Lunes, 11 de Diciembre de 2017
11:46 CET.
Poesía

El diccionario

 

Mi madre cuando no era mi madre
leía diccionarios en las noches
y viajaba a sitios importantes
donde no llegaban cartas ni telegramas míos
miraba desganada el letrero desleído del agua
el ácido los renglones no a mi manera sino a la suya
no desde mi ciudad sino en otra
llena de pájaros insectos árboles
perforados por pájaros carpinteros
en cuyo averno caía para seguir cayendo.
ni adulta ni muchacha mi madre
desde cierta parte íntima que yo desconozco
decía:
una coma es una herida vertical un músculo
conforme el mar no desemboca en el mar
yo amaba su condición de no madre
desligada del gran libro sobre la mesa
no palabra no vaca de aquella vaca
mi madre cuando no era mi madre
cantaba para otra en medio de las bombas
y el lodo.

 


Yosie Crespo nació en Pinar del Río, en 1979. Ha publicado los libros de poemas Solárium (Baquiana, Miami, 2012) y La ruta del pájaro sobre mi cabeza (Torremozas, Madrid, 2013). Este poema pertenece a un libro inédito.

Otro poema suyo: Los hombres de mi pueblo.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 11 ]

Imagen de Anónimo

Anónimo  9:59 am, discúlpeme pero no concuerdo. Este es mi primer comentario a este poema, pero leo frecuentemente esta sección y he visto críticas a cubanos (y no) que residen en los más diversos lugares. Hay que aprender a aceptar la crítica, es algo inevitable en la era de internet que el que publica un texto sea más vulnerable a la opinión de extraños. Esto no es un libro publicado que uno decide comprar o no, o dejar de leer si se aburre.  Aquí la crítica porque puede ser anónima es por definición mucho más despiadada. Yo digo que es un reto para los creadores, y al publicar aquí toman el riesgo de ser observados al detalle por lectores y otros escritores. Puede ser una experiencia dolorosa publicar aquí y ver las reacciones del público, si uno sólo está acostumbrado a hacer lecturas de poesía en ambientes amables donde todos son poetas y no van a levantarse y decir que un poema no es bueno. En fin...publicar en internet en un periódico si uno no quiere escuchar la crítica injusta y la justa, no lo aconsejo. Sin emabrgo pienso que los creadores han de adaptarse al mundo y hacer el mejor uso posible de este formato. Se dice que la poesía es cuestión de gusto, no lo creo, hay poemas universales con los que casi todo el mundo estaría contento.

Imagen de Anónimo

Lo de siempre: se publica en esta sección un poema de alguien que vive en Miami y enseguida empiezan los ataques anónimos. Fíjense que no pasa casi nunca con poetas de otros sitios. Yo creo que es por el provincianismo de muchos poetas cubanos que residen en Miami. 

Imagen de Anónimo

El poema no es bueno, con vacas mediante o sin ellas

Imagen de Anónimo

Es lo que yo digo que las vacas dan para mucho, Mu 4 u, me encantó eso! De vuelta al poema, Yosie no sabe la que se ha formado aquí, le agradecemos que siga manteniendo el aparente equilibrio de este absurdo, el poema con vaca, porque sin vaca, no hay desequilibrio. "Ganado tengo el pan, hágase el verso" susurrará desde allí el Poeta, y quejándose por el equívoco de que no haya vacas allí, aunque muchos lo dijeron al leerle. No hay vacas, pero pudo haberlas, ja!

Imagen de Anónimo

Pero qué lío se ha formado con la dichosa vaca. Sinceramente, no creo que Yosie haya contestado al primer anónimo (el lector culto). No entiendo por qué espanta a nadie ni me parece que los poetas esperen que sus lectores los comprendan. Más bien pienso que les da igual o hasta prefieren ser un poco herméticos, oscuros como el estómago de una vaca azul, vaca blindada, vaca oh, bella vaca amada, sagrada, destimbalada. Coño, hasta yo me inspiré. Mu 4 U.

Imagen de Anónimo

Y qué se perdería ella ni nadie porque usted, bien llamado anónimo, no la leyera? 

Imagen de Anónimo

El poema está bien y la vaca me cuadra.

Imagen de Anónimo

Dear Anónimo, este comentario no está escrito por Yosie, a quien tampoco quisiera que vieras vinculadas, holly cows! por todas las vacas del universo, qué suerte la de ella que le dejes así con esos animales tan poéticos, las vacas son animales superpoéticoslas vacas tienen muchos estómagosuno de ellos se llama libroy son como el lector de poesía,mastican, rumian, devuelven lo que leen,lo saborean, lo digieren, lo vuelven a rumiar,una y mil veces hasta el bagazo, tener vacasqué lujo, eso es tener mucho, para ser poeta.(Lector que cree en la necesidad de rumiar)

Imagen de Anónimo

Detesto los egos creadores contestarlos. Pues quédese con la vaca. Ponga cuantas reses quiera. Un ganado. Y siga creyendo que cada persona que con gusto se acerca a su texto debe leer lo que usted entienda.  Eso es una tiranía poética. Es primea vez que leo algo suyo. Y fue la última. Espanta usted a quienes quieran conocerla. Le falta mucho por madurar, por aprender. Un poema termina en el lector. Y yo, sabionda, soy un lector culto. Erudito. Jamás volveré a criticarla. Ese lujo no lo volverá a tener. Perfecto, solo Dios. Y aprenda a crecer escuchando la crítica de los demás. Quédese con sus vacas, sus bueyes, con toda la granja que quiera colocar en su finca. Y piense que es sublime.  Pero yo no la leeré ni de lejos. Dios me libre. Hay mucho clásico por descubrir en su original para dedicarle mi precioso tiempo y, encima de eso, soportar las coces de las reses.

Imagen de Anónimo

Dear Anónimo que desde el anonimato ves la vaca (la paja), en el ojo ajeno. El lenguaje es disonante, altisonante, pocas veces diáfano, muchas ondulante y lleno de saltos, sin equilibrio, le busca sin poder enocntrarlo. El poema es eso, y en diccionario contiene como tendría que ser palabars que no nos gusta encontrar, vaca es por cierto un término que está dentro de su contexto en un poema, en los labios de un niño, en el diccionario, y si lo reconoces en tu comentario en el que también se sale un poco del contexto, como hacen todas las palabras, buscando el equilibrio, rompiéndolo, sin poderlo evitar.