Jueves, 14 de Diciembre de 2017
01:08 CET.
Salud

Estudio utiliza el Período Especial cubano para explicar los 'beneficios' de la dieta y el ejercicio físico

Archivado en

El llamado Período Especial, la etapa económica más crítica que recuerdan los cubanos desde la llegada al poder de los Castro, ha sido utilizado por un grupo de científicos en un estudio sobre los "beneficios" de la dieta y el ejercicio físico en las enfermedades cardiovasculares y la diabetes.

El estudio ha sido publicado por el British Medical Journal. No tiene en cuenta el surgimiento de otras enfermedades como consecuencia del hambre, la alimentación deficiente y el estrés durante los años siguientes a la desaparición de los subsidios soviéticos.

Según la investigación, durante los años del Periodo Especial (eufemismo que utilizó el régimen de La Habana para nombrar la crisis) la población cubana experimentó "una pérdida de peso moderada (de unos 5,5 kilos de media)" y aumentó la práctica del ejercicio físico, informó el diario español El País.

Eso se tradujo en un descenso importante de la mortalidad por enfermedades coronarias y por diabetes, indicó el estudio, basado en datos recogidos durante 30 años entre la población de Cuba, según el diario.

La investigación fue liderada por Manuel Franco, profesor en la Universidad española de Alcalá y la Johns Hopkins (Estados Unidos), e investigador en el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) de España.

Participaron investigadores españoles, cubanos y estadounidenses, quienes determinaron que entre 1991 y 1995 la población cubana aumentó los niveles "de actividad física moderada".

El porcentaje de los que se declararon activos en esa etapa pasó del 30% al 80%. Esto se debió principalmente a la drástica reducción del transporte público, derivada de la falta de petróleo y de piezas de repuesto.

Al mismo tiempo, señaló la investigación, la ingesta calórica per cápita se redujo considerablemente, de 3.000 calorías diarias a 2.200, lo que se tradujo en una pérdida de peso generalizada.

De acuerdo con El País, los datos mostraron que, una vez superada la peor parte de la crisis, los cubanos volvieron a ganar peso, más del que habían perdido: la media subió nueve kilos entre 1995 y 2010.

En 1996, cinco años después del inicio del adelgazamiento forzoso, empezó a disminuir la mortalidad por diabetes. Esa tendencia se mantuvo hasta 2002, cuando volvió a subir. En el caso de las enfermedades coronarias, que se redujeron un 34% entre 1996 y 2002, las tasas de mortalidad se estabilizaron posteriormente. Dejaron de descender, pero no subieron.

Ni la "dieta" ni el ejercicio físico fueron elegidos voluntariamente por los cubanos y en la Isla se recuerda actualmente la etapa con el temor de que vuelva, sobre todo por la inestabilidad política en el nuevo puntal financiero de La Habana, Caracas.

No obstante, Franco opinó que el caso del Período Especial cubano "un ejemplo de libro de texto en la vida real".

El estudio ha demostrado que las estrategias de prevención no solo deben aplicarse a la población de riesgo, sino al conjunto de los ciudadanos, dijo.

Los datos con los que trabajaron los investigadores proceden de varias fuentes. El consumo diario de energía lo proporcionó la FAO, la actividad física salió de encuestas regionales y nacionales, etc., según El País.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 32 ]

Imagen de Anónimo

Este estudio es un insulto a la inteligencia humana, es como decir que los campos de concentracion fueron buenos para la salud porque evitaron que los prisioneros engordaran y por ende se evitaron enfermedades relacionadas con la obesidad. Cualquiera que vivio el periodo del 91 al 95 sabe del STRESS ocasionado por la falta de absolutamente todo que se vivio en Cuba en ese periodo, no habia NADA, ni jabon ni detergente ni comida, ni ropa ni zapatos, el agua habia que cargarla pues nunca habia corriente pa poner la turbina y por supuesto, ni hablar de la comida. Que ahora vengan unos sapingos devenidos en cientificos (instigados seguro por quien tu sabes) a decir que fue bueno para la salud de la poblacion, es un atropello a la razon.

Imagen de Anónimo

BONDADES DEL PERÍODO ESPECIALEstos estudios seguramente obviaron las muertes súbitas por paros cardiacos dada la desmineralización en el torrente circulatorio, los fetos deformes y abortos por desnutrición, las anemias que terminaron en degenerativas, llevando incluso a cirrosis hepática, así como otros graves trastornos del hígado por falta de glucógeno, ulceraciones del tracto digestivo por la ausencia de grasas imprescindibles que lo protegen, permitiendo la destrucción de los intestinos por ácidos gastricos y estercobilinógeno,  la caida en picada de las defensas antibacterianas, la concentración mortal de cetonas en la sangre producto de la abrupta descomposición de grasa tisular  en las persona de mayor peso, trastornos cerebrales que inducen a una endofagia primero discreta, después intensa, todas las bien conocidas secuelas de las avitaminosis y un largo etcétera, que se me escapan de la memoria, todas concomitantes con este tipo de desnutrición fulminante. Deben recordar estos "científicos" y "editores" que la destrucción biológica que causan las hambrunas están demasiado bien documentadas y que las propias autoridades cubanas lo consideraron un episodio trágico, felizmente superado.

