Miércoles, 24 de Julio de 2019
Última actualización: 01:51 CEST
VENEZUELA

Maduro dice que desmanteló un 'plan golpista' que incluía su asesinato

Nicolás Maduro. (EFE)

El Gobierno de Nicolás Maduro dijo este miércoles que desmanteló un "plan de golpe de Estado" que se desarrollaría los pasados días 23 y 24, tras 14 meses de planificación, y acusó al presidente colombiano, Iván Duque, de ser promotor de estas acciones que incluirían magnicidio y por las que ya hay varios detenidos.

El ministro de Comunicación venezolano, Jorge Rodríguez, dijo en una alocución televisada que un grupo de exmilitares de las Fuerzas Armadas planeó durante 14 meses la toma del poder por vías violentas, así como el asesinato de los principales líderes del chavismo, entre ellos el gobernante Nicolás Maduro, reportó EFE.

De acuerdo con Rodríguez, en estas acciones, coordinadas desde República Dominicana por el exmilitar venezolano Eduardo José Báez Torrealba, participarían combatientes israelíes, estadounidenses y colombianos, quienes integrarían tres grupos encargados de asesinar a la plana mayor del régimen de Maduro.

Explicó que la rebelión, para la cual se habían contactado a oficiales de todos los componentes, incluía también la toma de bases militares y del palacio presidencial de Miraflores, desde donde despacha Maduro.

Una vez alcanzado el poder, los insurrectos proclamarían como presidente de Venezuela al general Raúl Baduel, un antiguo aliado del chavismo que fue enviado a prisión en 2009 bajo acusaciones de corrupción.

Rodríguez señaló que el Gobierno conoció los planes por investigaciones de los órganos de Inteligencia y porque muchos oficiales que fueron contactados para sumarse a la conspiración informaron a sus superiores "en tiempo real".

Asimismo, informó que Venezuela solicitó a República Dominicana la captura y entrega de Báez Torrealba, y que los órganos de Seguridad tienen en su poder 56 horas de grabaciones en las que se ven y escuchan a los principales líderes del golpe de Estado frustrado como coordinan las acciones.

"Estuvimos en todas las reuniones (con un agente infiltrado) para planificar los golpes de Estado, estuvimos en todas las conferencias", dijo antes de aseverar que el Gobierno sabe "con quién habla, cómo habla y qué es lo que habla" Báez Torrealba.

Rodríguez también acusó a varios líderes de la región, entre ellos el presidente colombiano, Iván Duque, de promover revueltas militares en Venezuela, un país aquejado por una severa crisis.

Maduro amenaza con ser 'implacable'

Por su parte, Nicolás Maduro advirtió este miércoles que será "implacable" si ocurre un intento de "golpe fascista" y amenazó con radicalizarse, tras reiterar la denuncia del supuesto plan conspirador desmantelado la semana pasada.

Durante un acto junto a militantes del chavismo, transmitido de manera obligatoria por radio y TV, Maduro advirtió: "seríamos implacables en una contraofensiva revolucionaria a un intento de golpe fascista".

Enfatizó que "lo que puede venir, no lo tomen como advertencia o como amenaza, lo que puede venir es una revolución más radical, una revolución más profunda".

El gobernante informó que las autoridades están capturando a los militares activos y retirados, funcionarios policiales y civiles que participaron en ese supuesto "plan golpista".

"El ministro Jorge Rodríguez apenas ha mostrado el 1% de todo lo que tenemos", dijo.

Maduro aseguró disponer de "más de 56 horas" de grabaciones de los involucrados en el supuesto complot y que, tras un largo seguimiento de 14 meses, dio "la orden de detenerlos a todos".

Atribuyó el fracaso de este fallido levantamiento a "la tremenda moral y conciencia de los oficiales, del 99,99% de la oficialidad del país".

Entre los supuestos planes de los conspiradores, que enumeró Maduro, además del asesinato de la plana mayor del Gobierno y de generales de la FANB, estaría la "masacre" de los llamados "colectivos" chavistas o la colocación de artefactos explosivos para "destruir los servicios públicos".

Maduro hizo referencia a las declaraciones del presidente del Parlamento, Juan Guaidó, quien afirmó que el líder chavista saldría "por las buenas o por la malas", y se preguntó "¿las malas significa el asesinato del presidente?, ¿el asesinato de dirigentes populares?, ¿colocar bombas?, ¿matar?".

Venezuela atraviesa un período de tensión política, desde que en enero pasado Maduro se juramentó para un segundo período tras haberse impuesto en unas elecciones el año pasado que la oposición considera fraudulentas, por lo que Guaidó asumió como presidente encargado y luego recibió el reconocimiento de más de 50 países.