Opinión

Fin de año en La Habana

'Habría que subir a la red una tarjeta navideña con la bandera, pero en lugar de estrella tendría el signo de $. Quizás en dorado o plateado o, por qué no, verde olivo.'

Exhibo el honor de mi registro en la privilegiada lista de cubanos que no pueden entrar a Cuba. Nosotros los porfiados disidentes –quizás errados ante la "ideología" del borrón y muchísima cuenta nueva— aún permitimos que varios oficiales de la Seguridad del Estado no terminen como el teniente coronel Castañeda —que "atendía" a Heberto Padilla—, de taxista en su achacoso Lada por Belascoaín hasta Cuatro Caminos.

Debieran agradecernos ser tan empecinados. El Ministerio del Interior no tendrá –por ahora— que reciclar a sus agentes, convertirlos en pizzeros o granizaderos… Marino Alberto Murillo –jefe de la comisión de implementación de las reformas económicas— no les ofrecerá trabajos de sereno en alguna empresa brasileña, guardaparque en un campo de golf canadiense, portero de un hotel español, parqueador de autos rentados por antiguos gusanos que le echarán su propinita…

No podré reservar para la cena de fin de año en la Plaza de la Catedral, a 150 CUC el cubierto, con una botella de vino o sidra por pareja, amenizada por la banda gigante de Eusebio Leal, Issac Delgado y otros artistas invitados a la exclusiva noche.

Es triste, sin embargo, que carezcan de imaginación aun en El Patio, el restaurante que da a la hermosa plaza y donde se cocinará la cena. Porque podrían ponerle nombres históricos a cada plato. Por ejemplo, nada de lugares comunes con la langosta. Mejor "a lo Emilio Roig de Leuchsenring", para que alguno de los comensales piense en Cuba –padezca un breve carguito de conciencia— y le dé por beberse una botella de Juanito el Caminante, negra sin discriminación racial y más cara que en Las Vegas.

Son apenas 150 CUC, la moneda que pronto desaparecerá absorbida por un juvenil peso cubano. Tan saludable como los jubilados que inundan los portales con las obras completas del Che y medallas de la Alfabetización o Girón, de Etiopía o Angola… A precios razonables, por el equivalente a cinco libras de carne de puerco. Aunque depende de si aún no han cobrado la pensión o ya cae el sol. Porque entonces hasta por dos libras de frijoles negros y una de malanga, al precio promedio de los carretilleros que desde temprano pregonan por entre los huecos de las calles de Santos Suárez.

Aunque hay otras opciones que los de la lista —¿dirán negra o roja?— nos vamos a perder. No podremos manosear un Granma, con la última foto barrigona de Díaz-Canel o el creciente obituario de personajillos que participaron en tres escaramuzas, todavía llamadas —influencia norcoreana— Batalla de Guisa, Batalla de Santa Clara, Gran Batalla del Jigüe…

Nos niegan comparaciones en vivo con las experiencias de nuestro exilio. ¿Pero para qué castigarse? Hay más de 2.500 millones de contundentes razones anuales para meditar, que sostienen el caldero con más fuerza que en El Salvador o en Honduras. Y tal vez –desde un ángulo bien cínico— sea el único logro imperecedero de la revolución.

En realidad no son tan brutos, no padecen la testarudez que en España atribuyen a los gallegos. ¿Qué podrían negociar sin lobby cubano en Washington o prensa opositora como DIARIO DE CUBA, denuncias sobre el terrorismo de estado a pesar de la campaña mediática tras el saludo de Obama a Raúl Castro —que se babeaba— en Sudáfrica? Tendrían que desmontar el aparato represivo.

Y hasta ahí no llega el mambo, ni reviviendo a Pérez Prado. No, la lista —pequeño detalle— aún hace falta para justificar, invocar, clamar. Ya no les queda de otra —como diría un mexicano. Porque también les sirve para engatusar, chantajear, borrarte a cambio de silencio.

Se acerca otro fin de año, sin las alucinaciones de aquellos periodistas de Fin de siglo en La Habana. En La Habana que, como vieja dama indigna, patéticamente logra sobrevivir a la peor debacle de su pícara tradición pícara, con redundancia y derrumbes en la calle Infanta, énfasis y avidez por el dinero fácil, con escrúpulos guardados en la vitrina de obsoletos.

Habría que subir a la red una tarjeta navideña con la bandera, pero en lugar de estrella tendría el signo de $. Quizás en dorado o plateado o, por qué no, verde olivo… El 2014 aparecería al pie, en puntaje menor, porque el signo continuará primando, sin remedio a la vista larga.

