Política

El largo camino al capitalismo

  • La decisión de la dictadura de ceder a manos privadas la gestión de los centros gastronómicos es la aceptación formal del fracaso del socialismo en la Isla.
  • A corto plazo no habrá propiedad privada en Cuba salvo para los miembros de la casta cívico militar, que ya se entrenan para establecer su capitalismo de Estado.

Un  refrán muy conocido y una frase polaca expresan muy bien lo que ocurre con las llamadas "reformas" de Raúl Castro. "Tanto nadar para morir en la orilla", dice una, y la otra es la definición de comunismo que a escondidas del gobierno en los años 80 corría de boca en boca en toda Polonia: "Un largo y tortuoso camino que va del capitalismo al… capitalismo".

La reciente decisión de la dictadura castrista de poner en manos "no estatales" la gestión —que no la propiedad, que sigue siendo del Estado— de cafeterías, restaurantes y demás  establecimientos de servicios gastronómicos, personales y técnicos, es la aceptación formal del fracaso del socialismo en la Isla.

Constituye además el funeral de la Ofensiva Revolucionaria de Fidel Castro, en virtud de la cual fueron estatizados o suprimidos los 57.280 pequeños negocios y oficios por cuenta propia que hasta el 13 de marzo de 1968 había en el país.

Castro le subió entonces la parada al Che Guevara, quien varios años antes había sido el verdadero artífice de la implantación del modelo económico estalinista y los monopolios por ramas económicas, o sea, las funestas empresas consolidadas.

'Revolución cultural' castrista

Aquello fue la versión cubana de la "revolución cultural" maoísta. Castro estaba inmerso en su lucha contra el capitalismo y las tonterías del "hombre nuevo". De inmediato cayó  brutalmente la disponibilidad de alimentos de la población, que ya era precaria desde la estatización del 80% de las tierras cultivables, y se disparó el deterioro progresivo del nivel de vida hasta colocar a Cuba junto a Haití, Nicaragua y Honduras, entre las cuatro naciones más pobres de Latinoamérica.

El argumento del dictador para confiscar desde las bodegas de barrio hasta los puestos de frita y las tijeras de los barberos fue que los cuentapropistas eran unos "holgazanes en perfectas condiciones físicas, que montan un timbiriche, un negocio cualquiera, para ganar 50 pesos todos los días". Y remató: "Debemos ir proponiéndonos, firmemente, poner fin a toda actividad parasitaria que subsista en la revolución..., ¿vamos a hacer socialismo o vamos a hacer timbiriches?"

Lo curioso es que el propio Castro había sido un "holgazán", pues cuentan varios de sus colegas de estudios universitarios que en los años 40 él tuvo un puesto de fritas con un socio en la céntrica esquina de Infanta y San Lázaro, aunque solo se presentaba en el lugar a buscar el importe de la venta de cada día.

Pues bien, el "parasitismo" está de vuelta cuatro décadas después, porque el barco socialista se hunde sin remedio y no se puede ya disimular más y afirmar que navega como el velero bergantín de Espronceda.

Esta muy tardía rectificación, siendo una buena noticia, no lo es del todo, pues no se le devuelve la propiedad a sus dueños expropiados hace 46 años, o a sus descendientes, ni los establecimientos se venderán a nadie. No habrá realmente privatización. La resolución del Consejo de Ministros establece que el Estado sigue siendo el propietario y que el Gobierno le rentará a particulares los inmuebles y equipos y les venderá enseres, útiles y herramientas para que operen esos negocios.

Obviamente la intención del régimen es fomentar cooperativas en los restaurantes y cafeterías y centros de prestación de ciertos servicios a la población. Eso encaja bien con los planes ya en marcha para el postcastrismo. A corto plazo no habrá propiedad privada en Cuba para los ciudadanos de a pie, sino solo para los miembros de la casta cívico militar y sus familiares que ya se entrenan para establecer en la Isla un modelo de capitalismo de Estado fuertemente controlado por ellos.

Fuerzas productivas constreñidas

Al no permitirse la propiedad privada no se liberan las fuerzas productivas de la industria,  los servicios y la agricultura. Así no se puede salir de la pobreza, ni reconstruir la devastada economía cubana. Y se condena a "volar muy bajo" a los pequeños negocios permitidos.

Sin el fomento de un vigoroso sector privado se sigue estrangulando la ley universal de "el ojo del amo engorda al caballo", que es la antítesis de los sistemas colectivistas en cualquiera de sus manifestaciones, ya sea socialista utópica, comunista, fascista, o el modelo cooperativista de autogestión que fracasó en la antigua Yugoslavia.

A lo largo de la historia humana los proyectos de sociedades ideales basados en el colectivismo comunal o estatal han fracasado todos sin excepción, debido a que niegan la naturaleza humana. Lejos de impulsar el desarrollo y el bienestar de la gente, lo frenan.

