Viernes, 14 de Diciembre de 2018
Última actualización: 07:58 CET
Política

Lula, ¿fuga hacia adelante o cuenta atrás?

El exmandatario brasileño, Lula da Silva.

Que un exmandatario de un país, cuya clase política ha hecho de la corrupción un modo de vida, sea por fin condenado por ello debería ser recibido como una excelente noticia.

En el caso de Luiz Inácio Lula da Silva, sin embargo, la condena confirmada (y aumentada) por un tribunal de segunda instancia de Porto Alegre ha de ser tomada con cautela. Según lo resumió el magistrado Joao Pedro Gebran Neto, relator del caso, el voto contra el expresidente se fundamenta básicamente en que los "indicios de culpabilidad de Lula son extremadamente elevados".

A falta de pruebas materiales, el tribunal de apelaciones se basó ante todo en las alegaciones de Leo Pinheiro, expresidente de la constructora que le habría asignado a Lula un apartamento de lujo a cambio de interceder a su favor.

No está aquí en duda la integridad de los jueces, pero es la cuerda floja en la que se sustenta su convicción lo que sigue alimentando la polémica en Brasil respecto a la culpabilidad del exmandatario.

De ahí la conclusión de Mario Cesar Carvalho al analizar el juicio en la Folha de Sao Paulo: "La brevedad con que el tribunal de apelaciones trató las cuestiones jurídicas más espinosas sugiere que, en vez de apaciguar el caso, las contestaciones irán en aumento".

Polarización

La decisión de la Justicia cae, desafortunadamente, en un momento en que la sociedad brasileña parece cada vez más polarizada entre defensores y detractores de Lula.

Estos últimos componen un bloque heterogéneo que va desde, por ejemplo, partidarios desilusionados del antiguo sindicalista, oponentes a la gestión del Partido de los Trabajadores (PT) durante sus años de Gobierno y defensores de la lucha contra la corrupción, hasta simpatizantes de la extrema derecha.

Los seguidores de Lula se quejan, por su parte, de una justicia desigual. Ya que notan cómo los líderes del PT terminan ya sea destituidos (Dilma Rousseff) o condenados (Lula), mientras que el Congreso blinda la inmunidad del oficialismo; en particular de Aécio Neves, excandidato presidencial del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), y del actual mandatario y también presidente del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), Michel Temer, ambos acusados formalmente de corrupción.

Una percepción que, no obstante, tiende a pasar por alto que las investigaciones de corrupción de los últimos años han abarcado el espectro político en su conjunto y que prácticamente todos los partidos implicados han intentado de un modo u otro frenarlas.

Aun así, solo la condena de los principales implicados, independientemente de su pertenencia política, logrará atenuar la sensación de que la Justicia funciona de manera asimétrica.

Y ahora ¿qué?

La decisión de los jueces aleja a Lula de un retorno al poder. Por lo pronto, el PT mantiene la candidatura para las presidenciales de octubre. Su estrategia sería dilatar lo más posible la presencia de Lula en el escenario electoral, presentando recursos ya sea ante el Tribunal Superior de Justicia (STJ, por las siglas en portugués) o el Tribunal Supremo Federal (STF). Y también intentando validar su candidatura ante el Tribunal Superior Electoral (TSE).

Queda por ver el alcance de estos pasos, aunque la unanimidad del tribunal de apelaciones reduce drásticamente las expectativas de una posible revocación de la sentencia. De todos modos, lo fundamental aquí es ganar tiempo. Lo cual le permitiría a Lula, si finalmente ha de retirarse, alargar la campaña y en las postrimerías nombrar a un sucesor que se vea propulsado a la segunda vuelta (si no a la presidencia) por su ola de popularidad.

Sea cual sea el resultado final, como señala Celso Ming en O Estado de Sao Paulo, "la condena de Lula refuerza el hecho de que el PT necesita reinventarse". El partido de izquierda ha terminado reproduciendo las peores prácticas de la política brasileña, gangrenado por la corrupción y convertido en una máquina electoral.

Todo esto alejándose de los movimientos sociales que lo acompañaron en su ascenso al poder. Un descalabro que se refleja en su incapacidad de generar un nuevo liderazgo, algo que lo hace depender sobremanera de la figura de Lula.

Pero el descrédito del PT (al igual que el del PSDB y del PMDB) no solo es un problema para su base electoral, sino para la democracia brasileña en general. Son justamente los repetidos escándalos de corrupción y el corporativismo político el caldo de cultivo del extremismo.

En el caso de Brasil, el ascenso de la extrema derecha es más que preocupante. Y ello lo simboliza quien, según las encuestas, vendría detrás de Lula en la carrera presidencial, Jair Bolsonaro.

Este antiguo capitán del Ejército ha cimentado su éxito político a golpe de declaraciones misóginas, racistas y homófobas. En el impeachment de Dilma Rousseff le dedicó su voto al comandante Ustra, conocido torturador en épocas de la dictadura (1964-1985) y del que la propia Rousseff fue víctima.

Por si fuera poco, no escasean las manifestaciones a favor de una intervención del Ejército que ponga fin a la crisis política que atraviesa el país. Quizás fuera ello lo que alentara semanas atrás el exabrupto del general en activo Antonio Hamilton Martins Mourao: "si la Justicia no resuelve el problema político, compañeros del Alto Comando del Ejército entienden que una intervención militar podrá ser adoptada".

No hay que dramatizar. La democracia en Brasil no corre peligro en estos momentos. Pero semejantes bravuconadas muestran que no vive su hora más feliz.

