Lunes, 11 de Diciembre de 2017
22:11 CET.
Derechos Humanos

Juan Antonio Blanco, designado nuevo director ejecutivo de la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba

La Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FHRC) anunció el viernes la designación del Juan Antonio Blanco Gil como su nuevo director ejecutivo. Blanco trabajó durante diez años en la organización de derechos humanos, radicada en Canadá y acreditada ante Naciones Unidas y la OEA, Human Rights Internet (HRI).

Luego de ser el coordinador de programas internacionales, asumió la responsabilidad de director ejecutivo de esa organización. En HRI fue, además, el coordinador general de la Conferencia Mundial de Derechos Humanos "Viena + 5" y de dos conferencias regionales contra el racismo, así como consultor de dos redes latinoamericanas de derechos humanos.

Blanco también creó una red regional de ONG’s interesadas en trabajar con organismos multilaterales.

El comunicado de la FHRC subraya que además de su trayectoria académica, Blanco aporta “un profundo conocimiento de la realidad cubana, dada su experiencia pasada como funcionario diplomático cubano en Naciones Unidas y como analista principal de las relaciones bilaterales entre Cuba y Estados Unidos del Gobierno cubano”.

En 1992, Blanco abandonó voluntariamente sus cargos oficiales en Cuba para participar a tiempo completo en instituciones académicas, desde las cuales se promovían algunas reformas a inicios de esa década.

Al cerrarse esos espacios después del derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate en 1996, Blanco abandonó la Isla y se radicó por casi 15 años en Ottawa. Después se trasladó a Miami, donde ha sido director asociado visitante del Cuban Research Institute de la Florida International University y director ejecutivo del Centro de Iniciativas para América Latina y Caribe del Miami Dade College.

En Cuba, Blanco se graduó de profesor del Departamento de Filosofía de la Universidad de La Habana y obtuvo el doctorado en Historia de las Relaciones Internacionales.

Es autor de varios libros y numerosos artículos como experto en temas internacionales, de derechos humanos y resolución de conflictos, por lo que regularmente recibe invitaciones para participar en programas de televisión y radio de Estados Unidos, Europa y América Latina. También ha sido conferencista en prestigiosas universidades y think tanks de esos países. 

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 19 ]

Imagen de Anónimo

Felicidades a Juan Antonio Blanco. Su experiencia de casi dos décadas en los derechos humanos a nivel internacional puede ayudar a Cuba en esta nueva etapa confusa en cuanto al apoyo de Estados Unidos para la defensa de los derechos humanos en la isla

Imagen de Anónimo

En Cuba se podia vivir sin meterse en nada. No era obligatorio ser del partido ni del Comite Central, lo que sabias que no ibas a viajar ni a tener otras prebendas que tenian los mas combativos. Los que se metian en la maquinaria (icluyendolo a el) sabian como funcionaba, nadie era ingenuo para creer que aquello iba a mejorar, solo habia que buscar como beneficiarse del sistema. No tengo nada contra el y sus articulos me parecen de los mejores que he leido, pero es verdad que fue parte del sistema. A lo mejor es un buen amigo de sus amigos, pero el que lo defiende que plantee sus ideas y no descalificativos. Que me demuestre que los que estan en el sistema en Cuba de verdad quieren crear un pais que funcione. Normalmente estos foros son para debatir ideas, pero la gente viene a ofenderse; se que es dificil debatir ideas diferentes entre cubanos, pero espero que un dia eso cambie. Saludos

Imagen de Anónimo

No serian oportunistas pero fueron unos comemierdas.Alberto F Alvarez

Imagen de Anónimo

Eso digo yo. Los unicos que no eran oportunistas fueron Batista, Ventura, Masferrer y los que siempre dijeron que Fidel era comunista. Pero de Huber Matos a Del Pino todos eran oportunistas, ¿no es cierto? ¡Viva el 10 de marzo!

