Jueves, 20 de Septiembre de 2018
Última actualización: 13:05 CEST
Béisbol de Grandes Ligas: La tanda cubana

Yoenis Céspedes: güiro, calabaza y miel

Yoenis Céspedes. (MLB)

Bate, guante y brazo. O lo que podría ser lo mismo: güiro, calabaza y miel. Esto fue lo que desplegó anoche el hombre del momento, Yoenis Céspedes (de 4-2, RBI, 2K, .204), en la novena victoria al hilo de sus Mets de Nueva York, 6 a 5, frente a unos inconformes Cerveceros.

El 52 inauguró el marcador con un cañonazo al left-center en el primer capítulo, atrapó una bola que ya buscaba el muro en el segundo, y liquidó a un rival que intentó ganarle la antesala en el séptimo: desenfundó el mosquete mientras cargaba hacia adelante desde el jardín derecho, soltó la bola como si quemara, y allí quedó tendido el temerario.

Los Mets, igual que las Medias Rojas de J. D. Martínez (de 4-2, 2B, RBI, .250), que ayer desplumaron 7 a 3 a los Orioles, van zumbados en el este de ambos circuitos. La otra cara de la moneda, el reverso de su suerte, son los Rayos de Adeiny Hechavarría (de 2-0, BB, K, .205), derrotados 2 a 1 por los Filis, y los Marlins, que lograron picar a los Piratas, 7 a 2 en la Pequeña Habana.

Las dos novenas de Florida, en el cabús de sus respectivos grupos, bien podrían hacer suyo el verso del poeta Eliseo Diego y decir, como el de la Calzada de Jesús del Monte, que lo sucedido hasta ahora "no es una delicada primavera".

Y ya que estamos, también podrían decirlo los Reales de Jay (de 1-1, .262) and Soler (de 4-1, 2B, R, .212) y los Tigres de Martin (de 4-0, K, .271) and Iglesias (de 4-2, RBI, .103), derrotados, 4 a 5 y 6 a 8, por los Angelinos y los Yankees de Chapman (IP, 3K, 2.57), que salvó su segundo del año llevándose a tres por la vía rápida.

Los de Kansas están peor que la monarquía de Luis XVI en días de La Bastilla, mientras los de Detroit andan convertidos en gaticos domésticos.

Sí les va bien a los Azulejos y a Aledmys Díaz (de 4-2, HR, 3RBI, 2R, .237), que anoche, perdiendo por tres ante los Indios de Yonder Alonso (de 4-1, RBI, 2K, .191), vino a batear con dos en base y, en dos y dos, mandó a la grada la recta que le tiraron, empatando un duelo que acabarían ganando los suyos, 8 a 4.

¿Qué más?

El Guille Heredia (de 1-1, .294) y los Marineros se impusieron 7 a 4 a los Atléticos de Oakland, Nolan Arenado (de 3-0, BB, K, .288) y los Rockies volvieron a pasarle la cuenta, 2 a 1, a los Nacionales, y lo mismo hicieron Eric Hosmer (de 4-0, .288) y los Padres con los Gigantes, 5 a 1.

Las Serpientes, por su parte, sin Deven Marrero ni Álex Ávila en el line up, fueron hasta Chavez Ravine y mordieron 8 a 7 a los Dodgers de Puig (de 2-0, 2R, 2BB, K, .196) y Grandal (de 4-1, R, K, .361), que siguen sin encontrar el paso.

Anoche, en los duelos Medias Blancas/Mellizos (suspendido), Cardenales/Rojos (5 a 3 minus Raisel Iglesias) y Bravos/Cachorros (4 a 0 minus Albert Almora), no hubo nadie de Guaracabulla, de Agabama ni de ningún otro pueblo del caimán.

Para terminar, mención al debut del Yuli Gurriel (de 4-1, K, .250), quinto en la tanda de los Astros, que tumbaron a los Rangers, 3 por 2.

Recogiendo el bate y las pelotas

En resumen: las palmas de la jornada para el del güiro, la calabaza y la miel, para el que desplumó a los Indios, y para el que domó a los Tigres.

En total: cinco juegos de castigo será el precio que deberá pagar Nolan Arenado por su toque a degüello de hace dos días.

Nos vimos ayer, nos veremos mañana.


Liga Nacional

Este: NY Mets (11-1), Atlanta (8-5), Filadelfia (7-5), Washington (6-8), Miami (4-9) Centro: Pittsburgh (9-4), Milwaukee (7-7), San Luis (7-7), Chicago Cubs (6-7), Cincinnati (2-11) Oeste: Arizona (10-3), Colorado (8-7), San Francisco (6-7), LA Dodgers (4-8), San Diego (5-10).

Liga Americana

Este: Boston (11-2), Toronto (9-5), NY Yankees (7-7), Baltimore (5-9), Tampa (3-10) Centro: Minnesota (7-4), Cleveland (8-6), Chicago White Sox (4-8), Detroit (4-9), Kansas (3-9) Oeste: LA Angels (12-3), Houston (10-4), Seattle (7-4), Oakland (5-9), Texas (4-11).

1 comentario

Imagen de Anónimo

Es meritorio hacer crónica deportiva, pero estos intentos de crónica tienen un estilo enrevesado, con exceso de giros oscuros y un vocabulario indescifrable que entorpece la lectura, haciéndola cansina e incomprensible. Son buenos deseos, que merecen mejores resultados que los obtenidos.

Necesita crear una cuenta de usuario e iniciar sesión para poder comentar.