Martes, 12 de Diciembre de 2017
01:53 CET.
Entrevista de los lectores

Antonio G. Rodiles: «Somos parte activa de la transición, no solo observadores»

Desde la sociedad civil, el proyecto Estado de SATS intenta crear un espacio de participación ciudadana. Su director, Antonio G. Rodiles, responde a las preguntas de los lectores de DIARIO DE CUBA.

Omar Laffita: Ante todo, saludos y le digo que he visto sus programas y le aseguro que la entrevista a El Sexto ha sido una de las que más he disfrutado. Ahora bien, ¿qué tipo de estatus ya sea político o migratorio tiene usted, para poder desarrollar todo esos eventos de marcado contenido contestatario y pro-democráticos en el mismo seno de la dictadura? Debe ser de su conocimiento que el solo hecho de reunirse las Damas de Blanco en su sede de Centro Habana para un 'te literario', el gobierno orquesta olas de represión a manos de turbas paramilitares que ofenden, castigan y agreden a las mujeres allí reunidas, y que en algunas ocasiones terminan con detenciones y advertencias ¿Ha sido alguno de su eventos reprimido de esta manera tan brutal? ¡Muchas felicidades por Estado de SATS!

Gracias Laffita por su pregunta y seguimiento. Resulta evidente que la Seguridad del Estado ha establecido una forma de actuar selectiva en la que decide cómo atacar a cada individuo o proyecto según su perfil. En el caso nuestro la presión ha sido grande, pero usando estrategias distintas a la represión violenta. Estado de SATS no es el único en esa lista, hay otros proyectos que no han sido atacados con la violencia que han sufrido las Damas de Blanco. Puedo mencionarle el lanzamiento mensual, por más de un año, de la revista Voces, proyecto coordinado por Yoani Sánchez y Orlando Luis Pardo Lazo, o la periódica asesoría que brinda la Asociación Jurídica Cubana dirigida por el abogado Wilfredo Vallin. Tampoco es atacado con la misma violencia el trabajo que desempeña la comisión de derechos humanos dirigida por Elizardo Sánchez, por citar solo algunos ejemplos. Creo que la propia SE intenta manejar esta selectividad para generar conflictos entre los diferentes actores, objetivo que hasta ahora no ha logrado.

Después del segundo encuentro realizado en 2011, fui citado por la Seguridad del Estado, usando como pretexto mi condición migratoria. Mi posición fue muy clara, seguiremos haciendo SATS, la única forma de pararme será con mi detención. Esa ha sido mi posición y no cambiará. Estamos simplemente ejerciendo un derecho muy básico al que no renunciaremos de forma voluntaria.

La Seguridad nos ha tratado de frenar usando múltiples vías. En una lista publicada en DIARIO DE CUBA el año pasado, enumeramos los actos de intimidación y amenazas al equipo de trabajo, participantes y público asistente. Frente a mi casa, que es el espacio donde se realizan los encuentros, se encuentran instaladas de forma permanente dos videocámaras, y uno o dos carros policiales aparecen cada día en la esquina o al frente de la casa. Al lado se encuentran las oficinas del Acuario Nacional, que se han convertido prácticamente en un puesto de operaciones y vigilancia de la SE, y en medio de todo esto continuamos haciendo nuestro trabajo. En los últimos tiempos, dada la visibilidad del proyecto, se ha intentado crear una desconfianza hacia nosotros. Curiosamente ese trabajo de sembrar desconfianzas se realiza principalmente fuera de la Isla, aprovechando las características de algunos individuos. Dentro, el esfuerzo es apenas perceptible. La transparencia de los debates y la diversidad de los invitados y del público terminarán por desmontar ese nuevo intento.

Respecto a mi situación legal, como ya explicaba anteriormente, luego de varias citaciones y amenazas me fue retirado mi permiso de residencia en el exterior, actualmente no poseo carnet de identidad o documento de identificación, pues me negué a realizar ningún trámite que de alguna forma avalara esa arbitrariedad cometida como método de presión y chantaje.

