Miércoles, 20 de Marzo de 2019
Última actualización: 08:47 CET
Venezuela

El régimen cubano no entendió que la propuesta de Castro para Venezuela 'iba a fracasar'

Heinz Dieterich, consierado el ideólogo del 'Socialismo del siglo XXI'. (GETTY)

Uno de los grandes errores de Nicolás Maduro fue seguir el consejo de Fidel Castro, opinó Heinz Dieterich, considerado el ideólogo del llamado "Socialismo del siglo XXI", en una entrevista con la cadena alemana de información para el exterior Deutsche Welle (DW).

"Cuando Hugo Chávez se enfermó y era previsible que necesitaría a alguien que continuara su proyecto histórico, había dos propuestas. Lula, que entonces estaba al frente del Gobierno en Brasil, decía que el Gobierno de Venezuela era tan débil que tenía que hacer alianzas con la burguesía nacional para desarrollar el país y con un éxito económico poder hacer reformas más profundas para la revolución. Fidel Castro, en cambio, decía que Maduro tenía que radicalizar la revolución, y que no debía hacer compromisos con la burguesía, porque lo acabarían traicionando", explicó Dieterich.

"Ese fue el gran viraje, a mi juicio erróneo. Maduro decidió seguir la propuesta de Fidel. El segundo gran error fue que confiaba exclusivamente en la fuerza de los militares. Y ahí jugaban un papel importante los servicios de inteligencia cubanos", añadió.

Dieterich dirige actualmente el Centro de Ciencias de la Transición de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), en Ciudad de México. Es autor del libro Socialismo del siglo XXI, y coautor de Aldea global, junto con el sociólogo estadounidense Noam Chomsky.

"Tras el golpe fallido de 2002 contra Hugo Chávez, obviamente Venezuela no tenía servicios de inteligencia que funcionaran", dijo en la entrevista con DW. La Habana "ayudó con los servicios de inteligencia" y "la influencia del aparato de seguridad cubano sobre Venezuela sigue vigente hoy en día".

Pero los cubanos "no entendieron que este modelo iba a fracasar", consideró Dieterich. A su juicio, "no previeron que Washington presionaría hacia un cambio por la fuerza si no se hacía a través de la negociación".

"Esto fue un error de los servicios de inteligencia y la diplomacia cubana, que compartió información con la diplomacia rusa, china y boliviana. Nunca entendieron que el modelo ya era insostenible desde hace cinco años y entonces vendieron a sus gobiernos la optimista idea de que el control de Maduro y de Cabello sobre Venezuela era seguro". Las autoridades cubanas "creían que había una crisis transitoria, pero que se podía controlar".

Para Dieterich, los estrategas cubanos no supieron anticipar la presunta maniobra que llevó a Juan Guaidó a convertirse en presidente encargado, y que atribuye a Washington.

"Cuando quisieron reaccionar, cuando Guaidó se convirtió en el delfín protagonista de Washington en Venezuela, cuando se autoproclamó presidente interino apoyado por Washington, ya era demasiado tarde", opinó.

Pero los errores de base de Maduro han sido aferrarse al poder y "no modificar el modelo económico político de Hugo Chávez, que ya en 2010, por la caída de los precios del petróleo fundamentalmente, estaba agotado", analizó Dieterich.

"Las consecuencias se vieron en la depreciación de la moneda nacional, y el deterioro del bienestar de la población. Los programas sociales ya no se podían financiar".

Maduro se rehusó a ver la realidad, aceptó Dieterich. "Tampoco cambió el discurso político y, cuando todo esto convergió en la derrota parlamentaria de las elecciones de 2015, cuando la oposición ganó la mayoría, en lugar de buscar un nuevo comienzo empieza a utilizar las fuerzas policiales para controlar la situación. Ha sido una espiral que comenzó en 2011 y ahora vemos llegar a su fin".

Interrogado sobre si puede esperarse que el Ejército dé la espalda a Maduro, Dieterich consideró que la ruptura "ya se ha dado".

"Washington hizo una oferta a través del Comando Sur, del almirante Craig S. Faller, que Guaidó retomó, diciendo que si las Fuerzas Armadas bolivarianas favorecen una salida pacífica de Maduro, éste puede ir al exilio pues no se quiere una guerra; que si las Fuerzas Armadas dejan caer a Maduro, se puede llegar a un Gobierno de transición y convocar elecciones libres sin derramamiento de sangre", añadió.

"Esa fue la oferta y, a mi juicio, los generales la aceptaron", dijo.

"El ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, hizo un discurso hace unos días que, a mi juicio, era un mensaje codificado para Washington, dando a entender que los altos generales aceptaban esa oferta. Que ellos entendían que Maduro era sustituible y que se podía negociar con el imperio, con Washington, un nuevo Gobierno", opinó Dieterich sin ahondar más.