Acabo de enviar un regalo pascual a un profesor universitario que necesita cuatro sacos de cemento para un derretido contra las goteras, y a una escritora —pertenece a los alegres irresponsables de "un día es un día"—  que no esperará el año en la aristocrática Plaza de la Catedral, entre abolengos patricios y pedigrí con charreteras, mesas de cortesía para escritores oficialistas y pintores macetas, pero sí en un paladar llamado La California (Crespo entre San Lázaro y Colón) donde por la tercera parte —dos meses de su salario— habrá un menú sin chavistas, gerentes chinos y viudos del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos.

La California ofrece, además de artistas invitados: "Coctel de bienvenida y cesta de baguette con sorpresa de la casa. Crema de yuca con camarones salteados. Terrina de tomate con queso al basílico (sic) y crujiente de serrano (jamón de Jaruco). Tercer plato a escoger: Pato confitado a la naranja y frutos secos; langosta grillada sobre boniato caramelizado a la sidra; brocheta de pollo acompañada de vegetales; filete de pargo asado al pomodoro. Postre: manzanas al vino tinto acompañadas de helado de vainilla".

Los dos amigos resolverán algo, un poquito ante su 2014 sin incertidumbres, con la certeza de que en Cuba solo ha quedado la llave mágica, milenaria: $. Por eso mismo solo hay que esperar… Lo mucho y lo poco. A estas alturas da igual entre desigualdades.

¿Acaso no estamos de fiesta? ¿Entonces? ¿La cubanidad no era amor? ¿Presos políticos, represiones callejeras, listas de indeseables, socialismo del siglo XXI, marxismo-leninismo y demás platos del menú ideológico, hasta el Partido Comunista y la Constitución, no son detallitos a negociar, a escoger en La California o en Fresa y Chocolate, restaurantes privados, como el cliente ordene?

Aunque ellos quisieran cerrar el business o deal en la Plaza de la Catedral, entre bendiciones, nuevos marquesados y estridentes sones. Rumba con rumbo fijo: $ y ¡feliz Año Nuevo!

Comentarios [ 27 ]

Imagen de Anónimo

LOS CORONELES-COMO TODO EL MUNDO VUSCAN NUEVOS PERFILES Y SE RECICLAN

Ya a los coroneles se les permite traficar con carne de res,ahi tienen el caso en Moron,el coronel delegado del minint,mandaba papelitos al administrador del matadero para que le entregara determinadas libras de carne a sus subordinados,todos muy contentos y persiguiendo a los que la vendian por la calle de algun vacuno "ajusticiado" en una remota arboleda o traida robada de los cayos,se "perdio" una famosa libreta y cojieron la lista completa de los "veneficiados",27 implicados,26 de ellos pertenecian a la plana mayor del minint del pueblo,y algun colateral de otro lugar.

¿que sucedio'?, pues muy poco,casi nada,"presos" 72 horas,un responso critico por su forma de actuar y algunos fueron rebajados al grado inmediato inferior(el coronel,a tte coronel) ¿y los puesto? pues nada,¡¡cada uno en el suyo!!,,a seguir persiguindo a los que la venden por la calle,a los disidentes,a los vuscavidas y otros impertinentes "antisociales",ahora con mas saña,porque ademas de la jabita mensual,comer carne de res robada ellos,le esta permitido.

¡¡HAY QUE RECICLARSE!!,¿NO?

ESO TAMBIEN CAE EN LAS LAS NUEVAS REFORMAS

Con este caso se les abre la puerta del descaro de par en par a todo el minint,que ellos para seguir siendo esbirros nesecitan reformase tambien.

el bobo alipio

Y ¡¡QUE VIVA EL SOCIALISMO SOSTENIBLE!!

Imagen de Anónimo

Mis respetos y gran saludo al anónimo de las 9/12 am. 100% de acuerdo con usted y le deseo se cumplan sus anhelos ! Felíz fin de año !!!

Imagen de Anónimo

Deliran los que hablan de anexión. ¿Quién les dijo que EU nos admitiría? Estamos casi en  el 2014

Imagen de Anónimo

Brandon, al millon y pico de cubanos que vive aqui, hay que aplicarles una parte de la cancion de Willy Chirino, que dice: paso lo que tenia que pasar, de mi nueva ciudad tome su abrigo, pues la resignacion es fiel amigo, del hombre cuando tiene que emigrar. Esa cancion es el reflejo del verdadero exiliado, tu al parecer eres un muchacho joven que naciste aqui o viniste peque~o, y es logico que pienses de esa manera. Yo soy de otra generacion y mi mayor anhelo es ver a mi pais libre,  independiente, y progresando "con todos y para el bien de todos". Mi padre mis hermanos y yo, llegamos a este pais con una mano alante y la otra atras, lo que hemos logrado ha sido a pulmon, a mi padre le ha tocado empezar dos veces, el, mi tio y mi abuelo, lograron tener en Cuba un taller de maquinado y soldadura a fuerza de sacrificios y lo perdieron con los biraneces, aqui, logramos armar el tinglado de nuevo, y con altas y bajas nos ha ido bastante bien, mis hijos y algunos  de mis sobrinos nacieron aqui, y aqui se formaron. Ya podras imaginarte, como quiero y agradezco a este pais, pero el amor por Cuba es diferente, es como comparar el amor a tu madrina con el que sientes por tu mama. Mis hermanos y yo, queremos empezar dos veces, como hizo el viejo y de paso ir a Tibisial a casa de mis abuelos maternos y tumbar mangos a toletazos y en un letargo oir los rega~os de mi abuelo que no vi mas. Sera eso posible?.

