Domingo, 17 de Diciembre de 2017
05:39 CET.

Elogio del instante

Archivado en

Agosto
en la cocina
al mediodía para ser exacta.
He cortado una tajada enorme de melón colorado
sandía
melón de agua
como quieras    pero enorme.
Lo he sujetado con ambas manos
por la línea verde de la cáscara
y he mirado el rojo
desvanecerse
en ese blanco final.
El melón
aguado
fresco
invitando.
Inclinada sobre el fregadero
me hundo en la masa granulosa
con los dientes los labios la lengua.
El frío leve del suelo
en las plantas de los pies descalzos
y el jugo corre pegajoso por mi cara
alcanza la barbilla.
Las manos chorreando
sostienen el resto diezmado de tajada.
Vuelvo y mordisqueo
mirando las nubes del verano sobre las montañas
hacer su recorrido indiferente
en el espacioso ángulo de la ventana.
Y sí    es cierto
mis modales son un asco
y mañana no sé
pero ahora
en este instante
me ronda la alegría
porque aún consigo disfrutar
de lo simple
lo que toco
miro
siento
saboreo.


Sonia Díaz Corrales nació en Cabaiguán, en 1964. Ha publicado los libros de poemas Diario del grumete (1997) y Minotauro (1997). Este poema aparece en la antología Bojeo a la isla infinita (introducción y selección de Arístides Vega Chapú, Betania, Madrid, 2012).

Bojeo a la isla infinita contiene poemas de Sergio García Zamora, Ihosvany Hernández González, Sonia Díaz Corrales, Juan Carlos Recio Martínez, Arístides Vega Chapú y Félix Anesio. Puede descargarse gratuitamente aquí.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.