo que hay aquí es un problema de protección al consumidor", explica Ernesto, especialista en una empresa de elaboración de alimentos que vende en pesos convertibles (CUC) y en CUP. "Nosotros no vendemos productos diferentes en las dos monedas, vendemos el mismo, con el mismo paquete que lleva todos los datos del producto y de los fabricantes. Eso también es una norma de protección al consumidor que se viola constantemente".

Para Ernesto, la pregunta más importante no es qué ingredientes llevan los embutidos que se venden en CUP. "Los ingredientes son los mismos que se importan para los que se venden en CUC. La diferencia está en las proporciones y, claro, también se elaboran en fábricas diferentes", explica.

"Lo que la gente tendría que preguntarse es por qué el que paga en CUC tiene derecho a saber los detalles del producto, incluyendo el fabricante al que pueden reclamarle por la calidad, y el que paga en CUP ni siquiera sabe lo que se está comiendo", concluye.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 8 ]

Imagen de Anónimo

Anónimo - 9 Jul 2015 - 7:42 am.Para comenzar, no acostumbro comer eso que llaman comida rápida o basura, de vez en cuando me preparo alguna pizza o hamburguesa caseras, poniendo yo todos los ingredientes.Pero decir que gracias a la "dieta" de los cubanos éstos están más sanos que los "yankis"  me quedo perplejo ante esta afirmación. Sé que lo que comen en U.S.A. no es precisamente modelo a seguir en la mayoría de las ocasiones, pero tampoco lo es la basura que dan en Cuba sobre todo teniendo en cuenta que a F.C. le llevan comida macrobiótica desde Europa.  

Imagen de Anónimo

para anonimo 7,42..que duda cabe, lo tuyo es humor negro. Querer comparar los productos de Carrefour etc, con todos los conservantes y estabilizantes que tengan con el picadillo de soya, con las croquetas comunistas etc...es echarle mucha imagiancion. Y en Cuba habrá el porcentaje de esperanza de vida será el que sea, pero jodidisima esperanza de vida. POr supuesto las estadisticas del Gobierno cubano te las puedes pasar por donde te apetezca..crees honestamente   que son estadísticas libremente organizadas, fielmente publicitadas? Y por cierto, dicho con muchisima pena, es penosisimo el aspecto de miles de ancianos en Cuba, digo miles..los pobres parecen almas en  pena, delgadisimos, con hambre  (Si, hambre de no comer), intentando sacar un peso de latas vacias, de la basura, de revender el Granma, que buen merito tiene no solo vender, sino revender ese panfleto...jamas he entendido porque compra un cubano el GRanma, Juventud rebelde, etc

Imagen de Anónimo

¡Qué fácil es criticar a los demás!Al Anónimo - 9 Jul 2015 - 12:40 am. Comerán lo mismo que tu comiste hasta que te fuiste y les sabrá el mismo sabor al que a ti te sabía.Al Anónimo - 8 Jul 2015 - 8:53 pm, ¿por qué no te quedaste tú a luchar? qué fácil es criticar a los demásAl Anónimo - 8 Jul 2015 - 7:28 pm. Se quedarán aguantando hasta que tengan una oportunidad como la tuya para escapar de ahí

Imagen de Anónimo

Coincido con Silvia . Comer productos procesados es un boleto para enfermarte , da igual donde los compres , si en la carniceria de Felix , en Walmart , Carrefour o ASDA . La porqueria no tiene fronteras . Los supermercados del " mundo libre " estan llenos de porqueria y libres de nutrientes . Ojos que no ven ...todos esos productos procesados aunque vengan preciosamente envasados contienen conservantes , estabilizantes , colorantes , saborizantes que son altamente cancerigenos . Los puedes leer E-221 , E-222 , etc . Por eso el nivel de enfermedades degenerativas en Occidente es tan alto . EE UU tiene de las mayores tasas del mundo en osteoporosis , diabetis , cancer , problemas cardiovasculares ,  obesidad y todo por comer " jamonadas " de primerisima calidad y otras basuras . La basura es basura venga con etiqueta o sin ella . Por eso en Espana viven mas de 90 ....y por eso Cuba es el 3r pais del III mundo en esperanza de vida ( detras de Chile y Costa Rica ) . Las frutas y vegetales organicos , sin pesticidas son faciles de encontrar en los agros cubanos . Entre el ejercicio ( sube escarelas , corre a coger la guagua , carga bolsas , limpia la casa , camina a la bodega , etc ) y la comida natural libre de quimicos y pobre en proteinas animales cancerigenas hace que los cubanos sean mucho mas saludables que los yankis . 

Imagen de Anónimo

Los unicos nacidos despues de los ' 60 que conocen lo que es un filete de res con cebollas y papas fritas son las familias de Raul y el Cagandante.   

Imagen de Anónimo

habrá algo más rico qu el pecadillO  de soya' MUY SIMPLE, SI LLEVAN 50 AÑOS COMIENDO MIERDA...SEGUIRAN COMIENDOLA Y LES PARECERA RICA..O SEA..TODOS CONTENTOS, NO HAY NADA QUE CAMBIAR

Imagen de Anónimo

La mayoría de los cubanos tiene que comer lo que se merecen, mientras no luchen por una vida digna y mejor.

Imagen de Anónimo

Lo que la gente tiene que preguntarse hasta cuando van a aguantar a esa dictadura.