Lunes, 18 de Diciembre de 2017
11:20 CET.
Prostitución en Cuba (II)

Prostitutas revolucionarias

Ningún fenómeno social surge de manera súbita o por generación espontánea, sino que es resultado de un proceso a lo largo del cual se acumulan sus componentes esenciales. El auge de la prostitución en la "Cuba socialista" no es una excepción. De hecho, la prostitución no se eliminó con las medidas dictadas desde el Gobierno, que favorecían la incorporación masiva de las mujeres a la vida laboral, ni con los amplios beneficios sociales que indiscutiblemente gozaron mientras duró el romance subsidiado por el socialismo de Europa del Este, como quedó demostrado cuando se impusieron las calamidades del llamado "período especial" y el Gobierno optó por el turismo internacional como la vía más expedita para el ingreso de divisas.

Con la revolución desaparecieron los burdeles, pero la prostitución no hizo más que cambiar sus atavíos para enmascararse y sobrevivir bajo otras formas, quizás más sutiles, que se fueron entronizando y diversificando a medida que se consolidaba el sistema y se instauraba la "meritocracia", una casta eminentemente masculina formada por "cuadros dirigentes" de mediano y alto nivel del Gobierno, del Partido Comunista, oficiales de alta graduación del ejército o del Ministerio del Interior, así como directores y administradores de numerosas empresas e instituciones estatales. Entre ellos el éxito se relacionaba directamente con los vínculos que tuviesen con el poder y se traducía proporcionalmente en prebendas y en un nivel de vida muy superior al de la media de la población.

Los privilegios de los que podía gozar la nueva casta de dirigentes, según los niveles, incluían desde viajes al extranjero, vacaciones gratuitas o de muy bajo costo en los mejores hoteles del país, atención médica especial y clubes privados, hasta la asignación de viviendas o automóviles, junto a una generosa cuota fija de combustible, entre muchos otros.

A su vez, la meritocracia trajo consigo el auge de una casta subordinada, la vaginocracia, formada por mujeres atraídas por el poder y los beneficios de los nuevos ungidos a los cuales se vinculaban sexualmente para disfrutar de un modo de vida al que, de otra forma, no tendrían acceso. No siempre eran las esposas. Era un secreto a voces que casi todo dirigente destacado solía acumular entre sus trofeos alguna amante joven y hermosa que mantenía extramatrimonialmente en base a regalos, prebendas y bienes materiales. Las más exitosas de estas cazadoras lograban el matrimonio con su protector o llegaban a adquirir una buena vivienda o un puesto de trabajo bien remunerado, entre otros posibles beneficios.

No fueron excepcionales los casos en los que los jerarcas militares viajaron con sus amantes incluso a sus "misiones internacionalistas", como ocurrió en Angola, en las cuales ellas aparecían emplantilladas como personal de apoyo. Y seguramente lo eran.

Así, con el advenimiento del marxismo en Cuba y de la nueva clase en el poder, se había reinstaurado la prostitución del trueque, cambiándose sexo por beneficios materiales más que monetarios, y por la posibilidad de ascenso en la escala social. El nuevo modelo renovaba los viejos principios, tolerando los "vicios del pasado burgués" y maquillándolos con los colores del proletariado. Las nuevas prostitutas no tenían reparo en marchar en la Plaza Cívica en las fechas rituales, en vestir de milicianas en los Días de la Defensa o en cotizar puntualmente para el CDR o la FMC. Habían surgido las prostitutas revolucionarias, aunque ni ellas ni la sociedad asumirían conscientemente tal definición.

Por su parte, la sociedad acataba las nuevas normas. A fin de cuentas ofrecer favores sexuales a un cuadro de la revolución a cambio de ciertos beneficios tampoco era tan reprobable. Ellos eran compañeros sacrificados que pasaban mucho tiempo lejos de la familia y debían tener algún esparcimiento; ellas, es cierto, comerciaban con el sexo, pero al menos compartían la cama con un pilar de la patria, lo que de alguna manera las convertía en patriotas. Si alguien tenía algo que criticar al respecto, mejor que lo hiciera en casa y en susurros. Eran los tiempos de apogeo de la intransigencia revolucionaria.

La doble moral se fue imponiendo casi inadvertidamente como cultura nacional y como parte de los mecanismos de sobrevivencia en un país en el que las estrecheces materiales empujaron a la sociedad hasta las fronteras de la miseria moral. Casi toda la espiritualidad nacional quedó constreñida dentro del corsé ideológico, lo que, sumado a la irresponsabilidad civil crónica, contribuía al agravamiento del "daño antropológico" que magistralmente define el laico Dagoberto Valdés.

Simultáneamente la estructura de la familia tradicional se fracturaba y se trastocaban sus valores. Los padres perdían autoridad frente a la patria potestad del Estado-Gobierno-Partido que se apropiaba de los hijos y los adoctrinaba en la nueva ideología de comuna. Los hijos eran becados desde la adolescencia y crecían en promiscuidad lejos del control familiar. Se habían sentado las bases para el descalabro social que sobrevendría al iniciarse la última década del siglo XX y los cubanos estábamos por descubrir que la prostitución rebasaba los acotados límites del comercio del sexo y se había adentrado en las raíces de toda la sociedad. Pronto, la vaginocracia cedería ante la pujanza y diversidad del "jineterismo".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 34 ]