Saavedra: Hola Rodiles, gracias por mantener contra viento y marea Estado de SATS, un proyecto verdaderamente plural por el que siento una profunda simpatía y respeto. Quisiera preguntarle si han invitado o han considerado invitar a miembros del gobierno y de sus múltiples mecanismos oficialistas para participar en los diferentes debates realizados. En tal caso: ¿a quiénes han invitado?, ¿cuáles han sido la justificaciones esgrimidas para no asistir? Sería muy bueno publicar esos datos para crear más conciencia ciudadana de cuán poco le interesan a los miembros de este (des)gobierno, ya casi eterno, someter a debate sus políticas y decisiones con la sociedad civil. Una segunda pregunta: ¿cree Ud. que los diferentes grupos que forman la oposición actual en Cuba cuentan con la suficiente unidad para hacer frente con éxito a la fuerte maquinaria gubernamental?, ¿qué piensa Ud. que les falta por lograr formar un frente común? Gracias por su tiempo. Saludos cordiales.

Muchas gracias Saavedra. Sí, hemos invitado a personas que están dentro de las instituciones oficiales. Preferimos ser discretos y no publicar nombres pues consideramos que debemos respetar las decisiones personales de cada quién y también para protegerlos. En la Cuba totalitaria el solo hecho de sentarse a hablar con nosotros constituye un problema, es por eso que la discreción es una pieza fundamental de nuestro trabajo. Sin embargo ese miedo va cediendo cada día, lo notamos en caras nuevas que comienzan a llegar a los encuentros, lo que sin dudas es un gran paso de avance.

Creo que desde la oposición, disidencia o activismo nos falta trabajar para encontrar más espacios comunes. Vivimos un momento crítico y es necesario que podamos tener una voz clara con respecto a nuestras demandas fundamentales como sociedad civil. Siento que ese momento no está lejano. Intentar una unidad forzada sería muy inmaduro, pero lograr cierto grado de consenso en diferentes puntos nos proporcionará un mayor impacto dentro y fuera de la Isla. Existe muchísima consonancia entre las demandas que salen desde los activistas y la sociedad en general.

Rodrigo Kuang: Rodiles, te felicito por el éxito de un proyecto que ya está sembrando pensamiento, inclusión y profundidad en la nueva Cuba. Tengo varias inquietudes que acaso no podré concentrar en una sola pregunta, pero intentaré no extenderme demasiado. Una de ellas es que me hables de las razones para invitar a Charles Barclay a debate, aun sabiendo que ese podía ser el subterfugio ideal para que algún bloguero talibán aprovechase para acusarlos de anexionistas y recibir dinero de EE UU. Por otra parte, ¿crees que las sesiones de Estado de SATS han calado en la población cubana más allá de una minoría con acceso a computadoras? De ser así ¿tienes conocimiento de intelectuales o artistas que eviten mezclarse con ustedes por miedo, aunque compartan su línea de pensamiento?

La invitación fue motivada por el tema a discutir. Previo a ese encuentro teníamos preparada una lectura de poesía con la participación del poeta cubano Juan Carlos Flores, el poeta norteamericano Hank Lazer y el saxofonista norteamericano Raffo Dewar. A estos dos últimos les fue "sugerido", la noche anterior, que no vinieran al encuentro. Esa fue la razón por la que organizamos un debate sobre los intercambios culturales y académicos Cuba-EE UU. Para este encuentro invitamos a un académico cubano conocedor del tema y actualmente dentro de las instituciones oficiales, el cual rechazó la invitación, a Charles Barclay por la Sección de Intereses y a Miriam Celaya, Julio Aleaga y Alexis Jardines, todos bien empapados en el tema de los intercambios, por haber estado con anterioridad vinculados profesionalmente con universidades e instituciones culturales. La idea era discutir con la mayor claridad y transparencia un tema que hoy genera bastante polémica.

