Martes, 19 de Marzo de 2019
Última actualización: 01:55 CET
represión

Cuban Prisoners Defenders: El sistema judicial cubano 'fabrica pruebas falsas' contra los opositores

Personas encarceldas en Cuba. (AP)

La ONG Cuban Prisoners Defenders (CPD) ha realizado un informe donde denuncia que el sistema judicial cubano "inventa" y "fabrica" pruebas falsas de una manera burda, lo cual no le impide continuar hasta la ejecución de la sentencia.

El estudio, que se encuentra en las últimas fases de desarrollo y elaboración, se ha realizado para mostrar una realidad convenientemente ocultada por las autoridades cubanas, y  porque refrenda que Cuba es un país muy represor. 

Los resultados, que pueden consultarse en el sitio web de UNPACU, se apoyan en el análisis jurídico de los casos de todos los presos políticos cubanos por un equipo de eminentes penalistas internacionales. 

Cuban Prisoners Defenders no tuvo en cuenta las acusaciones, sino las pruebas existentes, los procesos penales y las leyes que dan soporte a dichos procesos.

Aunque el régimen nunca ha ofrecido estadísticas sobre la población reclusa de modo contrastado, investigaciones de la CPD sugieren que la Isla tiene miles de reclusos, repartidos en cientos de penales e instituciones de todo tipo diseminadas por todo el país.

El informe de prisiones que será presentado y difundido por la CPD en un breve contiene además las cifras exactas por provincia, prisión y las clasificaciones de los penales e instituciones.

Del total que refiere la CPD, miles serían presos políticos. Una minoría, indica, "están censados como miembros de organizaciones disidentes". Estos suman apenas 138 (88 convictos de conciencia, 18 condenados de conciencia y 32 presos políticos más). De estos, 18 llevan en prisión una media de 19 años y tres meses. 

No obstante, una cifra mucho mayor y más difícil de precisar es la de los miles de "presos políticos, anónimos para la sociedad", entre los que están los condenados por "peligrosidad social predelictiva", instrumento que usa el régimen para ejercer el control sobre individuos "críticos o descontentos, y que permite ingresar en instituciones penitenciarias a personas que no han cometido delitos, ni siquiera en grado de tentativa."

Entre los casos que ofrece el informe para ilustrar la tipología de "preso de conciencia", están los de Mitzael Díaz Paseiro (condenado por peligrosidad predelictiva); Aymara Nieto Muñoz (acusada por desorden y atentado, aunque las evidencias grabadas en vídeo revelan la falsedad de esa acusación); Dayamí F. Lay Sangronys (también un vídeo desacredita las alegaciones de la Fiscalía); y Edilberto R. Arzuaga Alcalá (en prisión por impago de multas arbitrarias), entre otros.

Cuban Prisoners Defenders es un grupo independiente de análisis, estudio y acción, que cuenta con la colaboración de todos los grupos opositores de la Isla y los familiares de los presos políticos.