Imagen de Anónimo

Seria mejor que el anonimo del comentario  de abril 10 11.56pm firmara con su nombre para comenzar un debate sobre si todo el que abandono al regimen es un oportunista, o hay razones que llevan a un hombre a darle fin  a su relacion con una dictadura  que lo vio nacer o en la que vivio desde menor o adolescente.El tema puede resultar interesante pero prefiero no debatir con este anonimo porque su comentario me parece mal intencionado y provocador, una activa de la q ya sabemos bastante.Alberto F Alvarez

Imagen de Anónimo

Para los que defienden a Juan Antonio Blanco. Yo no conozco a nadie honesto en el Comite Central de Cuba, y todos los cubanos sabemos como se llega hasta ahi. Tiene que haber jodido a mas de uno, no se llega ahi por por talento. El tipo es un oportunista auque lo quieran seguir tapando todos sus defensores. Escribe bien y tiene ideas claras, pero eso no quita que sea un oportunista.

Imagen de Anónimo

Para quienes no lo conozcan, Blanco ha sido siempre, ante todo, un hombre honesto: dice y actúa según lo que piensa. Pocas personas se hubieran atrevido a renunciar a funcionario del Comité Central del Partido sin tener alternativas de trabajo aseguradas de antemano y con todas las consecuencias que ello implicaba, para tratar de impulsar reformas como simple académico. Blanco lo hizo y luego se dedicó a redactar y promover propuestas para cambios claves en la sociedad cubana incluidas la libertad de asociación, la libre entrada y salida del país, poner fin en los códigos penales a las persecuciones por peligrosidad y por diversionismo ideológico, y abrir las cárceles a inspecciones de sus condiciones y del trato a los reclusos. Si como funcionario hubiera seguido la ruta del oportunismo casi con seguridad habría llegado a posiciones más altas. En el exilio sobran las organizaciones y víctimas del castrismo que lo conocen desde hace mucho tiempo y aprecian el trabajo que ha desplegado por la democracia y los derechos humanos.Si se suma su experiencia dentro de Cuba y su trayectoria de veinte años en la defensa de los derechos humanos desde el exilio es inobjetable que Blanco es una persona calificada para ocupar ese cargo en esta nueva y compleja etapa. Hay que felicitar a la Fundación de Derechos Humanos en Cuba por su nombramiento.

Imagen de Anónimo

No pongo en duda la buena voluntad de Juan A. Blanco, pero el pertenece a esa academia de izquierda universitaria que radica en Florida, la misma que siempre da encuestas favorables a la politica de ayudar al gobierno cubano. Lo otro es que el siendo alto funcionario en Cuba y en el extranjero, (como dice la nota) conoce la realidad cubana tanto como Panfilo el negro conoce la realidad de las relaciones internacionales.

Imagen de Anónimo

Para algunos exiliados, la Cuba que ellos anhelan se fundaría y estaría dirigida por los que se fueron de la isla en los 60, quienes si estuvieron presos llegarían a ministros. La Dictadura cumple 60 años. El resto de los cubanos que transitamos por esa experiencia, no contamos para ese grupito de exiliados. Bajo sus convicciones, sería una república del tamaño de Cayo Coco. Si una persona como Blanco participó del proyecto revolucionario y vivió la gran frustración después con la dictadura, sobre todo cuando se dio cuenta que allí se violan los ddhh todos los días, y se fue, dejando atrás todo el bienestar que se puede alcanzar en la Cuba de los Castro, bienvenido sea al mundo del exilio cubano, que no es el petit monde de un centenar de personas. Al especializarse en ddhh-- con ayuda de la experiencia alcanzada en ONU como funcionario de Cuba--, Blanco pudo saltar de la admiración, a la condena del régimen. Llegar a participar de los trabajos de la Cuban American National Foundation--"la mafia de Miami", como la llama la prensa oficial del régimen--habla mucho de sus convicciones y de su honestidad consigo mismo. ¡Muchas felicidades!

Imagen de Anónimo

El Sr Blanco y su supuesta conversion, y su acomodada y privilegiada familia (en Cuba) aun NO me convence....