Martes, 16 de Octubre de 2018
Última actualización: 00:30 CEST
Innovación

¿Montar bicicleta sobre el agua? Con Hydrofoiler XE-1 será posible

La bicicleta Manta 5 Hydrofoiler XE-1. (MANTA5NZ/FACEBOOK)
La bicicleta Manta 5 Hydrofoiler XE-1. (MANTA5NZ/FACEBOOK)

La bicicleta es un medio de transporte económico y ecológico, está de moda en grandes y pequeñas ciudades, gusta tanto a los niños como a los adultos. La primera bicicleta de la historia se construyó en Francia a finales del siglo XVIII, se impulsaba con los pies porque no tenía pedales. Más de dos siglos después este objeto cobra una nueva dimensión: esta vez sí tiene pedales pero, en cambio, no tiene ruedas, se trata de Manta 5 Hydrofoiler XE-1, la primera hidrobicicleta que existe.

Más de seis años han sido necesarios para que la Hydrofoiler XE-1 vea la luz con unas prestaciones únicas, indica El Economista.

"El funcionamiento es similar al de una bicicleta de carretera, ya que es necesario pedalear compulsivamente para que el artilugio se mantenga estable y en movimiento. No obstante, la Manta 5 Hydrofoiler XE-1 también dispone de un pequeño motor, muy silencioso, que funciona a través de un sistema de propulsión y permite que se pueda arrancar la bicicleta directamente sobre el agua", explican.

Según el sitio Todomountainbike.net, "la Manta Hydrofoiler XE-1 combina un sistema de asistencia eléctrica al pedaleo de 400W de potencia con la eficiencia de unos patines hidrodeslizantes. El cuerpo de la bicicleta está fabricado en aluminio 6061-T6, con hélice e hidrodeslizadores en fibra de carbono, logrando un peso total de 19.9 kilogramos para el conjunto completo". 

"En lo que respecta a la capacidad de la batería, la Hydrofoiler XE-1 ofrece una autonomía de hasta 80 minutos de uso, incluyendo la posibilidad de cambiar la batería al vuelo gracias a un accesible y bien pensado diseño", indican. 

La bicicleta posee un manillar que funciona a modo de timón para lograr una experiencia de "navegación" óptima. 

La idea de crear esta bicicleta acuática es de los neozelandeses Guy Howard-Willis y Roland Alonzo, quienes mezclaron la tecnología de los barcos de vela que vieron en la Copa de América de 2010 con el ciclismo. La bicicleta recurre a un hidroplano que ha sido diseñado por un equipo de ingenieros aeronáuticos, con el objetivo de mantenerse en pie sobre el medio acuático.

Además, la Manta 5 Hydrofoiler XE-1 es una bicicleta compacta, ya que se puede plegar y cabe en el maletero del coche. 

La empresa de Nueva Zelanda lanzará una edición limitada de la hidrobicicleta, que verá la luz a partir de noviembre de este año. No obstante, ya es posible acceder a la preventa y realizar una reserva. El precio de venta será de algo más de 4.350 euros.

El sueño de cruzar ríos, lagos y mares sobre una bicicleta ya casi es un hecho, y quizá también el origen de un nuevo deporte: el ciclismo acuático.