Imagen de Anónimo

Conocí en Cuba a bailarinas y actrices que eran usadas como "acompañantes" de funcionarios de gobiernos extranjeros.  En algunos casos, autos oficiales las esperaban a la salida del  cabaret cuando terminaban el show para llevarlas a fiestas organizadas por funcionarios del régimen.  A esas no las llamaban putas, sino las poderosas. Una actriz de nacionalidad española que vivi aun en Cuba fue amante de Fidel Castro por un tiempo.  Como era de esperar, no le faltaba nada, tampoco hacia nada. Solo al final del mes se presentaba en Teatro Estudio a recoger su sueldo que era diez veces mayor que el de la directora del teatro.  Cuenta las malas lenguas que un día no llego a tiempo a una de sus citas con el máximo líder y lo dejo esperando por unas horas.  Esa fue su ultima cita con el todo poderoso.  Por supuesto no le falto nada hasta el comienzo de "periodo especial" que tubo que morder el cable como muchos mas.  La actriz ahora, en su vejez, recibe ayuda del gobierno de España y continua viviendo en el tremendo apartamento que le dio Fidel cuando ella, en privado, lo entretenía.   

Imagen de Anónimo

Y no sólo ocurrió a nivel del generalato. No se ahora, pero por lo menos hace un tiempo los empleados de las sucursales debían anotarse en ACOREC, quienes podían vetar al candidato sugerido por la representación. Muchas mujeres eran amantes de miembros del Concejo de Estado, y ocupaban plazas que les aseguraban un buen standard de vida.

Imagen de Anónimo

...ahora los censores e inquisidores de la moral y las buenas costumbres que aqui se reunen se atreven a juzgar y condenar de forma generalizada a todos los cubanos de la isla...como casi todos estan fuera de cuba,por suerte para cuba,se creen limpios y puros y opinan y censuran ...muchos seguro ya no recuerdan ,o no quieren recordar,su pasado de chivatiente,de hipocrita que renegaba de familiares y religion por beneficios y prebendas,tampoco recuerdan sus epocas de rateros ,bisneros y otras mierdas que deben haber hecho en el pasado para "sobrevivir" al comunismo...recuerden que los tejados de vidrio no aguantan las piedras...se que ahora muchos diran que siempre fueron rebeldes anticastristas y que nunca se embarraron de mierda...solo su conciencia sabra si se autoengañan....

Imagen de Anónimo

Anonimo de las 2.52 "No hay peor ciego que quien no quiere ver" o como dice Liborio, "el que nace para buey del cielo le caen los tarros", si es lo que tu ves de y en el artículo, pues míra, tu problema. Anónimo de las 6.11 ¿MEnos tu mamá y quien? Y de donde crees que salió la tele en colores y la lavadora?

Imagen de Anónimo

la prostitución está genial siempre k sea entre adultos y de mutuo acuerdo, sea cual sea el sexo de ambos. otra cosa es el negocio basado en la violencia k tipos sin escrúpulos se montan a partir de ella, gracias, aparte de su avaricia, a la mala educacion k la gente tiene al respecto.

Imagen de javier monzon velazques

Ciertamente en los paises "capitalistas", muchos duen~os obligan a veces a sus empleadas, so pena del despido, a satisfacer sus apetitos sexuales; eso tan criticado por los marxistas, y revolucionarios fidelistas en nuesttro caso, ha sido y  es, practica mas que frecuente en Cuba, donde funcionarios (que no son propietarios) colocados de dedo (como todo el mundo en este pais) por el gobierno, al frente de una institucion, comercio, oficina, etc., obligan a empleadas bajo su mando a acostarse con ellos; unas por oportunismo a ver que sacan (variante del jineterismo), y otras por necesidad, pues no pueden darse el lujo de ser botadas a la calle y al desempleo, asimilan la humillacion y acatan los deseos del "companero dirigente", un tercer grupo de mujeres no aceptan y son  despedidas. Todo esto ha sucedido y sucede, bajo la mirada complaciente de la Federacion de Mujeres Cubanas, que todo lo sabe, y que en lugar de salir en defensa de sus militantes obligadas a ese trafico sexual por los "cuadros revolucionarios", se dedicaba a protestar, por boca de Vilma Espin, cuando el aguardiente "Mulata" saco al mercado una botella de cristal que semejaba el cuerpo de una mujer, aduciendo que eso menoscababa la dignidad de las feminas; y lo otro que?  Que cara mas dura!!

Imagen de Anónimo

a cuba prostitutas revolucionarias, en eeuu democraticas, en inglaterra y espana monarquicas

Imagen de Anónimo

La prostitucion ha existido en todos los tiempos y en todas las naciones, de una forma u otra, se ha visto como una forma facil de hacer dinero. Vive como una pareja de casados caminaban, un italiano de turista en cuba les invito a unos tragos y le pidio que si la mujer pasaba una semana con el pues le pagaria unos 200usd, pues el caso es que la pareja muy conforme acepto, la cubanita paso su semana de fiesta y diversion y el esposo continuo su trabajo y al pasar la semana todo muy bien, recibio mucho mas que los 200 usd y aun siguen juntos. Para mi eso es pura prostitucion, pero no es un caso que solo sucede en nuestra isla, eso es una situacion internacional. Cuba no es el centro del mundo, ha de suceder muchas cosas tal y como suceden en todos los paises.

Imagen de Anónimo

Mariela Castro siguió el ejemplo de su madre, que se unió a uno de los guerrilleros, pero además se adaptó a las distintas épocas. Buscó amantes extranjeros, primero un chileno terrorista y luego un italiano capitalista.

Imagen de Armienne la Puta

Amantes y concubinas siempre han existido si no pregúntenle a los Borgia.