Viernes, 19 de Octubre de 2018
Última actualización: 23:12 CEST
España

Cataluña, el eterno retorno del independentismo

Inés Arrimadas, líder de Cs en Cataluña, y Carles Puigdemont, presidente cesado de la Generalitat. (EFE / Reuters)

De vuelta al punto de partida. Dos meses después de la fallida declaración de independencia, las elecciones autonómicas catalanas han dejado nuevamente una mayoría independentista en el parlamento regional.

Dado el singular contexto en que se celebraban (suspensión de la autonomía catalana, líderes políticos presos o exiliados), la gran interrogante de estos comicios era si el bloque independentista lograría revalidar su mayoría en el pleno autonómico.

Las votaciones se presentaban como una medición de fuerzas entre dos bandos, el independentista —Juntos por Cataluña (JxCat), Izquierda Republicana de Cataluña (ERC), Candidatura de Unidad Popular (CUP)— y el constitucionalista —Ciudadanos (Cs), Partido de los Socialistas Catalanes (PSC), Partido Popular (PP)—. Por lo tanto, en lugar de la tradicional línea divisoria izquierda-derecha lo que se plebiscitaba aquí era el independentismo o el unionismo con España.

Terminado el escrutinio, el bloque independentista queda con una mayoría absoluta de 70 escaños.

No obstante, la formación con más votos ha sido Cs, que no solo se agencia 37 escaños, sino que logra por primera vez, desde la instauración de la democracia, que un partido no catalanista sea el más votado en unas elecciones autonómicas en Cataluña.

Persistencia de la escisión entre independentistas y unionistas

La primera conclusión que se puede sacar de estos resultados deriva de la tasa de participación. Ha participado el 81,95% de los electores catalanes, el dato más alto en la historia de la democracia española. Lo cual indica que la supuesta "mayoría silenciosa", a favor de la permanencia de Cataluña en España, no existe. La sociedad catalana, tal como se ha visto en los últimos meses, está simplemente escindida (a partes prácticamente iguales) entre independentistas y unionistas.

Paradójicamente, esto potencia la relevancia de los partidos con mayor anclaje en la región. Así los partidos cuyo mando (u origen) no radica en Cataluña (PP, Podemos o aún PSC) se ven relegados en favor de las fuerzas regionales. No solo los independentistas, sino también Cs que, pese a tener presencia en todo el territorio español, es un movimiento surgido en el escenario político catalán.

Por lo tanto, lo que ha sido premiado en estas elecciones es un posicionamiento nítido a favor o en contra de la independencia, pero desde un enraizamiento catalán. Esto explica en parte que el PSC haya progresado apenas, demasiado constreñido por los designios de la cúpula socialista en Madrid.

O la pérdida de votos del izquierdista Podemos que, además de verse debilitado por luchas intestinas, no ha sido capaz de articular un discurso que supere esa línea divisoria.

O bien el desmoronamiento de la CUP. La formación de la izquierda radical se ha visto penalizada por seguir defendiendo, pese al fracaso evidente de tal estrategia, la vía unilateral hacia la independencia. Y, sobre todo, porque el contenido social de su programa ha quedado diluido en el fragor nacionalista.

Pero el caso más emblemático es el hundimiento del PP. El partido del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha sufrido un varapalo histórico. Es de suponer que los votantes le hayan pasado factura por haber instrumentalizado el tema catalán para sacar réditos electorales en el resto de la península, sin siquiera haber planteado una propuesta de fondo para dirimir el contencioso que ha terminado por enfrentar a parte de la sociedad catalana al Estado español.

No es de sorprender el juicio emitido por Rubén Amón en El País: "Mariano Rajoy no es solo el presidente de un partido. Es el jefe del Gobierno de España. Obligación suficiente para sustraerlo a la frivolidad partidista. Y para contrastarlo al ejercicio de una visión preclara del Estado, más allá del electoralismo. Nunca supo ofrecer un discurso a Cataluña. Y Cataluña lo ha terminado por evacuar a semejanza de un cuerpo extraño."

Necesidad de diálogo

La situación es de una complejidad asombrosa. En primer lugar, habrá que ver cómo el bloque independentista logra conciliar sus diferencias en aras de alcanzar un gobierno. La campaña electoral ha avivado las disputas por el poder entre JxCat y ERC. Además, para ambos la CUP sigue siendo un socio incómodo, debido a su renuencia a plegarse del todo al juego institucional.

Por si fuera poco, queda la incógnita de qué pasará con Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, líderes respectivos de JxCat y ERC. Los dos tienen por delante una larga contienda con la Justicia española por haber llevado adelante unilateralmente el proceso independentista. Pero mientras el segundo está bajo arresto, el primero ha preferido hasta ahora el exilio en Bélgica.

Si los independentistas no consiguen formar un gobierno, probablemente habrá que convocar nuevamente a elecciones. Si lo logran, el reto sigue pendiente no solo para la clase política catalana sino para la española en su conjunto: ¿cómo encontrar una solución viable al espinoso problema del independentismo catalán?

