Martes, 24 de Octubre de 2017
02:33 CEST.
Poesía

El país de Nod

Archivado en

 

Cuando todo parece más absurdo,
cuando la locura insiste en explicarlo todo
y la angustia reduce toda lumbre,
justo entonces se revela la red de vías secretas
que no deja ni una ruta minúscula al azar,
pero que aún no existía cuando Caín llegó allí.
Cada lágrima y cada revelación del júbilo
van a la zaga de un orden invisible y preciso.
Ninguna nube se atreve a saltar sobre el muro
de la tarde plena y de la noche única.
Ningún centauro viene a explicar el infierno
y ningún ángel fue capaz de demostrar el paraíso.
En el país de Nod, el apartado fantasma de Abel
aguarda sin heridas por el desterrado a la bruma,
Caín, el que jamás pudo ver su propio rostro.

 


Ernesto Santana nació en Puerto Padre, en 1958. Ha publicado varios libros de cuentos y las novelas Ave y nada (Premio Alejo Carpentier, Letras Cubanas, La Habana, 2002) y  El carnaval y los muertos (Premio Franz Kafka, Agite/Fra, Praga, 2010).

Otro poema suyo: El bosque petrificado.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.