Martes, 25 de Junio de 2019
Última actualización: 01:13 CEST
derechos laborales

'Queremos hacer ver que las empresas españolas son cómplices de La Habana en el trabajo esclavo'

Activistas cubanos ante la Audencia Nacional de Madrid. (CORTESÍA MUC)
Miembros de la MUC ante el COngreso de los Diputados de España. (CORTESÍA MUC)

La Mesa de Unidad Cubana (MUC) presentó este viernes ante la Fiscalía de la Audiencia Nacional de España y el Congreso de los Diputados una denuncia contra las empresas españolas y europeas que, "en complicidad con la dictadura cubana, someten al trabajador cubano a un nuevo sistema esclavista en pleno siglo XXI".

Carlos Cano, secretario de la recién constituida plataforma cívica, conversó con DIARIO DE CUBA sobre la asociación y la iniciativa con la que "inician su recorrido" y pretenden visibilizar "la situación actual de la Isla, donde las empresas españolas no están llevando a cabo todas las recomendaciones que plantean la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la OCEDE".

La MUC ha trasladado un requerimiento a la presidenta de la Cámara española y sus principales grupos políticos para "que sepan que los convenios que tienen estas empresas con el Gobierno de Cuba son, desde un punto de vista, ilegales".

¿Cuándo se conforman como asociación? ¿Cuáles son sus características?

Nuestra asociación ha empezado su recorrido este año. Por el natalicio de José Martí nos reunimos varias personas que queríamos empezar a hacer una labor por Cuba. Elaboramos un acta fundacional para que se tramitara como una asociación sin ánimo de lucro, legalizada en España. La presentamos en febrero y hace unos pocos días aceptaron nuestra asociación, registrada correspondientemente.

La Mesa de Unidad Cubana no está afiliada a ningún partido político ni a ninguna ideología. Aquí queremos acoger a todas las ideologías posibles, políticas, religiosas, éticas. Es lo que queremos para Cuba, un sitio donde haya una democracia y donde se pueda debatir y llegar a consensos. Llegar a prosperar así, desde el respeto al ser humano.

¿Qué persigue esta primera demanda de forma específica? ¿Hace algún reclamo concreto a las empresas europeas presentes en Cuba?

En cualquier país tiene que haber un convenio tripartito tanto entre las partes contratantes como la contratada y el sindicato. En el caso de Cuba, el Gobierno utiliza un mecanismo intermediario. La empresa no puede contratar directamente como se hace en cualquier otro país.

En la Isla este intermediario es evidentemente una empresa del Estado. Se está violando además el principio que establece la OIT de que el trabajador contratado tenga una representación sindical que vele por sus intereses. Queremos que sea visible el hecho de que las empresas que invierten en la Isla aceptan estos términos.

Aceptan además no pagar directamente al trabajador cubano, sino a través de esta empresa… Esta empresa intermediaria es la que cobra el salario y finalmente le traslada al trabajador cubano entre el 5% y el 10% del total devengado por la empresa. Son trabajadores que están desprotegidos ante despidos.

Según la ley, esa empresa extranjera puede decidir en cualquier momento que no quiere más a un trabajador. La intermediaria se encarga de notificar el término de la relación contractual y ahí queda todo. El empleado puede protestar, pero la decisión del contratante es inapelable. Esto en derechos laborales es una aberración.

Son estas las condiciones que se están dando en Cuba y las que queremos que se tengan en cuenta, que se conozca lo que está sucediendo en la Isla. Cuando estas empresas aceptan este tipo de legalidad cubana, están contraviniendo todas las premisas de la OIT, la OCEDE, la Comunidad Económica Europea, Naciones Unidas. Ahí es donde tiene que actuar la Cámara de Comercio de España y Europa, y en lo que queremos incidir.

Sabemos que es una batalla muy fuerte y que el poder político muchas veces tiembla frente al poder económico. Pero no podemos estar callados frente a lo que nosotros consideramos una aberración y una falta de humanidad.

¿Quién les lleva la parte de asesoría jurídica de esta demanda?

Somos una asociación muy pequeña, que acabamos de nacer. La parte jurídica la hemos aportado entre nosotros. Necesitamos que haya cubanos y españoles, necesitamos juristas. Pero por el momento lo hemos lanzado con nuestros conocimientos. Está claro que por ello se nos criticará, porque evidentemente no somos profesionales de estas cuestiones, pero en cualquier caso tenemos que dar pasos en esta dirección y empezar a sumar conciencias, poderes y logros, para entre todos organizarnos y llamar la atención de lo que está pasando en nuestro país.

