Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
15:17 CET.
Poesía

Besos y melocotones

Archivado en

 

Uno piensa en el melocotón
confuso y amarillo
moteado de rojizo en la cáscara
destilando ese jugo dulzón y pegajoso
adictivo.
Uno piensa en melocotones
en cuántos años pasó imaginándolos
sin saber que existían cómo son
y entonces ve a los que se besan en público
mientras caminan por la fresca alameda
de la Plaza de España
y van hacia la fuente
seguro van hacia la fuente
si yo fuera esa muchacha iría hacia la fuente.
Los que se besan en público
me hacen sentir miserable y vieja
espantosamente llena de envidia inconsciente
pero recuerdo los melocotones
y me siento afortunada
quedan tres melocotones en la bolsa contaminadora del supermercado
así que tomo uno
al azar
y besándolo camino por la alameda
muy despacio
hacia la fuente.

 


Sonia Díaz Corrales nació en Cabaiguán, en 1964. Ha publicado los libros de poemas Diario del grumete (1997) y Minotauro (1997). Este poema pertenece a Noticias del olvido (Escritura entre las nubes, Tenerife, 2014).

Otros poemas suyos: El Rey pide las manzanas de las Hésperides, Elogio del instante y Respuesta a los mensajes de spam de Mr. John Patterson.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.