Lunes, 26 de Agosto de 2019
Última actualización: 01:22 CEST
REPRESIÓN

Liberados dos activistas detenidos el día del referendo constitucional en Cuba

Activistas muestran su postura ante la Constitución. (R.R.LOBAINA)

Alexander Rodríguez Santiesteban y Walter Cañete Cruz, dos de los activistas que permanecían detenidos por el régimen tras los dispositivos desplegados para frenar la participación de la oposición y observadores electorales en el referendo constitucional del pasado domingo, fueron finalmente liberados.

Walter Cañete Cruz fue liberado el pasado lunes, según informó Rolando Rodríguez Lobaina en su perfil de Facebook, coordinador general de la Alianza Democrática Oriental (ADO), organización a la que pertenece Cañete, y quien se proponía ejercer de observador del proceso electoral en Banes, Holguín.

En otro mensaje Rodríguez Lobaina denunció que Alexander Rodríguez Santiesteban había "recibido una golpiza" y estaba "lesionado".

Pasadas las 96 horas de arresto, según denunció Marthadela Tamayo, portavoz de Observadores de Derechos Electorales (ODE), este activista fue liberado el martes. Se encontraba en la unidad de instrucción penal conocida como Pedernales en Holguín, junto con Cañete Cruz

El régimen se empleó a fondo el pasado domingo para reprimir las voces contrarias a la Constitución tutelada por el Partido Comunista de Cuba (PCC).

Desde horas tempranas del 24 de febrero, activistas de las plataformas ODE y de la Asociación Cubana de Observadores Electorales (ACOE) estuvieron bajo asedio policial. Arrestos, vigilancia y prohibición expresa de ir a votar signaron la jornada en toda la Isla.

Como colofón casi 80 activistas de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) que abandonaron la huelga de hambre el domingo y ese mismo día salieron a las calles de Santiago de Cuba a votar u observar el referendo constitucional fueron "violentamente" detenidos por fuerzas de la Seguridad del Estado y la Policía.

Por su parte, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), con sede en Madrid, elogió a "más de 2,5 millones de cubanos (superior al 30% del censo electoral) que decidieron rechazar el sistema del Partido Comunista, rompiendo las cadenas del miedo y la represión".

A propósito del referendo constitucional, el OCDH, que promovió el NO, urgió a una "reforma democrática, amplia e integral, para que todos los cubanos puedan participar libre y democráticamente en la vida política del país y estén representados en las instituciones del Estado".

"Contando con las estimaciones previas realizadas por el OCDH a partir de estudios demoscópicos en el terreno, las cifras recabadas por nuestros observadores y colaboradores el día del referendo, e incluso tomando en consideración los cuestionables resultados proporcionados por el gobierno, podemos asegurar que el domingo más de 2,5 millones de ciudadanos con derecho al voto rechazaron el sistema económico y político impuesto en Cuba", señaló en una declaración enviada.

"Tenemos la convicción de que, en un proceso libre y transparente, este rechazo sería mayoritario entre los cubanos, especialmente si las condiciones de miseria y ausencia de derechos y libertades se mantienen y la cúpula cubana sigue empecinada en perpetuarse", añadió.

Para el OCDH, "en todo caso, ha quedado patente de manera cuantitativa lo que hemos alegado desde hace años: que el sistema socialista imperante no es la opción de millones de cubanos".

"Ha quedado en evidencia que esta Constitución (como la anterior), impuesta por el Partido Comunista, no representa ni respeta la pluralidad de la sociedad cubana. Tampoco la propia Asamblea Nacional del Poder Popular, el órgano de las unanimidades representa dicha pluralidad", sostuvo.

En otra declaración enviada a DIARIO DE CUBA, el Foro por los Derechos y Libertades (ForoDyL), como había advertido hace unas semanas, consideró que "el día 24 de febrero el castrismo dio cumplimiento a su nuevo circo constituyente".

"Denunciamos y desconocemos la falsa constitución, que viola en letra los derechos y libertades fundamentales, así como el llamado sistema jurídico y legal que de ella se derive. Reafirmamos nuestro llamando al boicot y a la desobediencia para enfrentar al totalitarismo imperante. Abogamos por más sanciones políticas y económicas al régimen y el decidido apoyo a la oposición interna", señaló.