Jueves, 23 de Mayo de 2019
Última actualización: 18:54 CEST
Represión

La Universidad de Camagüey expulsa a un estudiante por supuestamente escribir 'Abajo Díaz-Canel'

Jorge Enrique Cruz Batista. (FACEBOOK/JORGE ENRIQUE CRUZ BATISTA)

El estudiante Jorge Enrique Cruz Batista fue expulsado definitivamente de la Universidad Ignacio Agramonte de Camagüey, acusado de ser uno de los autores de los carteles de "Abajo Díaz-Canel" aparecidos en la sede de ese centro de estudios el domingo 13 de enero.

Tras un proceso investigativo relámpago, el estudiante fue expulsado a mediados de marzo, según reportó una fuente que pidió mantener el anonimato por temor a represalias, a la que tuvo acceso la publicación independiente La Hora de Cuba.

Según refirió la fuente, Cruz Batista contó a sus compañeros que fue interrogado por agentes del MININT en Villa María Luisa, antigua casona del reparto Garrrido donde tienen su sede los calabozos y los instructores penales de la Seguridad del Estado de Camagüey.

"Si no declaras que fuiste tú te vas a quedar aquí detenido e incomunicado", le aseguró uno de los agentes interrogadores, "pero si declaras, te vas y puedes seguir tus estudios", refirió Henry Constantín, director de La Hora de Cuba, en su perfil de Facebook.

El estudiante confesó, pero fue engañado: días después, sin posibilidad de defensa justa, le notificaron que estaba expulsado definitivamente de la Educación Superior en Cuba. Que podía apelar, pero de su aula, su facultad, su beca, y su universidad debía irse de inmediato.

Jorge Enrique cursaba el tercer año de la carrera de Arquitectura. Otro alumno castigado por el mismo hecho, nombrado Alexander, estudia Ingeniería Civil y recibió una sanción menor que le permite estudiar de nuevo, pero solo a distancia, prosigue el reporte.

Según La Hora de Cuba, los carteles habían aparecido el domingo 13 de enero, escritos en una pared de la Facultad de Construcciones, y enseguida atrajeron el despliegue de numerosos agentes de la Seguridad del Estado.

Las consecuentes investigaciones que, como siempre en estos casos, "contaron con el total apoyo de las autoridades universitarias, condujeron al señalamiento de los estudiantes", sigue la denuncia.

Santiago Lajes Choy, rector de la universidad camagüeyana, comentó en Facebook, al preguntársele por el caso, que "A ningún estudiante por sus ideas se ha enviado a la Policía". Al recordársele que Jorge Enrique Cruz no fue enviado a la Policía por sus ideas, sino por escribirlas en una pared, respondió: "No vale la pena discutir contigo, y mucho menos hablar de asuntos tan internos que solo le incumben a estudiantes y profesores de la Universidad". Tras esto, bloqueó al periodista.

También vía Facebook, Adrián Cancino, funcionario que dirigió la "comisión disciplinaria" encargada de castigar a los estudiantes en la institución, desmintió la versión de los represaliados: "Ninguna de las cosas que usted menciona es lo que ocurrió", dijo a La Hora de Cuba, pero evitó dar más detalles.

Cancino, antes de esta ocasión, fue testigo del MININT en los juicios contra periodistas y activistas independientes, durante la Primavera Negra, en Camagüey.

Jorge Enrique Cruz no ofreció declaraciones a La Hora de Cuba por estar esperando el resultado del "proceso de apelación". "Reintegrarme a mis estudios y graduarme es lo único que quiero", afirmó, no obstante.

Antes de este caso, la Universidad de Camagüey expulsó de su puesto a un profesor (José Raúl Gallego) y citó para interrogatorios, amenazó o investigó a otros jóvenes por textos publicados en blogs propios —como es el caso de José Alemán Mesa—, en el boletín estudiantil del centro, o por hacer comentarios críticos en Facebook, asegura la denuncia.

"La discriminación por razones políticas sigue siendo ley en las universidades cubanas, que son gratis, porque no piden dinero para estudiar en ellas, pero son de las más caras del mundo, porque exigen lo más costoso, lo más humillante y más difícil de dar para un joven: sumisión", concluyó La Hora de Cuba.

2 comentarios

Imagen de Ricardo E. Trelles

// Tremendo abuso, peeeeero... // - - - - -  No es necesario ni resuelve el problema social ponerse a escribir lemas en las paredes. - - - - - - Lo que haría una gran diferencia: 1. Tener y distribuír  personalmente (¡en las universidades!) materiales como el mostrado y facilitado en   mhecnet.org?AspiracionesSIoNO     2. Estar preparado para discutir y argumentar civilizada y calmadamente sobre temas sociales con quienes quieran hacerlo (¡en las universidades!). - - - - Pero NO. Por ninguna parte veo que los "activistas" y "opositores" cubanos promuevan ni faciliten nada de lo anterior.

Imagen de EL BOBO DE LA YUCA

?El estudiante confesó, pero fue engañado? ?De verdad se creyó que podía confesar y continuar sus estudios? Deben haberlo expulsado no por escribir el cartel sino por comemierda o por ser retrasado mental incapaz de cursar estudios universitarios.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.