Un punto importante de nuestro proyecto es no ajustarnos a los dogmas, romper constantemente con visiones impuestas por el gobierno; pensamos que como individuos libres debemos generar nuestra propia dinámica, nuestros propios presupuestos, que rebasen los arcaicos discursos que durante tanto tiempo han utilizado, y uno de ellos es el consabido estribillo de que todo el que tenga relación con funcionarios de la SINA es mercenario al servicio de una nación extranjera. Estado de SATS se arroga el derecho de interactuar con todos y está abierto a todos.

Y sí, por supuesto, existen muchas personas dentro de las instituciones, con las que hemos tenido largas conversaciones y que nos han manifestado su deseo de participar, pero que al mismo tiempo prefieren no exponerse. Esa situación irá cambiando, estamos seguros, pero tendremos que seguir trabajando con seriedad para lograr tirar la barrera del miedo. Confío en que lo lograremos, nada puede frenar el deseo de libertad de una sociedad.

Luis Manuel González Viltres: Hola Rodiles, he visto muchos de sus programas y realmente me han gustado y he aprendido algunas cosas que ahora veo con más claridad, solo hay un programa donde no comparto su idea y es la de indemnizar a los cubanos que les nacionalizaron sus propiedades con el triunfo de la revolución. Mi pregunta es: ¿no le parece que sería mejor empezar de cero sin rencores y una democracia nueva? Sabemos que de este lado todo no se ha hecho bien, como por ejemplo las bombas en los hoteles de La Habana ordenadas por Luis Posada Carriles, gracias anticipadas.

Gracias Luis Manuel. Creo que un proceso de reconstrucción como el que necesita nuestro país será muy complejo. El punto fundamental es lograrlo con la mayor dosis de justicia. El tema de los derechos de propiedad y las compensaciones ha sido manejado con éxito en muchas transiciones y confío en que nosotros también podremos lograrlo.

No creo que se deba mezclar el derecho legítimo de algunos propietarios —que no obtuvieron sus bienes producto de la corrupción o el robo— a reclamar una indemnización, con la justicia legal aplicada a quiénes hayan cometido actos violentos.

La responsabilidad legal sobre todos aquellos implicados en hechos de sangre, ha terminado convirtiéndose en uno de los dilemas principales de muchas transiciones. Hechos como la voladura del avión de Cubana o el hundimiento del remolcador 13 de Marzo, son asuntos pendientes que necesitan ser totalmente esclarecidos, afincando responsabilidades legales. Los crímenes y violaciones a los seres humanos no prescriben y todos debemos tener bien claro que la vida humana es sagrada y las leyes deben ser aplicadas con total rigor a los que violan este principio.

Ariel Pérez: Rodiles: Disculpa la franqueza pero he notado un descenso de la altura académica inicial de tu proyecto, donde se hablaba de los problemas cubanos desde una perspectiva universal, digamos desde la globalización. ¿No temes que Estado de SATS se convierta en un simple espacio catárquico entre otros que ha tenido la disidencia en vez de un verdadero 'tanque pensante' como fue pensado desde el inicio? ¿Cuáles creen que serían las fortalezas y debilidades de tu proyecto?

Gracias Ariel. No comparto tu visión con respecto al descenso del nivel inicial. Creo que hemos discutidos muchos temas y cada uno ha tenido enfoques distintos. Hay tópicos que deben ser más 'aterrizados' que otros y eso es algo natural. Tratamos por todos los medios disponibles de buscar visiones más universales, pero al mismo tiempo ubicadas en nuestro contexto.

Es importante mencionar que nunca nos hemos reconocido como un 'tanque pensante' tradicional asentado en una sociedad democrática, en nuestro caso vivimos dentro de una dictadura y nuestro trabajo tiene un carácter sui generis. Nuestro interés va encaminado a ser un canalizador del pensamiento y actuar democrático, no solo un espacio de análisis y propuestas. Somos parte activa de la transición, no solo observadores.

Las principales fortalezas de nuestro proyecto son la transparencia y la pluralidad. Otra, nuestro deseo de vivir en un país distinto, moderno, libre. Este firme deseo nos ha permitido crecer y sostenernos.

Debilidades del proyecto: La dificultad para comunicarnos libremente con el exterior, el acceso libre a un internet rápido, las dificultades económicas y tecnológicas, la inercia y el miedo que aún subsisten en Cuba.

