Martes, 11 de Diciembre de 2018
Última actualización: 01:53 CET
EEUU

El Ejército de EEUU se prepara para un escenario de guerra con Corea del Norte

Ejercicio militar en diciembre. (THE NEW YORK TIMES)

El Ejército de EEUU se está preparando en silencio para una guerra con Corea del Norte que esperan que no ocurra, de acuerdo con un reportaje de The New York Times.

El mes pasado en Fort Bragg, Carolina del Norte, un grupo de 48 helicópteros de combate Apache y de carga Chinook realizó un ejercicio para practicar el desplazamiento de tropas y equipos bajo fuego de artillería, cita.

Dos días después, en el cielo de Nevada, 119 soldados de la 82 División Aerotransportada del Ejército se lanzaron en paracaídas desde aviones de carga C-17, en plena oscuridad, en un ejercicio que simulaba una invasión extranjera.

El próximo mes, en bases militares en todo el país, más de 1.000 soldados de reserva practicarán cómo establecer los llamados centros de movilización para desplazar a las fuerzas del Ejército en el extranjero.

Además, a partir del mes siguiente, con los Juegos Olímpicos de Invierno en Corea del Sur, el Pentágono planea enviar más tropas de Operaciones Especiales a la península coreana, un paso inicial hacia lo que algunos oficiales dijeron que podría ser la formación de un grupo operativo con sede en Corea, similar a los que están combatiendo en Irak y Siria.

En el universo del Ejército estadounidense, donde la planeación de contingencias es un mantra incrustado en la psique de todos los oficiales, los movimientos son claramente parte del entrenamiento estándar y las rotaciones de efectivos del Departamento de Defensa, aclara el rotativo.

Sin embargo, el alcance y el tiempo de los ejercicios sugieren un enfoque renovado en la preparación del Ejército para lo que podría estar en el horizonte con Corea del Norte.

Vía diplomática vs vía beligerante

El secretario de la Defensa Jim Mattis y el general Joseph Dunford Jr., presidente del Estado Mayor Conjunto, dan argumentos enérgicos a favor de usar las vías diplomáticas para abordar las ambiciones nucleares de Pyongyang.

Para Mattis, una guerra con Corea del Norte sería "catastrófica". Aun así, cerca de una veintena de funcionarios, exfuncionarios y comandantes sénior del Pentágono dijeron en entrevistas que los ejercicios reflejaron en gran parte la respuesta del Ejército a las órdenes de Mattis y de los jefes de servicio de estar listos para cualquier posible acción militar en la península coreana.

Las palabras del presidente Donald Trump han convencido a los líderes militares de alto rango y a las tropas básicas del Ejército de que deben acelerar su plan de contingencia.

No obstante, la retórica de Trump se ha enfriado después de un nuevo intento de distensión entre Pyongyang y Seúl.

The New York Times menciona una entrevista la semana pasada con The Wall Street Journal, en la que citaron estas palabras de Trump: "Probablemente tengo una muy buena relación con Kim Jong-un", a pesar de sus insultos públicos mutuos.

Sin embargo, el presidente dijo el domingo que The Journal lo había citado mal, y que en realidad había dicho "probablemente tendría" una buena relación si quisiera.

Algunos funcionarios en la Casa Blanca han argumentado que podría lanzarse un ataque dirigido y limitado, que de tener repercusiones en Corea del Sur serían mínimas o nulas (una premisa que Mattis ve con escepticismo, de acuerdo con personas que conocen su forma de pensar), señala el diario neoyorquino.

Sin embargo, para Mattis, la planeación sirve para aplacar a Trump. Según los analistas, eso alerta al presidente acerca de la seriedad con que el Pentágono se toma las amenazas y protege a Mattis de quienes sugieren que está fuera de sintonía con Trump.

'Ejercicios altamente clasificados'

Los ejercicios altamente clasificados de Operaciones Especiales en EEUU, incluyendo los que recrean situaciones de confiscación de armas nucleares no protegidas o descensos clandestinos de paracaidistas, han reflejado una posible contingencia en Corea del Norte durante varios meses, señalaron funcionarios del Ejército.

Estas fuentes no proporcionaron detalles a causa de la confidencialidad operativa, precisa el medio.

Según NYT, se han observado bombarderos B-1 de la Fuerza Aérea provenientes de Guam sobrevolando regularmente la península coreana en medio de las tensiones en aumento con Pyongyang, con vuelos de entrenamiento frecuentes con jets de combate japoneses y coreanos, los que a menudo provocan la ira de Corea del Norte.

Se espera que los bombarderos B-52 apostados en Luisiana se unan a los B-1 estacionados en Guam este mes, lo cual incrementaría la potencia aérea de largo alcance de los posibles ataques armamentistas.

Los funcionarios del Pentágono dijeron la semana pasada que tres bombarderos B-2 y sus equipos habían llegado a Guam desde su sede en Misuri.

3 comentarios

Imagen de Anónimo

Me parece que trump se esta buscando que le vuelen su qlete...

Imagen de Anónimo

Yeap, acabar con la dinastia del mal..Castro Inc.

Imagen de Anónimo

Y después pa venezuela y pa cuba, a arrasar con los comunistas sobaqlos

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.