La vía unilateral, de un lado como del otro, está destinada a atizar el conflicto. Sin un verdadero diálogo entre las partes en pugna, se corre el riesgo de que el impasse se eternice. Y vaya deslizándose de lo malo a lo peor.

Archivado en

17 comentarios

Imagen de Anónimo

Volvió el Rey que nadie eligió a hablar. Ahora mas apendejado que el 3-0 cuando APOYÓ la represión y su tono fue guerrerista. Se lo digo al que pedía que le buscaba palabras que lo demostraran. No hacen falta palabras cuando las intenciones y el tono bastan. Ahí tiene las interpretaciones de periódicos constitucionalistas como el pais y el mundo que  son publicos y por ende deberían  ser imparciales- El Rey NUNCA habla claro. Siempre insinúa, supone, reflexiona y al final no es ni democrático ni imparcial, es hasta incoherente- Lo primero que debe hacer es reconocer el mandato democrático del pueblo catalán. Que votó MAYORÍA ABSOLUTA en su Parlament. Y lo segundo que debe hacer en su solapado discurso es decirle abiertamente a su subdito Rajoy que TIENE que reformar la Constitución. Que la del 78 es Historia y nos e adpata a estos tiempos. Y por ahi los problemas de territoriedad, no solo catalana, sino vasca también. Ylos problemas de impuestos y regimenes forales de Navarra, Pais vasco.Total si le dice que reprima en aras de una Constitucion que ahora pide reformar

Imagen de Anónimo

Espana, despues del Generalisimo, no existe. Espana es una ficcion de pais. De haberse sabido que los Espanoles se odiaban tanto entre ellos (parece que no les fue suficiente el medio millon de muertos en la guerra civil mas los miles de Exiliados), hubieramos ganado la guerra de independencia en los 1700s.

Imagen de Anónimo

Eso del 52% es mentira cataluña a sido y sera un pais libre fuera del yugo neofascista español. Gano el indepentismo ignorante.

Imagen de Anónimo
Imagen de Anónimo

Al del 1901 con pocas palabras basta: usted roza el desconocimiento TOTAL  del problema

Imagen de Anónimo

Para el anónimo de 17:14. Si usted vive en USA deberia saber que es un estado federal-Donde la libertad d elos estados está determinada en justicia educación e incluso en economía. En algunos estados hay pena de muerte y en otros no. En algunos estados hay menos impuestos que en otros. En algunos estados la educación es inependiemte del estado federal. so es libertad de derechos individuales, Por eso es el apis con mayor democracia desde el punto de vista de libertades individuales. No confunda. Al de 1817 le pregunto: por qué usted cuenta a Podemos Comun como fuerza constitucioanal? ellos están en contra del 155 y de la forma de aplcarlo y están en contra de la via unilateral- Enrtocnes hay que contarlos "a la mitad" o sea 4% para cada uno y así los independentistas tuc´vieran el 52% de los votos. Y si lo dejamos fuera 48% indepoendentistas y 44% constitucionalisras. Mayoría!! Pero de acierdo con usted: lo resuelven SOLO los catalanes- Al de 1759: cuando la justicia es FRANQUISTA mejor exiliados que presos: recuerdA usted CUBA?

Imagen de Anónimo

Si Cataluña se separa también podemos pedir que Guantánamo y Santiago de Cuba se separen, se independicen o se unan a Haití

Imagen de Anónimo

"La gente piensa como vive", ahora quieren el independentismo porque economicamente les va un poco mejor que otras provincias espanolas; pero si logran la independencia y les empieza a ir mal ya veremos como empiezan a pedir el agua por sena para regresar a 'la union', ellos no estan pidiendo LIBERTAD, lo que estan pidiendo es quedarse con mas de lo que producen, piensan que les estan quitando demasiado, no le dan valor a la union!

Imagen de Anónimo

No aprecio muy profesional este analisis que se pretende exponer, pues no se digiere totalmente....El partido de Alber Rivera Cs que es quien gana la mayor cantidad de escaños no es independentista, ademas es el partido que hace gobierno con el PP.....despues pueden venir otros partidos y es logico que el PP y el PSOE sean  castigados, pues esos partidos de inicio PLANTARON en contra del independentismo de Cataluña y estuvo en contra de la posicion extraña, ambigua y de retirada escondida que tiene el innombrable nombre del presidente devenido en en el exilio Belgico y los demas presos,,,,,y aun hay pocos, pero hay detractores que quieren la separacion de Cataluña de España, pero no sera,,,,,,,y eso lo dejo claro FRANCO......y con muy excedida claridad, corto cabeza y el tiempo hace que las cosas se olviden y es NO, ES NO.......SEPARACION......Ademas se voto para la presidencia de Cataluña, no se le pregunto si quieren estar o no en España..esa pregunta no se ha hecho ni se hara......

Imagen de Anónimo

Este no es un problema entre Cataluña y España, sino un problema entre catalanes. Una parte (47%) vota por partidos independentistas (uno de derechas, otro de izquierda nacionalista y un tercero antisistema) y la otra parte (52%) que quieren seguir formando parte de España y respetando su Constitución. El problema lo tienen que sresolver los propios catalanes.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.