Y es lógico. Si en un grupo humano los más talentosos, productivos y esforzados en el trabajo tienen que sostener con el fruto de sus innovaciones, su abnegación y su trabajo "fuera de serie" a los menos capaces y a quienes no se esfuerzan mucho, no hay incentivo para seguir poniendo ese "extra" ingenioso y eficiente. Y ese "extra" fue el que edificó el mundo moderno que hoy conocemos, y que no existiría de haber tenido éxito la República colectivista que propuso Platón hace 25 siglos.

Por eso esta medida del gobierno raulista de regresar al 12 de marzo de 1968 (antes de la "ofensiva" fatal) como hecho positivo se queda a mitad del camino. Y allí estará mientras la propiedad continúe siendo estatal.

Lo malsano del caso es que la cúpula dictatorial está convencida de que la restauración de la economía de mercado será realidad en Cuba, pero quiere que sean los nuevos "burgueses revolucionarios" quienes controlen el poder económico y político, las fuerzas militares y represivas. En ese proyecto no hay espacio para la gente común. 

Todos sabemos que eso será imposible y que el capitalismo "normal", tarde o temprano, se impondrá en la Isla. Pero la mafia cívico-militar que se apresta a relevar a la actual gerontocracia en el poder pretende monopolizarlo y servir en la mesa una hibridación de capitalismo de Estado con rasgos fascistas, chinos, y de la Rusia postsoviética.

De controlar finalmente el país esa oligarquía cívico-militar, no se va a culpar a los Castro y a los históricos de la Sierra Maestra por el cataclismo social, económico y humano causado en la mayor de las Antillas, ni se va a reconocer que la revolución socialista cubana fue la expresión caribeña de la Gran Estafa, la monumental denuncia del sistema comunista que a mediados del siglo XX hizo Eudocio Ravines.

Así ha sido en China. Casi 40 años después de la muerte de Mao Tse Tung, su foto gigante sigue dominando la colosal Plaza Tianamen en Beijing. El "Gran Timonel" aún no ha sido responsabilizado por la muerte de 65 millones de chinos, entre fusilados y muertos de inanición por la colectivización forzosa de las tierras.

No obstante, para decirlo a la manera de Galileo, "eppur si muove". La decisión de dejar en manos privadas la gestión de los restaurantes y cafeterías se inscribe en el inevitable proceso de regreso de la sociedad cubana al capitalismo. Eso ya no puede ser detenido. Lo que pasa es que se trata de un camino "largo y tortuoso", como bien decían los polacos.

Comentarios [ 30 ]

Imagen de Anónimo

Falso , Quiñones. Tienes que estudiar un poco mas de Marxismo, El Socialismo permite la pequena propiedad privada, como el Zar del Capitalismo, EE.UU tiene conceptos socialista para poder digerir su capitalismo. Un comentario de mambiamericano

Imagen de Anónimo

BRILLANTE artículo. Es una lastima que en Cuba no lo pueda leer la gente de a pie, que es la que mas sufre los embates de la dictadura fascista de los Castro. 

Imagen de Anónimo

Basta ver todos los problemas que ya tiene la economia venezolana, tan comunes y conocidos desde hace decadas en Cuba... y que el burro de Nicolas Maduro no pueda excusarse diciendo que tiene "bloqueo" estadounidense. 

Imagen de Anónimo

Pedro Benitez

Roberto Alvarez parece saber bien lo que escribe.  Somos cubanos, sangre europea y africana con un amplio y variado espectro, siempre expuestos a las corrientes de nuestro hemisferio.  No es probable ni posible aguantar al pais sin dar oportunidad a los ciudadanos de a pie.  Esta nueva generacion que se desprende de los historicos piensan que creando sociedades entre la elite corrupta de Cuba y los extranjeros inversores pueden efectivamante mantener oprimidos a millones de cubanos que viven en la pobreza.  Antes la ausencia de una clase media bien definida, el poder se resbala entre el nacimiento de un cubano con hambre de justicia e informacion y la inestabilidad de un regimen que se impone por fuerza que en este hemisferio.

Imagen de Anónimo

Hijo bastardo de Lina Ruz, su nombre debiera ser Raul Mirabal Ruz, lo que algun dia sera oficializado mediante pruebas de ADN con los restos del chino Mirabal y certeza de paternidad del 99.9% como las elecciones y la promocion de las escuelas en el campo.

Platano Fongo

Imagen de Anónimo

La palabra capitalismo ha sido demasiado estigmatizada.

Sociedades como la sueca, la española, la holandesa, la brasileña, la tica, la estadounidense y otras con excepciones como aquellas existentes actualmente en Corea del Norte, Cuba y pretendidamente en una Venezuela que se resiste como hizo tambien Cuba poniendo la muerte de muchos de sus hijos, pues esos paises ejemplos de derechos, libertades y desarrollo economico, felicidad de sus pueblos, que viajan, que emiten turistas, que no piden permisos para salir y entrar de sus patrias, eso que llaman capitalismo es la vigencia de la democracia, de un mercado perfectamente (imperfectamente) regulado por leyes, tribunales, legisladores, ejecutivo para beneficio de la sociedad donde todos pueden tener esperanzas y POSEER propiedades personales como la tijera del barbero, un techo que no se filtre y educar a sus hijos de acuerdo los principios religiosos y morales de la familia.

