Miércoles, 22 de Mayo de 2019
Última actualización: 15:39 CEST
Sociedad

Un caso de corrupción dinamita la camagüeyana Editorial Ácana

Feria del Libro en Camagüey. (CMHW)

La directora de la editorial camagüeyana Ácana, Mayelín Portales, fue recientemente destituida de su cargo por corrupción y desde entonces pasó a cumplir "otras funciones" dentro del sistema de cuadros de la provincia.

Fuentes vinculadas a esa casa editoral dijeron a DIARIO DE CUBA que la exdirectora cobró junto a otra funcionaria al menos 5.000 pesos por concepto de derechos de autor de una obra que nunca llegó a publicarse.

El libro de marras es de la autoría de la intelectual camagüeyana Olga García Yero y, aunque fue evaluado por el Consejo Editorial de la entidad y aceptado en el plan de publicaciones del año, no llegó a imprenta.

Una funcionaria de la delegación provincial del Instituto Cubano del Libro (ICL) que pidió anonimato, confirmó que la falta de insumos impidió que el volumen de Yero saliera de imprenta; sin embargo, no dejó de tramitarse el pago del derecho de autor.

"Lo insólito es que por el desfalco la directora solo haya sido removida del cargo y no puesta a disposición de los tribunales. En otros casos similares quienes han cometido un delito no dejan de pasar por un juzgado", cuestionó otra empleada del ICL.

Yero, esposa del Premio Nacional de Literatura de 2017, Luis Álvarez Álvarez, solo fue informada de que el libro no pasaría por el poligráfico por falta de tinta y papel.

Ácana fue creada en 1990, cuando el Ministerio de Cultura (MINCULT) transformó las Empresas Provinciales del Libro, solo destinadas a la venta, en Centros Provinciales del Libro y la Literatura.

La crisis en Ácana no es de hoy

Ácana, ubicada en el centro histórico de la ciudad de Camagüey, había tenido problemas desde el pasado año con el cumplimiento de las tiradas y más de un retraso en el pago de los derechos de autor.

Tanto así, que la sede rectora del ICL no mandó "refuerzo" de títulos para la parada agramontina de la Feria del Libro Cuba 2017.

"Es habitual que las franquicias provinciales de la Feria reciban textos de editoriales nacionales —explicó un especialista del Ministerio de Cultura (MINCULT) que pidió no ser identificado—. Esa gestión se concreta, de un lado, por la propia directiva de la editorial interesada en recibirlos y, de otro, por los mandamases del ICL, en La Habana".

Según el experto consultado, la deuda por concepto de ventas que acarreaba Ácana y la imposibilidad de pagar por los nuevos volúmenes que se mandarían hizo que el ICL, finalmente, negara los envíos.

"Quienes más lo sintieron fueron los lectores de Camagüey", señaló. En las áreas del Casino Campestre, el parque citadino más extenso del país y sede provincial de la Feria, hubo menos variedad de títulos, apenas ejemplares largamente almacenados que habían llegado años atrás.

Incluso, otras casas editoras provinciales se negaron a vender libros a Camagüey por temor a que no fueran pagados.

A partir del desastre en que se convirtió la edición local de la Feria literaria, la directiva de Ácana decidió restringir la aceptación en el plan editorial anual a textos más "vendibles", opina una autora cuyo libro fue rechazado por no "entrar en los patrones comerciales".

La joven cuenta que títulos de poesía o ensayo eran menos estimados por la nueva línea que la narrativa, por ejemplo.

La cantidad de ejemplares "ociosos" o que ha sido imposible comercializar en años anteriores es importante, de acuerdo con una empleada del ICL en la provincia. De otro lado, hoy muchos de los títulos aprobados están en stand by, aguardando por una reasignación del cargo principal de la entidad.

El de 2018 habría sido el primer plan en que se comprobaría si la apuesta por la comercialidad de Ácana daba resultado para la maltrecha solvencia de la casa editora. Ahora, entre la corrupción y la insolvencia, cualquier posible éxito quedará más distante.

11 comentarios

Imagen de Zoraida Marrero

Ana de Armas: Primero se somete a juzgar quien o no debe ser camagüeyana, y ahora me dice que "tome cuidado"...espero que no sea usted una  de esas ESBIRRAS que pululan en la isla. Tiene usted razón, la envidia es muy mala. Pregúntese usted por qué sus supuestos padres han hecho de ella todo un arte.

