Lunes, 19 de Noviembre de 2018
Última actualización: 00:09 CET
REPRESIÓN

El régimen alarga ocho meses la condena a un preso de la UNPACU a punto de salir de prisión

Albert Portuondo Álvarez. (UNPACU)

El activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) Albert Portuondo Álvarez, subcampeón mundial juvenil de boxeo en 2006, quien cumple una sanción de dos años en Santiago de Cuba próxima a cumplir, fue comunicado por la Seguridad del Estado que deberá tendrá que permanecer otros ocho meses en la cárcel por un "error" de la sentencia, informó el portavoz de la organización, Carlos Amel Oliva Torres.

Portuondo, de 30 años de edad, residente en el municipio de Palma Soriano, en Santiago de Cuba, fue detenido el 21 de septiembre de 2016 y sancionado al día siguiente por los delitos de "lesiones y amenazas" que el opositor considera "fabricados". Por estos cargos le impusieron una condena de dos años de prisión de libertad que se cumplen el próximo mes.

"Ha pasado por varias prisiones, pero se encuentra actualmente en la prisión de máxima severidad de Boniato, en Santiago de Cuba", precisó Oliva Torres.

"En realidad su único delito fue que en 2016 en una entrevista en vivo en la emisora municipal Radio Baraguá dijo que él tenía mucho que agradecerle a la UNPACU", añadió.

"A partir de ahí, unido a su militancia, la policía política lo hizo objeto de su represión y terminó llevándolo a la cárcel. Ha sido llevado en varias ocasiones a celda de castigo por negarse a aceptar el programa de reeducación comunista y también ha sido golpeado", denunció.

"Lo novedoso del caso es que hoy Albert se comunicó vía telefónica con nosotros y nos comentó que dos agentes de la Seguridad del Estado fueron a visitarlo cuando él se encuentra a poco tiempo de cumplir su sanción", dijo.

"Estos oficiales le dijeron que su condena había sido 'errónea' y que debía cumplir ocho meses más por un delito adicional de soborno, delito que no ha constado en ningún momento en el proceso, ni siquiera mencionado", denunció Oliva Torres.

Según el activista, "sería el tercer delito fabricado contra él".

"Esto ellos lo hacen como medida de presión, para comprometer al activista antes de liberarlo a colaborar con ellos o a dejar la organización", consideró.

La UNPACU tiene actualmente 54 presos políticos, de ellos diez fueron llevados a prisión bajo el Gobierno de Miguel Díaz-Canel. En el mes de julio fueron detenidos una veintena de activistas, alrededor de diez fueron citados para interrogatorios y un colaborador sufrió un registro en su vivienda.