Imagen de AdelaCuba

Nacionalismo suena bien y convierte en héroes a los que luchan por la libertad de Cuba. Lo cierto es Cuba por ser una isla que no posee de los recursos naturales para su mantención siempre tendrá que estar anexa a grandes países y obviamente US es la mejor opción. Nunca hubo más clasismo en Cuba que ahora donde no existe la clase media y están bajo un total feudalismo administrado por los castros. Ojala y el 2014 finalmente libere a los cubanos de esa maldición a la que están sometidos. Desearles feliz año nuevo es casi una burla para quienes viven allí. Por el momento me voy a limitar a mucha suerte y libertad. 

Imagen de Anónimo

Prats Sariol está por la goma, como decimos en la jerga beisbolera, picheando de primera. Feliz año, Maestro. Más feliz aún lejos de esa cena indigesta al aire libre. Horror. Feliz año también para el equipo de DDC por su constancia y profesionalidad. Nos veremos en La Habana el año que nieve. Felicidades a todos.----Nic

Imagen de Anónimo

Verdades a medias que todos sabemos completas y que muchos padecimos en la carcel, en el paredon, en el destierro, poniendo los muertos desaparecidos en el golfo o hundidos por los terroristas kaxtriztas como los niños y mujeres del remolcador.

Se habla de la cadena aunque se mantiene el culto al mono.

El video pasa de mano en mano en la Cuba subterranea

http://cubasincensura.wordpress.com/2013/12/27/%E2%96%B6-clase-de-economia-politica-para-el-minint-en-cuba-video/

Este video forma parte de la manipulacion de las mentes, de las medidas activas para hacernos creer que la dictadura no es tan mala, que los tiranos no son criminales, que "el presente es de lucha y el futuro es nuestro"

Genocidas que solamente merecen un juicio como el de Nuremberg o el de Molosevic o la horca que le aplicaron a Saddam Hussein. ¿Cual es la diferencia entre Stalin, Hitler, Pol Pot y los 40 de Biran?

Condena y justicia!!!! Libertad y derechos para todos los cubanos!!!!

 

 

Imagen de Anónimo

No se trata de nacionalismo ! que sea el pueblo cubano quien decida, los de "adentro" y los de "afuera" incluidos, todos juntos. No creo que el modelo de los EE.UU sea el ideal para una futura democracia en Cuba, un pais muy diferente, con otra cultura y con otra historia. No por eso me considero "nacionalista", y creo que, al contrario Cuba debe olvidar esa ideología retrógrada y nefasta, y abrirse al mundo. De todos modos, eso deberían decidirlo los cubanos, TODOS, y no nuestras opiniones personales !

Imagen de Brandon

Disculpen mi pesimismo, pero tras 55 años de dictadura y manipulación del nacionalismo bobo, no creo que la solución "nacionalista" vaya aninguna parte. Un país como Cuba, con el deterioro material y moral y el derrumbe de las instituciones que sufre,  tiene que agarrarse a la cola de alguien que le muestre el camino, la oriente y la apoye materialmente. Y quién mejor que los EE.UU. En cuanto al señor que menciona las supuestas incompatibilidades culturales e idiosindráticas, debería preguntarle al millón y medio de cubanos y descendientes que viven en este país. Todo esto son habladurías bobas. Si eso no sucede y anoten mis palabras en 40 años más vamos a tener Castrismo o Castrismo por proxy en Cuba. Y entonces ya no estarán ustedes para levantar sus banderas nacionalistas. Yo quisiera equivocarme, pero no lo creo. el futuro dirá.

Imagen de Anónimo

Muy de acuerdo con el comentarista de las 5:10 pm. Los cubanos necesitamos libertad política y económica, para que vuelvan las bodegas de la esquina con su sandwitch cubano y malta, las fondas con su ropa vieja y arroz con frijoles y tostones, el vendedor de tamales o el puesto de fritas... por solo citar algunos ejemplos. Todo eso es lo que necesitamos y no esas grandes transnacionales que son el revés de lo que hoy tenemos. Por un año 2014 verdaderamente NUEVO en todo sentido, sin dictadura y con la libertad de emprender y vivir de nuestro esfuerzo, como cualquier pueblo, como éramos en la pasada república, donde a pesar de los defectos, había un lugar para todos. Felíz año nuevo a todos, sin cena de la catedral y sin McDonald's !!!