Domingo, 25 de Septiembre de 2016
00:15 CEST.
Opinión

Ahora o nunca

Como ciudadano cubano deseo transmitir por esta vía a las autoridades algunas sugerencias para el reajuste de los organismos estatales, de acuerdo con sus funciones y nuevos objetos sociales que la dirección de la revolución, y el comandante Raúl Castro más específicamente, ha determinado para las instituciones tradicionales de la administración y el usufructo del Estado.

Las sugerencias que realizo van dirigidas a favorecer el trabajo en común de las instituciones ya existentes, pues creo que la colaboración en este momento difícil es crucial.

La primera institución que propongo es ACRESA (Asociación Cubana de Rebatiña S. A.). ACRESA podría asumir algunas de las funciones de la Corporación CIMEX, el Ministerio para la cooperación extranjera y la colaboración y el Instituto cubano de amistad con los pueblos.

La Asociación crearía varios puestos de trabajo lucrativos para familiares de la clase política cubana, cuya emigración desordenada pone en entredicho la confiabilidad de las familias íntimas del poder. Departamentos como el de Donaciones en metálico y Donaciones en especie, podrían ser encabezados por los hijos de Marino Murillo, nuestro ministro de Economía, y Abelardo Colomé Ibarra, nuestro ministro del Interior que, según se cuenta, cruzaron meses atrás la frontera de México con Estados Unidos.

AJENA es la Asociación de Juristas Encargados de Ayudar. AJENA se podría ocupar de los problemas de la población. Eventos cotidianos como que un anciano quiere culeros desechables para su hermana postrada en una cama o, como pude ver recientemente, un anciano que se quejaba de que no le tocaba dieta de leche por más que era ciego y le faltaba una pierna. Están las madres que procuran, aun sabiendo que no les toca, obtener leche para sus hijos mayores de siete años; gente que requiere medicamentos que no ofertamos en nuestro sistema de salud, pero se venden en nuestras farmacias en dólares sin que lo puedan comprar los enfermos sin dinero.

Toda una serie de menudencias que se han tornado imposibles de resolver en la Cuba de hoy y que, aunque no las resolvamos, le daremos esperanza a los infortunados.

 AJENA podría trabajar directamente vinculada con la sección Acuse de recibo de Juventud Rebelde y Cartas a la redacción, de Granma. Además tendría una oficina en cada municipio del país para atender a los delegados de circunscripción, que son casi siempre quienes tienen que oír todas estas quejas sin poder hacer nada. Ahora el delegado tendrá una institución a la que reclamar o a donde mandar a los viejitos necesitados para que no lo sigan molestando.

Tengo en mente instituciones que vendrían muy bien en organismos para militares, pero sus funciones me las reservo para el caso de que este documento despierte interés, bajo el principio de la discreción imprescindible para este tipo de organismos.

Me permito anticipar ARRURRÚ, que se encargaría de la prometida instalación de internet para todos los cubanos y como trabajaría con el Ministerio de Comunicaciones, sus funciones pueden hacerse públicas.

Hay un tema sensible en la situación cubana de hoy y es el de la necesaria demolición de hospitales. Para nadie es un secreto que heredamos de la república mediatizada demasiadas instituciones hospitalarias y que nuestro sistema de salud ha erradicado tantas enfermedades que ya nos sobran hospitales. Sin embargo, destruir hospitales es contraproducente. De ahí que desde hace varias décadas se viene observando un sistema de destrucción muy eficiente en pasar desapercibido. El antiguo hospital pediátrico Pedro Borrás es la primera víctima significativa de este sistema, que consiguió reducirlo a escombros después de haber estado dos décadas cerrado y abandonado.

Pero otros proyectos de mayor envergadura se desarrollan con el Hospital Calixto García, la Benéfica e Hijas de Galicia, por solo citar instituciones habaneras. En el Calixto García es especialmente meritorio el sistema, pues la revolución ha cerrado la entrada al recinto que había en la calle G, obligando a las personas a realizar un tortuoso recorrido hasta la entrada que queda por la parte de la Universidad. La idea es quitar las entradas poco a poco hasta que no quede ninguna y así podríamos terminar de destruir todos sus edificios interiores sin mirones innecesarios.

