Miércoles, 21 de Agosto de 2019
Última actualización: 16:06 CEST
Venezuela

Raúl Castro alivia las tensiones de Maduro, asegura exjefe de Inteligencia venezolano

Cristopher Figuera y Nicolás Maduro. (EFE)

El antiguo jefe de Inteligencia de Venezuela, el general Manuel Ricardo Cristopher Figuera, llegó este lunes a Estados Unidos con un "tesoro": los secretos de Nicolás Maduro, aseguró el diario The Washington Post.

Figuera, que había estado dos meses escondido y protegido, acusó al Gobierno venezolano de negocios ilegales de oro, de la presencia de células de Hezbolá en Venezuela y de la influencia del régimen cubano sobre Maduro.

El exjefe del temido Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) aseguró en su testimonio que Raúl Castro puede interferir en la actividad del gobernante venezolano.

"Raúl era como un asesor para Maduro. Si estaba en cualquier reunión, podía ser interrumpida si Castro llamaba", dijo.

"Apagones paralizaron el territorio venezolano en marzo. Figuera y otros oficiales estaban en una reunión con Maduro cuando Raúl Castro llamó. Maduro agarró el teléfono y se fue a una esquina del cuarto para hablar con el expresidente de Cuba. Cuando terminó la llamada, Maduro parecía aliviado. Castro había prometido enviar un equipo de técnicos cubanos para ayudar a resolver el problema", refirió al periódico.

Figuera confirmó lo que ha sido denuncia constante de diversas figuras de la oposición y del propio chavismo, pero que La Habana ha negado rotundamente: que agentes cubanos están a cargo de la seguridad de Maduro.

"Maduro mientras tanto confiaba su seguridad personal en 15 o 20 cubanos. Algunos eran guardias militares. Pero tres cubanos, 'los psicólogos', eran asesores especiales que analizaban los discursos de Maduro y su impacto en el público", aseguró el diario.

"Figuera se reunía con Maduro varias veces a la semana, con el gabinete. Pero cuando solicitó una reunión privada con él este año, entendió que tenía que pasar por 'Aldo', un cubano", agregó The Washington Post.

Esta información se basa en doce horas de entrevistas exclusivas con Figuera, las primeras que concede el exmilitar a un gran medio de comunicación.

Los secretos que Figuera conoce

The Washington Post indicó que la oposición venezolana y los estadounidenses "han celebrado una parcial victoria con la deserción de Figuera", porque evidencia "que han sido efectivos y que su esfuerzo se mantiene vigente incluso después del levantamiento militar fallido".

Figuera dijo que su trabajo al frente del SEBIN le hizo ver la "podredumbre" dentro del Gobierno de Maduro. Denunció que comenzó a investigar una compañía creada por un asistente del hijo de Maduro, quien había establecido un monopolio comprando oro barato a mineros del sur del país, para venderlo a precios elevados al Banco Central.

Agregó que también obtuvo información de que en Venezuela operan grupos irregulares con la protección del Gobierno, entre ellos el colombiano Ejército de Liberación Nacional (ELN), que ayudaría en la defensa en caso de invasión del país.

También se refirió a la presencia de Hezbolá en Maracay, Nueva Esparta y Caracas, presuntamente ligada a "negocios ilícitos para financiar operaciones" en Medio Oriente. "Descubrí que los casos de narcotráfico y de guerrillas no debían ser tocados", explicó Figuera.

The Washington Post subrayó que Figuera envió un mensaje a Maduro en abril en el que describía la situación del país como "deplorable" y le sugería que convocara elecciones, pero el presidente venezolano le llamó "cobarde, derrotista", lo que, según aseguró, fue "el punto de quiebre, tenía que actuar".

Optimismo en EEUU

El enviado especial de EEUU para Venezuela, Elliott Abrams, aseguró este martes que espera que la llegada al país de Figuera anime a otros funcionarios del Gobierno de Nicolás Maduro a tomar la misma decisión.

"Cuando (Figuera) abandonó el régimen le quitamos las sanciones. (...) Ahora va a decir cosas sobre el régimen que quizás para otros funcionarios (venezolanos) sean desconocidas y que puedan ayudar a cambiar su opinión", argumentó Abrams en una rueda de prensa en la sede del Departamento de Estado, según EFE.

El diplomático explicó que Figuera no se encuentra "bajo detención" en Estados Unidos, aunque expresó interés por parte de las autoridades estadounidenses de dialogar con él sobre Maduro y Venezuela.

"No está bajo detención, es un hombre libre. Me gustaría hablar con él, tanto yo como otras autoridades. Tiene muchas cosas interesantes de las que hablar sobre Maduro y la vida en Venezuela", dijo.

El diplomático señaló que el Gobierno estadounidense no ha sido el responsable de la llegada del general Figuera al país, pero reconoció que está "feliz" de que el exmilitar se encuentre en Estados Unidos.

Figuera, de 55 años, ha reconocido como presidente legítimo de su país a Juan Guaidó, líder de la oposición, aunque sigue siendo de corazón "chavista", pues fue durante una década el jefe de seguridad del fallecido presidente Hugo Chávez.

El que fuera director del Sebin apuntó en la entrevista que no se arrepiente de haberse levantado contra Maduro, pese a que el intento de sacar a este del poder fracasó y se puso en manos de agentes estadounidenses en Colombia.

1 comentario

Imagen de Balsero

Tiene muchísimo más para decir: narco tráfico, lavado de dinero, extorsiones, tráfico de personas, etc. Hay un tema cada vez más mencionado por la Oposición venezolana y es la cantidad de empresas manejadas por cubanos que están en Caracas, para hacer negocios ilegales.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.