AnonyGY: Antonio, me gustaría saber tu correo, en caso  que queramos contactar. Si no lo quieres publicar, lo entiendo. ¿Cómo es la organización y preparativos de un programa de SATS? Quiero felicitarte por el trabajo que hacen tú y tu equipo, siento envidia de no poder estar allí con ustedes y compartir de sus encuentros. Les seguimos en sus videos. Ustedes son mi esperanza de cambios.

Gracias. El correo es estadodesats@gmail.com. Nuestro grupo de trabajo está constituido por un núcleo pequeño de amigos. Sin embargo cada encuentro propicia la participación de muchas personas que se brindan como voluntarios para ayudar en la organización y funcionamiento. Algo que es importante resaltar es el grado de sincronía que va existiendo en los sectores más activos de la sociedad cubana. Cada encuentro que hemos realizado ha sido una magnífica ocasión de ver cómo la gente disfruta ser parte de los nuevos espacios de libertad.

La preparación es ardua e implica muchos aspectos que van desde múltiples visitas a los posibles invitados, el guión, la promoción, producción, hasta la búsqueda e instalación de los medios técnicos. En la actualidad se observa un proceso de colaboración muy interesante entre distintos proyectos independientes que ayuda a aligerar el gran  esfuerzo que requiere armar un espacio como este, sin embargo los recursos siguen siendo fundamentales para lograr un producto de calidad. Esa colaboración con otros proyectos nos ayuda a rebasar las fuertes limitaciones que tenemos.

Ernesto López: Una inmensa y abrumadora mayoría de cubanos dentro y fuera de la Isla están en armonía con un mismo pensamiento, que no es otro que la repulsa al régimen. Sin embargo estamos como maniatados. En su opinión, ¿que podría aglutinar la conciencia, el pensamiento y la voluntad de acción del ciudadano cubano antes el statu quo? Tal vez comunicación, libre información, libre expresión, asociación, cultura política… Gracias.

Gracias Ernesto. Es algo difícil de definir…, creo que lo principal que debe de ocurrir es que los cubanos sintamos una profunda necesidad de vivir en libertad. Siento que ese despertar ya está sucediendo, sales a la calle y ves que las personas van perdiendo el miedo a hablar y la inmensa mayoría comienzan a expresar abiertamente su descontento con el sistema. En Cuba ha existido un largo tiempo de hipnotismo del que comenzamos a salir, hay factores externos que inciden fuertemente y uno de ellos ha sido la irrupción, aún pequeña pero muy efectiva, de las nuevas tecnologías.

J. Pereira: Le envío un afectuoso saludo desde Europa, quisiera decirle que valoro mucho el trabajo que está desarrollando en Cuba y deseo que sea muy fructífero en cuanto al cambio del rol de la sociedad civil en la Isla. Ahora las preguntas, bajo mi punto de vista (para que nadie se sienta ofendido), Ud. que está en el verdadero monstruo, ¿podría explicarnos cómo es posible desarrollar su proyecto en ese entorno hostil? ¿Es porque realmente estamos viviendo una transición en la Isla? ¿Cómo llega la información al cubano de a pie de las actividades promovidas por Estado de SATS? Discúlpeme si son preguntas a las que ya ha respondido en otras plataformas. Creo que Estado de SATS ha marcado un punto de inflexión. Un fuerte abrazo.

Como ya explicaba anteriormente creo que la Seguridad del Estado ha decidido usar distintas estrategias con distintos grupos. Este carácter discrecional lo usa también como vía de crear conflicto, frente a una realidad que cada día se le muestra menos dócil.

En el caso nuestro, desde un principio usamos las nuevas tecnologías como método de difusión y a la vez de protección. No solo ponemos en YouTube los encuentros, sino también los repartimos en DVD's y estos circulan por todo el país. Muchas veces nos asombra recibir correos desde distintas zonas de la Isla de personas que han visto al menos uno o dos encuentros de Estado de SATS y que preguntan por el proyecto, cómo pueden conseguir toda la información. La visibilidad es cada día mayor y eso evidentemente genera que la represión tenga un mayor costo político. Las nuevas tecnologías son herramientas vitales para el trabajo de la sociedad civil.