11 comentarios

Imagen de padre Ignacio

Donde quiera que este, Zapata Tamayo debe tener una sonrisa.

Imagen de Anónimo

15:07— Aquí de lo que se está hablando es del bandolerismo que existe en los gobiernos de Latinoamérica y de cómo sus pueblos lo aguantan, olvidan y los perdonan,, porque me va a decir ud, que con todo lo que se sabe de Lula y Dilma  es para que todavía hayan ciudadanos detrás de ellos?, que conociendo la corrupción del bizco Kirshner hayan creido que la Cretina iba ser honesta?, se está  hablando de ponerle fin al asco y la corrupción de los gobiernos de éstos países.Qué prueba Usted con decir que “ahorita” hayan arrestado  a una alcaldesa en la Florida por negocios sucios?, sigue la alcaldesa con su puesto de alcaldesa?, ha salido a la calle una multitud de ciudadanos respaldando a ésta supuesta corrupta?, como es el caso en éstos shitholes countries? Aquí no se salva nadie o casi nadie del peso de la justicia, a Trump no lo han sacado por los pelos de La Casa Blanca PORQUE NO HAN ENCONTRADO PRUEBAS  QUE HIZO TRAMPA EN LAS ELECCIONES, sin embargo creímos que Obama y Hilary se iban a salir con las suyas al estilo  tercermundista platanero de Latinoamérica, y ya Ud ve como el pueblo los castigó con el voto, tampoco ud verá a la Clinton que se postule de nuevo (de eso puede estar seguro) y si lo hace más seguro puede estar que el respaldo va ha ser mínimo, Así es que no nos compare con esas crapulas.

Imagen de Plutarco Cuero

Le fastidiaron el asilo en Etiopía, que no tiene tratados de extradición ...

Imagen de Anónimo

Anonimo 15:07, ya tu lo dijiste en la democracia arrestaron no una alcaldesa solamente, son muchos los que han caido por cosas mal hechas y en todos los sectores de la sociedad, pues hasta a un Presidente le costo su puesto y pagan por eso y esto va con el ser humano, no con el sistema, en los paises latinoamericanos comunistas es el sistema el que produce corrupcion y los corruptos generalmente son los personajes de la esfera mas alta, por lo que en la mayoria de los casos no se pueden enjuiciar, si quieres hacer comparaciones, hazlas como corresponde y no con un proposito oculto sin sentido, tratado de justificar lo injustificable y comparaciones sin sentido

Imagen de Anónimo

Latinoamérica es en verdad una letrina que repite sus errores continuamente; nunca aprende, y se regocija en recoger y elevar a la cúspide a cuanto excremento huela; que recicla y recicla sin parar. Lula, Dilma, Kirchner, Huevo, Masburro, Ortega, Correa, Chaburro son deyecciones históricas de un mismo cuerpo; la familia mafio-fascista Cubana. Nadie ha aprendido de los 60 años de dictadura en Cuba ; nadie ha aprendido de cómo un dictador llevó a un país a la miseria, nadie ha aprendido de lo que sucede cuando un país abraza el fascismo de izquierda como venezuela. Nadie parece conocer que el siglo XXI existe, y que hay países que ya se adentraron en él, con y para el beneficio de sus ciudadanos. Los latinos se enojan cuando se habla del “Tercer Mundo”; pero la riqueza material de esta región no tiene nada que ver en relación con esta clasificación; es la condición genética, no puede haber otra explicación, de falta de raciocinio, de sentido común la que actúa como un ancla para que esta región quede siempre a la zaga. No es la explotación, no es el “imperialismo”, ni es el racismo; es la pura falta de cerebro. 

Imagen de Balsero

Pobre América latina. Está llena de corruptos.

Imagen de Plutarco Cuero

Que KK de artículo ... defendiendo lo indefendible, justificando lo injustificable ... porque "la derecha" se hace fuerte ... ese es el gran problema de los liberales, de los social democratas, a la hora de los mameyes, zurdo es zurdo y hay que defenderlo ... PUAF!!!

Imagen de Anónimo

  Para resumir las palabras del ilustre A. Montaner -Juntemos la basura y echenla al mismo saco - Temer y Lula en la misma celda para q Brazil reviva

Imagen de Anónimo

Aqui se dicen verdades..PEROOO!!  en el capitalismo , la democracia igual hay  descarados y negociantes por debajo de la mesa. Ahrita en la Florida arrestaron a una alcaldesa del una playa por negocios sucios.

Imagen de Anónimo

Los latinoamericanos tenemos los gobernantes que merecemos.Los latinos no tienen memoria histórica.Se habla que si Lula es de izquierda que si es comunista, pero no entiendo cómo los brasileños se olvidan que Lula fue un colaborador de los servicios de inteligencia de la dictadura militar o como decimos los cubanos un Chivato.Lo fue antes y después de ser sindicalista.y hoy nadie recuerda el asunto.Todo fue publicado en su época, puede verse:-Revista VejaRevista IstoEArchivos públicos sobre la inteligencia de  la dictadura militarY YouTube entrevistas a antiguos agentes y militares de la dictadura y otros.Ese es Lula que siendo acusado de corrupto, ladron y chivato todavía tiene las preferencias del voto para muchos brasileños.Los más jóvenes que se interesen en la historia debían averiguar también quién fue el Cabo Anselmo.?America Latina tiene los gobernantes que merece.Alberto F Alvarez

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.