Miércoles, 21 de Noviembre de 2018
Última actualización: 13:11 CET
REPRESIÓN

La Seguridad del Estado 'quiere hacer famoso a Mayarí con tanta represión'

Valla propagandística en Mayarí, Holguín. (CATARSIS)

La vivienda de los opositores Yudelkis Morales Miranda y Richar Asensio Rodríguez "fue requisada por la policía”, en el poblado de Guaro del municipio Mayarí, Holguín, en la mañana del martes 17 de julio. Presumiblemente ordenado por la Seguridad del Estado, "Richar resultó detenido", según informó a DIARIO DE CUBA su suegra Teresa Miranda, también miembro de Corriente Martiana y de la Alianza Democrática Oriental.

"En el registro se ocuparon 11 tiras de cabillas para la construcción, prestadas horas antes por una vecina. A pesar de que allí mismo la vecina atestiguó el préstamo, mi yerno fue detenido. Lo llevaron a la Unidad de la PNR de Guaro esposado. Luego lo trasladaron igualmente esposado, como un delincuente, en un transporte público hasta Mayarí, donde continuó detenido en la Estación Principal de la PNR", añadió.  

"Las cabillas las trajimos a casa a pleno día, a la vista de todos. Nosotros sabemos que estamos vigilados y tenemos mucho cuidado para no tener ilegalidades que puedan aprovechar en nuestra contra. Cuando se llevaban a mi yerno esposado me exalté mucho y grité frente a los policías, en la calle: '¡abajo la dictadura!; ¡vivan los derechos humanos'. Fue algo que ellos no esperaban, ni yo pensé que haría. Se vieron nerviosos y no se atrevieron a hacer nada contra mí", dijo la activista.

"Entre los policías que participaron habían tres que conozco, pero solo por sus nombres, Vicente, Bárbaro y Tony, este último famoso en la localidad por golpear detenidos, incluso a mujeres. Los informantes de la Seguridad del Estado que denunciaron el traslado de las cabillas, creyendo que era una ilegalidad, se nombran Teresa Pérez Herrera y Jorge Ramírez Guerrero. Es público su trabajo de 'chivatos'", denunció Miranda.

"Tras 17 horas detenido injustamente, mi yerno fue liberado. La policía visitó a la vecina y verificaron la legalidad de las cabillas, para su sorpresa. Aún así presionaron mucho para que Richar firmara un documento reconociendo que había cometido el delito de receptación y lógicamente se negó. A pesar de que todo quedó esclarecido al soltarlo le aseguraron que la investigación continuaba", continuó.

Para la opositora, "detrás de este intento de asociarnos con algo ilícito está la mano de Roilán, el jefe de la Seguridad del Estado en la zona Este de Holguín. El represor se jacta de ser el oficial que atendía a Orlando Zapata y que lo dejó morir durante su huelga de hambre. Desde que asumió el cargo aquí la represión aumentó mucho".

"Recientemente me visitaron dos compañeros, Manuel Alejandro León Velázquez, de Guantánamo,  y Alexander Santisteban  Rodríguez, de Banes, los que luego de salir de mi casa fueron detenidos y encarcelados tres días en la Policía de Mayarí (…) También un amigo periodista independiente de Mayarí, Osmel Ramírez Álvarez, ha sido detenido dos veces y les han quitado sus medios de trabajo. Este 'seguroso' quiere hacerse famoso, a él y a Mayarí, con tanta represión", concluyó Miranda.

Tanto Manuel Alejandro León Velázquez como Osmel Ramírez Álvarez son periodistas de DIARIO DE CUBA, ambos detenidos recientemente en las celdas de la Policía de Mayarí, por órdenes de la Seguridad del Estado.

También en esa localidad han sido las detenciones y actos de represión contra el candidato independiente a delegado de circunscripción, opositor y cuentapropista, Confesor Verdecia y contra el cuentapropista José Antonio Herrera Torres.