El Lapón Libre: Estimado Rodiles, antes que todo quiero darle las gracias a usted y a su equipo de trabajo por ese espacio tan maravilloso que han creado. ¿Por qué siendo ustedes tan críticos con el sistema no les han intervenido el local de reuniones a la fuerza? Cuando salen a la calle, ¿sienten apoyo popular, aunque sea en forma de sonrisa confabuladora? ¿No se han detenido a pensar hasta dónde puede llegar el límite de sus osadías? ¿No creen que la invitación a tanta personas y disidencia en general a sus programas puede dar lugar a que se les filtren agentes espías? ¿En una Cuba libre y democrática qué profesión le gustaría desempeñar? ¿No han tenido en cuenta cómo han funcionado mal los cambios en muchos de los países de la Europa de Este para que esos errores no se repitan en Cuba? Muchas gracias por dedicarme parte de su valioso y limitado tiempo.

Irrumpir en un domicilio donde se realizan debates públicos, exposiciones, muestra de cine y donde no se incita a la violencia, ni se recurre a los ataques personales, tendría un costo político elevado. La violencia contra intelectuales, artistas y un público interesado en esos temas, sería una acción que traería la condena de muchos. Sin embargo nunca hemos descartado una posible acción de este tipo, para la cual estamos preparados, ya comentaba en otra pregunta que cada encuentro se realiza bajo un despliegue operativo de la Seguridad del Estado en las oficinas del Acuario que se encuentran al lado de la casa y muchos asistentes han sufrido presión al salir de los encuentros por policías ubicados en los alrededores, todo esto sumado a las cámaras de vigilancia y dispositivos de escucha y los teléfonos fijos y móviles "pinchados". Esperamos que nunca tomen la decisión de intervenir violentamente pues sin dudas las consecuencias serían impredecibles. Sabemos que siempre hay agentes de la Seguridad enmascarados dentro de nuestro espacio, algunos son muy malos actores, vienen, toman muchas fotos, demuestran interés o hacen preguntas aparentemente ingenuas, pero eso no nos inquieta, el espacio es abierto a todos y todo el que desee participar lo puede hacer siempre que respete las reglas del debate. No hay nada que ocultar y eso nos da mucha tranquilidad.

En muchas ocasiones he tenido la agradable sorpresa de ser identificado por personas en la calle, en los sitios más inverosímiles, en una ponchera, en un agromercado, en el aeropuerto, se me han acercado y con cierta complicidad me preguntan, por lo bajo, ¿usted no es el del programa de SATS? Y siempre felicitan, ofrecen puntos de vista o temas a tratar y piden cómo obtener todos los "programas"; así les llaman. Han sido experiencias muy simpáticas, muy buenas, que nos retroalimentan, dan satisfacción y aliento y nos confirman que la expansión de nuestro trabajo está ocurriendo aunque, por supuesto, tenemos mayores expectativas.

Nuestro propósito es muy claro, ser parte del proceso democratizador de nuestro país y hacia allí está enfocado nuestro esfuerzo. Reinventarnos constantemente es una de nuestras premisas, al igual que mantener un ritmo constante en lo que producimos.

Nos encantaría ampliar SATS por toda la Isla, ayudar a crear espacios que promuevan el pensamiento democrático desde distintas perspectivas. Algo que me fascina de las sociedades modernas es lo amplias que son, mostrando un increíble grado de complejidad. En algún momento me resultó difícil poder visualizar este hecho, pero una vez comprendido se convirtió en una guía de trabajo.

La política siempre me ha interesado, desde niño me sentía atraído por estos temas y como soy amante de la polémica pues me siento como pez en el agua. Mis estancias por México y los EE UU ampliaron grandemente mi perspectiva sobre el mundo en que vivimos, ambos países son muy disímiles y de ambos hay importantes experiencias que tomar.