Teniendo en cuenta esta falta de experticia jurídica, ¿no tienen temor que una demanda desestimada pueda beneficiar al Gobierno cubano?

Yo creo que no, porque hay procesos similares, denuncias que se han hecho mediáticas (…) ese impacto también es importante. Se trata de que la gente tenga conciencia de lo que consume. Si alguien va a Cuba, si va a un hotel cubano, que sepa que ese camarero, por poner un ejemplo, está siendo explotado.

No creo que le demos un crédito al Gobierno cubano con esto. En definitiva, también se le cierra el cerco. Ahora mismo la UNPACU ha hecho una denuncia por crímenes de lesa humanidad contra Raúl Castro y Díaz-Canel. Eso de alguna manera viene a conectar con lo que nosotros estamos haciendo. Queremos que se empiece a ver que ese Gobierno cubano tiene cómplices en las empresas españolas para promover un trabajo esclavista. Que se empiece a relacionar, que tenga resonancia, que Europa lo conozca.

Estamos hablando como ciudadanos, desde el poder cívico que tenemos, lo transparentamos. No tiene que ser una basa menos, sino una basa más. Porque necesitamos unir (…) Ética y moralmente nadie nos puede rebatir que hay una falta de derechos en Cuba, y eso está por encima de los procesos legales que a nosotros se nos puedan escapar y que intentaremos que no sea así.

¿De ser aceptada a trámite la demanda en la Audiencia española, cuál serían los siguientes pasos?

Si finalmente la Fiscalía acepta la denuncia esto sería un paso formidable. Desde mi punto de vista soy consciente de que es muy difícil. Aunque estamos en un estado de derecho, evidentemente hay muchas cosas por hacer, sobre todo cuando el poder legislativo está muy pendiente del poder económico. Por tanto, los siguientes pasos serían ir al Defensor del Pueblo, acudir al Constitucional y posteriormente, a Bruselas.

6 comentarios

Imagen de José28966

A quienes quieran contactar con nosotros, envíen un correo a muccuba@gmail.com y con gusto podremos aportar la información a los pasos futuros que eventualmente tendremos que dar. GraciasPresidente MUC

Imagen de ADV

A la dIrección de DDC. ¿ Hay alguna forma de contactar con esta organización vía email o por teléfono? He guardado todos estos años copia de ese  contrato aberrante q tuve q fIrmar para poder salir de Cuba y los recibos de los 250 euros q me pagaban cuando x mi condición técnica el  convenio a pagar eran entre 2500 y 3000. Nunca los he tirado con la esperanza de sentar en el banquillo a esa empresa Italiana y a Cuba x descarados y explotadoresHasta ahora ningún abogado ha querido meterse en el fregado de querer acusar a Cuba en la OIT. Al menos estos señores están abriendo una luz para q se conozca todo lo q hacen muchas empresas europeas a los trabajadores cubanos. 

Imagen de Nic

Hallo muy bien ese acto en Madrid. Felicito a Carlos Cano y demás activistas, ofreciéndoles mi modesto apoyo. Igualmente, felicito a la MUC por su oportuna iniciativa. 

Imagen de LUCEI

Mucha suerte compatriotas, Cuba necesita de valientes que se impliquen en quitar la careta de la Tirania, todo empeño redundará aunque ese esfuerzo enfrente no pocas vicisitudes y contratiempos. Es la hora de la verdad y esa esta del lado del pueblo oprimido y maniatado por la humillación del régimen y secuestro de los derechos humanos para manipularlos a su antojo. 

Imagen de Pedro Benitez

"Un paso formidable"   Porque sin éxito en la Fiscalía, la denuncia se da a conocer entre círculos de influencia, y con éxito en la fiscalía, las empresas españolas pueden recibir demandas legales, incluso de sus propios accionistas. Cierto, este es un asunto delicado para los militares cubanos, el negocio es muy bueno, y evaporar el salario de los trabajadores cubanos vía contratos que promocionan la explotación del trabajador, no es menos que un robo a mano armada.  El gobierno intercala sus intereses y absoluto control en la toma de decisiones sobre el empleo del trabajador, y el trabajador; adueñándose de todos los derechos y pagos, conformando una estructura de esclavitud por contratos; y esta información no es conocida entre muchos de los accionistas de estas empresas españolas, empresas que fecundan la esclavitud del trabajador cubano.    

Imagen de Un Cubano Libre

España principalmente y otros países más son cómplices de la explotación y esclavitud de trabajadores cubanos, que se investigue y vamos a ver a como tocamos, ah!..... Y a indemnizar con carácter retroactivo el tiempo explotado.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.