Imagen de Anónimo

Oiganme, con todos mis respetos, a los h.de p. que hicieron este estudio los deberían mandar unos años a Cuba para que compren con la libreta de racionamiento, hagan las colas que hice yo, caminen los kilómetros que caminé yo, y se c... no se cuántas veces en la madre de Fidel Castro. ¿Eso adelgaza? Qué bueno, no lo sabía, yo lo que tengo es una úlcera del tamano de un dinosaurio. Maldito Fidel Castro

Imagen de Anónimo

Ha,ha, ha, !! Que risa, la verdad que todo es una burla, lo de Cuba no deja de ser patético.

Imagen de Anónimo

Los comentarios, en general, son magnificos. Los ordenadores castro-comunistas estan apagados. Tambien en Alemania, tras su derrota en la II Guerra Mundial, al igual que otros paises que han pasado por experiencias de destruccion y carencia de todo lo elemental y comida, pueden reportar beneficios forzados. Ahora surgiran otros cientificos comunistas que encontraran un lado bueno en la hambruna epidemica que sufren muchos pueblos de Africa. El British Medical Journal no merece ni el menor respeto.

Imagen de Anónimo

Tendria que haber una manera mas feliz de sacar a la luz libros de texto y no con el hambre y el desamparo de un pais otrora rico, luego dependiente del campo socialista, luego de venezuela y ahora en el limbo.  Lamento que los investigadores no hayan recogido ademas las cifras de las personas aquejadas con escabiosis (el nombre fino de la SARNA), beriberi o neuropatia tan extrema que muchos perdieron la vista en el "deportivo" periodo especial.  Que clase de estadistica sacaron estos cientificos?  A que centros medicos con estadisticas manipuladas los llevaron?  Saben estos cientificos que se conoce de un medico sancionado que incluso salia por la tele por decirle a los dirigentes que era la falta de alimentacion adecuada lo que provocaba la neuropatia?  Saben estos cientificos que hay hoy por hoy un medico sancionado y acusado de "disidente" por denunciar el incremento en   las muertes por cancer como resultado de la alimentacion precaria al cabo de 54 años de libreta de desabastecimiento?  Claro que las muertes por cancer no se recojen en la estadistica porque ponen como causa de  muerte  paro cardiorespiratorio que es el final del terminal de cancer. 

Imagen de Anónimo

?Y la cantidad de gente que murió y, aún sufre secuelas por , entre otros males, la neuritis hemotrrágica ya son memoria pasada y sn un ejemplo positivo? !Qué cruel y superficial  es todo ese seudo análisis! El Lapón Libre.

Imagen de Anónimo

Q se lo digan al tal Díaz Canel q por aquel entonces buscaba a la mujer estomatóloga ella en un policlínico a 27 km de Santa Clara en bicicleta parecía un espárrago y forrajeaba su litro de leche y viandas por ese pueblo q se llama San Diego del Valle en fin que después que cogió el cargo provincial en el PCC cambio labicicleta por un lada y la barriga y la palidez de la mala jama donde el fue parte del experimento le hizo bajar libras pero ya lo vimos después rojo de tanto camarón y langosta!! En fin q asco de despais porq el síndrome de Estocolmo lo padecimos muchos y otros todavía lo padecen y a gustoMaldio Fidel y el útero de Lina Ruz

Imagen de Anónimo

ay Dios mío, esa dieta de nuevo no! aunque para decir la verdad...no termina!

Imagen de Anónimo

Después de esto, debe el British Medical Journal publicar los estudios llevados adelante en los campos de concentración nazi, las hambrunas en China en la era Mao y en Corea del Norte, donde se llegó a consumir carne humana. Otro episodio también interesante para los científicos y la prestigiosa revista puede ser la hambruna durante el sitio a Leningrado. Imagino que encontrarán bondades también en estos horribles episodios.Muy lamentable que se viole la ética elemental de investigar a fondo los verdaderos resultados, donde las personas sufrieron las más atroces consecuencias por desnutrición crónica de tiempos de guerra. Ceguera, polineuritis, endofagia de los tejidos, y un largo etcétera, incluida la reducción de la talla de los nacidos en aquel período, un hecho conocido, estudiado y documentado por las propias autoridades sanitarias cubanas.