Lamentablemente en nuestro país la posibilidad de hacer política ha sido borrada. Sin embargo, es evidente que una nueva época se abrirá y la política será nuevamente parte de nuestra sociedad. Soy de los que piensa que el ejercicio de la política debe realizarse por un periodo corto, las sociedades son muy dinámicas en la actualidad y se necesita tiempo de estudio para entenderlas, el ejercicio de la política es algo que envuelve y quizás no deja percibir ciertos cambios en toda su magnitud.

La forma de evitar errores ya cometidos en otras transiciones es estudiándolos. Cada país tiene sus características y la nuestra se está comportando algo distinto a lo esperado.

¿Quién hubiera esperado que la jerarquía eclesiástica se convirtiera en aliada del gobierno?

Lo principal de una transición, como proceso de gran alcance, es que incluya a la mayor cantidad de actores y ciudadanos, solo así podrá ser exitosa. Las posibilidades de fallar son muchas, sobre todo si partimos de una situación tan desastrosa como la que vivimos.

Sin embargo si nos asentamos sobre conocimientos ya probados los resultados no demoraran mucho en llegar. Todo dependerá de cómo nos enfoquemos y en manos de quiénes caiga el poder. Si la elite gobernante y sus herederos logran transmutar, el resultado será desastroso.

Ernesto Gutiérrez Tamargo: Antonio ante todo felicitarte porque dentro de Cuba abres un espacio de libertad para la sociedad civil. Preguntas: ¿Cuentas con algún apoyo oficial u oficioso para poder emitir, editar o producir Estado de SATS? ¿Qué significa Estado de SATS? ¿Te defines como un disidente, un opositor o un contestatario? ¿Tienes algún proyecto político económico para desarrollar en la Cuba presente y futura? Gracias.

Me sorprende tu pregunta, apoyar nuestro proyecto implicaría sin dudas un acto de autodestrucción. El poder nunca apoyaría espacios como el nuestro, donde el libre pensamiento, la diversidad y la transición hacia otro sistema son precisamente sus principales presupuestos.

Nuestro objetivo es la democratización de nuestro país y trabajamos en él a tiempo completo y haciendo uso de todas nuestras capacidades.

Desde el inicio de SATS la ayuda ha sido total. El primer encuentro en el verano del 2010 hubiera sido imposible sin la intervención de Omni Zona Franca y un grupo de intelectuales y artistas que pusieron todo su empeño en la organización. Y así continúa, el apoyo con el que contamos es el de muchos amigos siempre dispuestos a colaborar.

Me defino como un hombre libre que vive en una dictadura. En ese contexto uno se convierte en disidente, opositor y cualquier calificativo que implique la negación de un poder impuesto y arbitrario.

Deseo participar en la reconstrucción de mi país aportando mis conocimientos y mi trabajo. En varios programas del Foro de Análisis comento mi visión sobre una Cuba futura. Me gustaría recalcar que veo a Cuba como un país de instituciones democráticas. Debo confesar que soy enemigo de los mesianismos y los concibo como parte de un pasado que debe enterrarse con urgencia. El mesianismo no solo afecta a las sociedades a nivel global sino también a los individuos, provocando una falta de autonomía que termina por aniquilar el carácter creativo y emprendedor, elementos básicos de cualquier sociedad madura.

El trabajo para cambiar Cuba debe empezar por movilizar a esa variedad de seres y caracteres que se sienten parte de esta nación y que entienden la urgencia de colocarnos en un contexto globalizador. Un proceso de reinvención que debe ser impulsado desde muchos ángulos.

Waldo: ¿Cuáles son los vínculos de tu padre Antonio Rodiles y tu tío, el General de División Samuel Rodiles Planas, con Estado de SATS?

Mi padre es Manuel G. Rodiles Planas. La relación suya con este proyecto es la de espectador. En todos los encuentros está sentado en primera fila escuchando con mucha atención los debates y discusiones.

Está claro que Samuel Rodiles Planas no tiene absolutamente ningún vínculo con nuestro trabajo, ni mantenemos ningún contacto personal.