"Ahora, la verticalidad de las Fuerzas Armadas sigue esencialmente intacta pero, por supuesto, hay 150 generales, coroneles y militares en las cárceles; es decir, el descontento por el rumbo que tomó el país y las Fuerzas Armadas bajo Maduro tiene varios años ya", señaló.

"El ultimátum de Washington plantea sacrificar a Maduro o entrar en una guerra, con Colombia, Brasil y la OTAN como aliados. Esto cambió la situación".

Dieterich mencionó que "habido una tasa alta de deserción de soldados rasos porque las condiciones de vida son muy deplorables". Los mandos medios y bajos del Ejército sufren las mismas carencias que el resto de los venezolanos.

"Hay mandos medios que vuelven al ideario de Chávez. Los mandos medios y la tropa son chavistas, bolivarianos, no son maduristas", explicó Dieterich. "En la medida en que crece la presión sobre el papel de las Fuerzas Armadas, va a estallar esa ruptura entre el liderazgo de los militares corruptos y privilegiados, y los mandos medios y los de abajo", concluyó.

7 comentarios

Imagen de EL BOBO DE LA YUCA

Aunque este viejo sea un descarao, está bueno eso de decir que Fidel como consejero era tremendo comemierda. Porque al final esa es su conclusión: con esos dos consejeros (Fidel y Lula) para Venezuela no había solución: uno se equivocó por ser un viejo moringuero y el otro está preso por ladrón.

Imagen de Balsero

Ahora aparecen los gurúes, con los periódicos del lunes, a decir que pasará lo que ya pasó. Son oportunistas a sueldo de dictaduras. Maduro ya está muerto, políticamente hablando, y no quieren sacarle aún el respirador artificial, que lo mantiene conectado a La Habana.

Imagen de Amadeus

El modelo cubano no funciona porque no es pragmático. Es un modelo que perdió el tren en 1989 (Gorbachov sic.) por la obsesión y locura de un individuo completamente alucinado: Fidel Castro. Maduro es sencillamente un pobre diablo sin inteligencia ni carácter, que La Habana ha convertido en un zombie. La derrota de Maduro no será la derrota ni del socialismo del siglo XXI, ni del chavismo, sino del castrismo cubano.

Imagen de Joshua Ramir

Este viejo es un muelero y un sinverguenza de marca mayor...

Imagen de Medicus

Dietrich, tú dices que va a llover, cuando el cielo ya está negro y hay aire de lluvia.... así cualquiera hace predicciones. Por lo demás, se ve que te duele que se desmorone el régimen de Venezuela. ¿Por qué no te regresas a tu Alemania a sentar cátedra allá? Sencillo! Por que sabes que con tu disparate socialista no consigues empleo como docente ni en la universidad más mala de Alemania. Alemania hace buen rato que se libró de ese espanto.....del espanto socialista.

Imagen de NARCO

NO le hagan caso a este viejo loco germano. Es un tergiversador y se ha cogido el c**** con la puerta de la Historia. Guaidó caracterizado como un mero peón de Washington es la espina que este mequetrefe introduce en su análisis. El pueblo no tiene derecho a autorreperesntarse y a inventar sus líderes, todo viene de Washington. Dentro de poco oíremos el mismo análisis en boca de algún historiador cubano exiliado. La culpa de lo que sucede a Maduro es de Washington y de los errores de Castro. Lula es mejor. Debimos escuchar a Lula, seguir el camino correcto de Chávez. La revolución no debe ser cuestionada. Este debe ser el consejero de López Obrador en cuestiones bolivarianas. Las teorías de Dietrich han caído en el estercolero de la Historia, ¿por qué estamos citándolo? Cuando hizo falta que denunciara la penetración de las fuerzas de inteligencia cubanas en el ejército venezolano, estaba tapiñándola. Cuando caiga Maduro, creo que Dietrich y Chomsky deberían ir a la cárcel. Si a Ezra Pound lo metieron en un manicomio al final de la guerra por mucho menos, estos dos orates merecen tratamiento de electroshock en Mazorra.

Imagen de Anonim

Gracias a DDC por publicar los comentarios de Dieterich. Me alegra que una autoridad socialista afirme que lo que ocurre es una revolución castrista hacia el totalitaritarismo. Es obvio para los estudiosos, pero  no llega a menudo a la opinión pública. Sin embargo, la explicación tiene fallas. Maduro no eligió el castrismo, Maduro fue designado por el castrismo, así que Maduro no eligió el ejército, el castrismo es el ejército, dividido y la leal a Padrino-Castro, eso explica la rara cohesión militar. Castro no podía predecir lo que pasó. El apoyo de la oposición, del pueblo y el internacional a Guaidó son cosas de la fortuna. Castro siguió el guión y, para verguenza de todos, nadie denunció el asalto castrista. Lo que Dieterich pudo haber dicho es que Castro no parece tener un Plan B.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.