Simplemente todo lo contrario del totalitarismo fascista de los Ruz, de Stalins, Hitlers, Mas-Burros, Ceseascu, Mussolini, esa es la democracia o el "capitalismo".

Platano Fongo

Imagen de Anónimo

En pocos dias se cumple 20 años del mayor crimen, con eso bastaria para llevarlos a todos al cadalso, aplicarles el garrote vil al peor estilo de los colonizadores españoles. 

El hundimiento del remolcador "13 de Marzo" el dia 13 de julio de 1994 donde murieron varias decenas de niños y mujeres ha sido uno de los mas execrables crimenes de la historia de Cuba.

El fusilamiento de los estudiantes de medicina aquel 27 de noviembre, sin duda un crimen detestable, que tantos hemos conmemorado palidecera como conmemoracion en una Cuba libre al lado de la muerte de tantos niños y mujeres frente al litoral de La Habana por aquellas bestias al servicio de la tirania al mando y tripulando los Polargos 2 y 5. 

El crimen fue asumido en comparecencia televisiva por el maximo criminal en jefe al igual que hizo en fecha mas cercana con el fusilamiento de los 3 negros que pretendieron escapar del horror en una lancha de servicio de la bahia de La Habana.

Imagen de Anónimo

El mayor crimen de aquel 13 de marzo fue exterminar la iniciativa, los derechos y las libertades de los ciudadanos. 

A partir de aquel momento, aquel engendro PolPotiano pretendia que todos dependieramos en absolutamente todo del desgobierno criminal de los medio hermanos Ruz. Se trabajo en la direccion de eliminar el dinero y todas sus mas elementales funciones. TODOS AL CAMPO A PRODUCIR 10 MILLONES DE TONELADAS DE AZUCAR A TODA COSTA, A TODO COSTO. Muchos crimenes, muchas familias separadas y destruidas, un indice de suicidios que aun continua record mundial.

Se habia atacado a China y a Mao Tse Tung y tambien se critico con fuerza a la Invencible (jajajaja) Union Sovietica. Eramos el ombligo del mundo. Se apoyo la invasion de los tanques y los terroristas contra el pueblo checoeslovaco y su gobierno de Alexander Dubcek, primavera de Praga,  y cualquier otro crimen siempre que fueran nuestros complices de los cuales eramos lacayos.

Todos los profesionales y tecnicos del control, la economia, las finanzas, la contabilidad, la organizacion, la gestion, fueron despreciados, ninguneados, maltratados, vilipendiados con aquellas luchas contra el burocratismo, burocracia de los de abajo que nunca ha sido tan horrible como la del gobierno y todas sus instituciones al mas alto nivel.

A limpiar calles, reparar zapatos, elaborar artesania para el gobierno por contadores y oficinistas todos. Mucho mas puede condenarse.

Platano Fongo

Imagen de Anónimo

Aquel 13 de marzo de 1968 fue uno de los dias mas negros de la vida de La Patria de Todos. No pudo haber mayor manipulacion, medias verdades y totales mentiras, demagogia y violaciones de las libertades y derechos mas elementales.

Se declaro una ley seca, por arriba y por abajo pues al cerrar todos los pequeños negocios no solamente no se podia tomar una limonada, un refresco de melon, un poco de agua sino que tampoco se podia orinar en ningun baño de aquellos que tenian que estar disponibles por ley, por costumbre y por elemental servicio en todos los comercios.

Se le declaro la guerra a la humilde frita. Mas de la mitad de los cubanos nacieron despues de aquella fatidica fecha. Una frita costaba 7 centavos e incluia la torta de proteina, carne de res, pasada por manteca hirviendo, papas fritas gruesas como espaguetis, dentro de un pan suave (podia ser de flauta, opcion), cebolla a gusto, ketchup, mayonesa, mostaza, el producto se envolvia en un papel de china y si era "para llevar" se ponia dentro de un cartucho de papel de traza que por desaparecido muchos no tienen ni idea. 

En Belascoain, al lado de la Escuela de Artes y Oficios se vendia por 5 centavos.

Aquellos carritos, con ruedas o fijos en los portales de otros comercios, tambien vendian croquetas, mucho mas caras, (perdon la ironia) 8 centavos, papas rellenas, tortilla de papa y cebolla al gusto, bistekes, perro caliente, minutas de pescado.

Platano Fongo

 

Imagen de Anónimo

Excelente comentario, Roberto. La casta militar que dirige a Cuba ya ha perdido toda ilusión con el colectivismo marxista, pero continúa explotando a los cubanos con la mentalidad de los negreros. El alquiler internacional de obreros y profesionales --el Estado proxeneta-- se mantiene como la gran fuente de ingresos de ese gobierno explotador. C.A.M.

Enviar un comentario nuevo

Importante: Cualquier utilización del sitio significa conformidad con los términos y condiciones de uso.