Imagen de Ana de Armas

Zoraida, amiga:A Ud no debería preocuparle mi apellido... pero vamos, que ud y yo sabemos muy bien su verdadera identidad :)Y ya que parece tener más tiempo para cuidar de la vida de los otros y no de sus perversidades y envidias, cosa que de hecho, le recomiendo hacer, tome cuidado. A penas eso. No le voy a dar el gusto respondiendo sus debilidades. Repita conmigo: "El espíritu del envidioso está hecho para destruir, no para construir" Por eso, la "coherencia" de su discurso :)

Imagen de Zoraida Marrero

A propósito Srta. Armas, ¿leyó este artículo?https://www.hypermediamagazine.com/columnistas/maquinaciones/gilberto-pa...

Imagen de Zoraida Marrero

Ana de Armas: ¿Quienes son sus padres, pues veo que no lleva el apellido Álvarez ni Yero por ninguna parte?No tengo que darle explicaciones de quien soy ni dejo de ser. De bajezas no me hable, ¿O quiere que le recuerde quien se paseó golpeado por su propia familia por todas las calles principeñas? Y sobre todo, los motivos de tales moretones.

Imagen de Ana de Armas

Zoraida Marrero: Señora en su comentario veo muchas calumnias contra mis padres y ningún argumento que las pruebe, que por cierto puedo refutarle uno por uno pues para empezar se está refiriendo en su comentario a personas QEPD todas muy queridas por mi familia, lo que me hace preguntarme quién es usted ya que ni siquiera la encuentro en google, qué trayectoria académica ha tenido para señalarlos con el dedo, aunque si así hubiera sido creo que hubiera tenido la ética de no escribir semejantes criterios en un espacio como este, por una parte, y por otra la decencia de señalar en el espacio correspondientes estas faltas que le achaca a mi familia, yo la invito a usted o a quien quiera a acusar de plagio a mis padres, pero con los argumentos correspondientes, dudo realemente que los encuentre. Espero mucho que usted a quien no conozco no sea camagueyana, me daría muchísima pena compartir el gentilicio de mi ciudad con alguien tan lleno de bajeza. Att.

Imagen de Zoraida Marrero

Me comenta un amigo desde Camagüey que vio el artículo, y  dice que Mayelín no pasó a ocupar otras funciones en el organismo. Sencillamente se fue y está trabajando por cuenta propia.

Imagen de EL BOBO DE LA YUCA

La exdirectora cobró junto a otra funcionaria  5.000 pesos. 5 mil pesos / 24 = 208 CUCs (dolares), que divididos entre dos personas da 100 dólares para cada una. !Tremendo caso de corrupción!

Imagen de Balsero

La burocracia cubana y especialmente el PCC, están metidos en todos lados. Normalmente, el sistema complica lo que en principio es muy sencillo: producir un bien o un servicio. Ya está todo estandarizado y acordado. Es normal. El oficial del Minint roba gasolina, el empleado del ministerio de Agricultura no trabaja pero consume, y el que imprime el libro, vende ejemplares por izquierda. Así podemos seguir todo el día: el que labora en una empresa agrícola roba semillas y agroquímicos, el que alquila carros "canibalea" los recambios que se los vende a un representante de una empresa extranjera, el que envasa refrescos o cervezas "se lleva" el trabajo a su casa, y así multipliquemos estas actitudes por decenas de miles y nos encontraremos con una economía débil con enfermedad crónica, con gente acostumbrada al "robo-hormiga", sin que se le caiga la cara de verguenza a nadie.

Imagen de José Prats Sariol

En efecto, Zoraida, algún escritor camagüeyano me había contado lo mismo. Y otras historietas de reconocidos escritores de esa provincia, en la bochornosa tradición de Raúl González, del poblado de Cascorro.  Por ello sorprendió que a Luis le otorgaran ese premio, en plena investigación por robo a Gustavo... En fin, muy feo y penoso.

Imagen de Zoraida Marrero

Olga García Yero ha PLAGIADO varios artículos sobre la Avellaneda tomados del blog LA DIVINA TULA. En innumerables ocasiones ha "dictado" las mismas conferencias, solo cambiandole el nombre y sobre todo COBRADO POR ELLO. ¿No es eso robo y corrupción? El Dr. Luis Alvarez publicó un libro sobre Martí (El Camagüey en Martí) que era obra de Gustavo Sed Nieves y al que solo el le dio un barniz. Olga García Yero publicó "Cocina en dos ciudades" poniendo como tercer autor a quien tuvo la idea del libro y practicamente fue quien lo escribió Héctor Juárez Figueredo (EPD)...Este matrimonio tiene el tejado de vidrio para andar lanzando piedras.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.