Para nadie es un secreto que la llamada revolución cubana ha sido un proceso marcado por las divisiones familiares por motivos de diferencia de pensamiento y actuar político. Mi familia no ha sido una excepción. La incondicionalidad política a un caudillo demente ha originado un daño gigantesco a la familia y a toda la sociedad cubana. Tantos conflictos dolorosos, tantas separaciones y lejanías para llegar al desastre que hoy vivimos, es una gran pena.

Ricardo Palma: Eludiendo, en la medida de lo posible, generalizaciones tales como 'tendríamos primero que reunirnos todos y conocernos bien' o 'es necesario un consenso', le agradecería mucho su opinión sobre quién o quienes deben ser los más indicados (o mejor, los más necesarios) para llevar adelante la transformación del sistema político cubano, y por qué. Muchas gracias de antemano.

Gracias Ricardo. Es una pregunta muy amplia. Pienso que el cambio debe hacerse desde la sociedad civil, procurando la mayor participación posible. Sería muy provechosa la creación de muchos espacios que propicien un diálogo abierto sobre el país que deseamos. Los cubanos que viven fuera de la Isla serán vitales. Insertarse en un mundo desconocido donde tienes que crear tu vida, tus relaciones, donde debes entender una dinámica distinta, son experiencias de extrema utilidad e imposibles de desaprovechar.

Ana María: Se ve en Cuba una situación de debate intelectual sobre la realidad como la que ustedes promueven, se escucha un discurso crítico y un análisis sin retórica sobre la cultura y la vida política desde distintos grupos y representantes de la sociedad, incluyendo elementos de la intelectualidad oficialista. Pero son pequeños grupos que apenas llenan unas aulas. Y sin embargo los cubanos en general tienen un comportamiento primitivo, parecen renuentes a tomar en serio la realidad que los aplasta, son más dados al relajo y a las tonterías que a la reflexión y al análisis de su condición existencial. Prefieren la práctica de la doble moral a enfrentar las verdades, prefieren resolver sus necesidades en la urdimbre de la corrupción y el robo que desafiar el sistema deprimente que les obliga a delinquir. Prefieren ser partícipes de la represión, de la chivatería, de los actos de repudio, de la bajeza moral que mostrar respeto y dignidad por los demás. Mi pregunta entonces es: ¿se puede contar con una masa así tan insensible y sin principios cívicos y éticos para llevar adelante algún proyecto lógico y racional que deba recurrir a valores que el pueblo no posee? ¿Cree Ud. que, a corto plazo, y abocados los cubanos hacia una transición social y política, será posible inculcar valores éticos, cambiar la mentalidad de rebaño, desmantelar la herencia negativa del castrismo, la inmoralidad, la simulación y promover una nueva sicología social, una nueva mentalidad de nociones cívicas y constructivas? Muchas gracias, admiro enormemente el trabajo que hace por el país y por el futuro.

Gracias Ana. Cuando escucho a los que abogan por una transición conducida por la cúpula gobernante, me pregunto si están llenos de ingenuidad demencial o de un cinismo obsceno.

He aquí mi temor de encaminarnos hacia una transición pactada a la medida del poder, un poder corrupto y harto mediocre. Si esto sucediera, terminaríamos en un terrible escenario, al peor estilo tercermundista.

Como argumentas, el mayor daño ha sido al individuo. Cuba se ha desangrado y es algo muy doloroso. Sin embargo creo que todavía hay un capital humano muy valioso dentro de la Isla. Por otra parte, muchos cubanos que han escapado de esta pesadilla están dispuestos a colaborar en la reconstrucción del país, lo cual garantiza no solo la posibilidad de inversiones sino de un conocimiento práctico.

Del trabajo que hagamos en el desarrollo de la sociedad dependerá la recuperación de valores éticos perdidos en este largo proceso. La Cuba post totalitaria es un enigma para todos, pero te confieso que mi optimismo es total, sobre todo si nos movemos por el camino de una democracia auténtica.

Les agradezco a todos los que han enviado sus preguntas y a los amigos de DIARIO DE CUBA.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.