Sugiero institucionalizar esta política y para ello deberíamos crear la Empresa de Destrucción Bajo Cierta Lentitud DEBACLE.

La Empresa DEBACLE trabajaría de común acuerdo con el Ministerio de la Construcción, el Ministerio de Salud Pública y el Ministerio de Cultura, este último porque sería sano, para tapar la letra, construir un parque con un mural alegórico al internacionalismo proletario o a las misiones de nuestros médicos en el extranjero.

No faltarán pintores que por un viajecito, entrar en la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba o promover dentro de ella, acudirán gustosos y de manera voluntaria al llamado de la patria.

Para dar una idea vaga de lo que haría la Zona de Acción Priorizada Anónimamente (ZAPA), una de las instituciones para militares que propongo, adelanto que ZAPA trabajaría con DEBACLE, para el caso de que surja una madre que reclame una cama para su hijo, o un anciano que quiera convertir los ajustes necesarios en Salud Pública en causa de alguna denuncia. Los oficiales de ZAPA pondrían frenos a estas provocaciones siempre vestidos de civil y aparentando ser ciudadanos que pasaban casualmente por el lugar. La falta de especialización de los oficiales que se han encargado de esta tarea hasta el día de hoy, ha sido manifiesta y ha permitido que nuestro país sea denunciado en organismos internacionales. En ZAPA tendríamos los especialistas necesarios para terminar con las habladurías.

Como se ve, a estas sugerencias solo me motiva la buena fe y el deseo de que nuestro país siga hacia adelante. Con gusto trabajaría mucho más en caso de que estas sugerencias sean de agrado.

Atentamente: Urbano Tiberio Leiva, UTIL para mis amigos.

Comentarios [ 21 ]

Imagen de Anónimo

Cuba ha dado grandes humoristas,maestros de la sátira política en distintas épocas, dentro de la isla y en el exilio. Parece que ya el molde se rompió porque ahora solamente aparecen pujones que ni siquiera saben redactar como este adevenedizo

Imagen de Anónimo

Anónimo 10 marzo 8.06 pm no soy Elvira, soy El viramezcla de la construcción, soy albañil y a las loquitas como tú les dice Sufre mami. Y de paso, idiota, antes de b y p se escribe M no N

Imagen de Anónimo

Anónimo - 10 Mar 2015 - 1:31 am (Elvira?), para ti tambien crearemos la SUFRE, Sociedad Unida de Frustrados y Resentidos Enbobecidos. SUFRE nena!

Imagen de Anónimo

Anónimo - 9 Mar 2015 - 10:08 pm. Qué listo eres! Te mereces la presidencia de la  presidencia de la COCUSUSO, Comisión Cubana de Subnormales y Soplatubos 

Imagen de Anónimo

Creo que la señora Elvira es una pobre infeliz que no tiene otros referentes que los que el régimen le ha mostrado durante décadas. Pero los que se burlan de ella no pasan de ser también unos pobres infelices que mientras estaban en la isla no tuvieron ni HU ni Evos para salir a la calle a expresar su sentido del humor, ese desde el que hoy presumen fuera del alcance de los represores. Hacerse el chistoso también es una muestra de frustración y cobardía 

Imagen de Anónimo

Que pena por Elvira Lazo Almenares, le han robado tantas cosas que no se dio cuenta cuando le llevaron el sentido del humor y le dejaron un saco de complejos!!!

Bien por Boris, por DDC, por Cuba y por los cubanos que no tienen miedo de burlarse!!!!

Imagen de Anónimo

arrurrú mi niño...bravo Boris

Imagen de AdelaCuba

Haha is this for reals?

Imagen de Anónimo

Elvira (Anónimo - 9 Mar 2015 - 8:21 pm), para ti vamos a crear la ACOSA, Asociacion de Comemierdas sin Argumentos.  

Imagen de Anónimo

Anónimo 8.21, ¿y tú que tienes acceso a internet hablas de las calamidades del pueblo cubano? Tú eres de las que te levantas temprano para hacer una patria próspera para la familia Castro, y así te ganas el derecho a internet, en tu chivatería.