Jueves, 27 de Junio de 2019
Última actualización: 02:25 CEST
guatemala

Muere el exdictador guatemalteco Ríos Montt sin pagar por el genocidio que se le atribuye

El exdictador guatemalteco Efraín Ríos Montt durante el juicio en su contra en 2013. (AFP)

El exdictador guatemalteco Efraín Ríos Montt murió este domingo en su residencia a los 91 años, en medio de un juicio por presunto genocidio cometido durante su régimen entre 1982-1983, proceso que volvió a abrir las heridas de la guerra civil que ensangrentó Guatemala durante 36 años, reporta la AFP.

Ríos Montt falleció en su residencia a causa de un infarto, confirmó a periodistas uno de los abogados que defendió al exdictador durante el juicio por genocidio y es cercano a la familia, Jaime Hernández.

Otro de sus abogados defensores, Luis Rosales, comentó que el exdictador "falleció en su hogar, con el amor de su familia, con su conciencia sana".

Rosales aseguró al diario Prensa Libre que Ríos Montt "murió en paz, tranquilo, y todos con la convicción de que en este país nunca hubo genocidio y fue inocente de lo que se le acusa" en el marco de la guerra civil.

Grupos conservadores y de extrema derecha de Guatemala respaldaron siempre a Ríos Montt al afirmar que en el país nunca se cometió genocidio y que las víctimas fueron producto del enfrentamiento armado registrado entre 1960 y 1996.

Al exmilitar, acusado de arrasar aldeas indígenas mayas durante su violento régimen, se le había diagnosticado demencia senil y otros padecimientos médicos.

El proceso penal que interrumpió su muerte le hubiera permitido, en caso de haber sido condenado, cumplir la pena en su residencia o en un centro asistencial que la familia designara.

El exgobernante había sido condenado el 10 de mayo de 2013 a 80 años de prisión por el delito de genocidio por un Tribunal de Mayor Riesgo. Sin embargo, diez días después la sentencia fue anulada por fallas procesales por la máxima instancia penal del país, la Corte de Constitucionalidad (CC).

A Ríos Montt, el tribunal lo responsabilizó de la matanza de 1.771 indígenas mayas ixiles en el departamento de Quiché (norte) durante su Gobierno de facto (1982-1983) tras un golpe militar que derrocó al entonces presidente, el general Fernando Romeo Lucas García.

El Gobierno del derechista Jimmy Morales, que llegó a la Presidencia con el partido Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), fundado por militares retirados, lamentó este domingo "el fallecimiento del exjefe de Estado y expresidente del Congreso" y se solidarizó "con su esposa e hijos por tan sensible pérdida", reportó EFE.

En nombre de las víctimas

El abogado del querellante Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos, Héctor Reyes, afirmó a la AFP que Ríos Montt "murió condenado por genocidio y delitos de lesa humanidad como quedó demostrado ante el tribunal" con el fallo de 2013.

"Nosotros hablamos en nombre de las víctimas del grupo étnico afectado, representamos la voz de ellos", agregó, tras indicar que cada 10 de mayo desde el 2013 conmemoran la sentencia porque "para nosotros sigue vigente".

En la misma línea, el director de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado (ODHA), Nery Rodenas, criticó la anulación de la sentencia pese a que fue "citado, oído y vencido en juicio y que se dictó en los parámetros legales".

"Lamentamos que el cumplimiento de esa sentencia no se haya ejecutado y que no haya estado vigente", insistió.

Asimismo, dijo se quejó de que "una persona que creemos tenía responsabilidad de los grandes hechos que ofenden a la humanidad como es el genocidio no haya cumplido adecuadamente con una sentencia".

Ríos Montt salió del poder como llegó, derrocado por un golpe de Estado que dio su ministro de la Defensa, Oscar Mejía Víctores, el 8 de agosto de 1983.

Su corto periodo fue considerado uno de los más violentos durante los 36 años de guerra civil, según un informe de la ONU presentado en 1999 donde se afirma que en Guatemala se cometió genocidio.

El documento precisa que entre 1978 y 1984 ocurrió el 91% de las violaciones de derechos humanos de la guerra, que dejó 200.000 muertos o desaparecidos.

6 comentarios

Imagen de Anónimo

Que Dios tenga en su gloria al General y Presidente Ríos Montt, héroe de la lucha contra el comunismo castrista. Guatemala agradecida.

Imagen de Anónimo

Genocidio no es la figura penal correcta. 1,771 víctimas de asesinato, pero no genocidio, Guatemala tiene millones de indígenas Mayas, para cometer genocidio tiene que expresamente querer exterminar un grupo étnico. Despoblaria el país, sería imposible. Sólo quedarian ladinos  (mestizos), garifunas (afrodescendientes) y unos pocos indigenas que no son Mayas. 

Imagen de Anónimo

Que gracioso ese titular:.......que se le atribuye!.

Imagen de Anónimo

Anónimo - 1 de Abril de 2018 - 23:36 CEST.No le agrego una palabra a lo que Ud. comentó; el único culpable de la desgracia de America Latina es Fidel Castro, que aunque ya está en el infierno, no la pagó como debía. 

Imagen de Anónimo

QTS lo espera con las alas ( de demonio ) abiertas allá donde está ...

Imagen de Anónimo

Al final,el culpable de los 36 años de guerra en Guatemala,y en toda latinoamérica también murió sin pagar el medio millón de muertos o mas que provocó,entrenando,armando y financiando todas esas guerrillas,hoy en vez de descansar en el seboruco de Santigo,sus cenizas deben estar revolcándose allí, FUE FIDEL CASTRO RUZ quien es el máximo responsable de todas las dictablandas desde el Chile austral,hasta las caribeñas R.Dominicana y P.Rico quien una locura sin frenos provoco todas las desgracias que sucedieron por toda latinoamerica.sirviendo de mercenario de los sovieticos ,para esparcir el comunismo por todo el continente,pero ningún hijo suyo fue a combatir a ninguna de esas guerras,///el bobo alipio*+

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.