Viernes, 16 de Noviembre de 2018
Última actualización: 21:10 CET
Artes plásticas

Teresita Fernández interviene Harvard Yard con 'Autumn (...Nothing Personal)'

'Autumn (...Nothing Personal)', de Teresita Fernández. (ROBIN LUBBOCK/WBUR)
Teresita Fernández junto a su obra 'Autumn (...Nothing Personal)'. (CULTUREDMAG.COM)

La obra de la artista cubanoamericana Teresita Fernández puede verse por estos días en Harvard Yard. Se trata de Autumn (...Nothing Personal), un proyecto de arte público que permanecerá hasta el 2 de octubre y que "ofrecerá decenas de colaboraciones lideradas por organizaciones de la universidad y de la comunidad", según detalla el Observatorio del Instituto Cervantes en Harvard desde Facebook.

A lo largo de septiembre se celebrarán lecturas públicas del ensayo de James Baldwin, Nothing Personal, el texto que inspira el proyecto de Fernández. "Si estás interesado en participar en una de esas lecturas, inscríbete online en uno de los grupos", avisa el Observatorio Cervantes.

Otoño (Nada Personal) consiste en bancos de madera en tres círculos concéntricos con miles de tubos amarillos y anaranjados de policarbonato que se extienden verticalmente. La instalación de Fernández intenta "crear un espacio donde pudieran tener lugar conversaciones difíciles y complejas", convirtiendo un lugar que es normalmente un área de tránsito en un punto de encuentro y diálogo.

"La pieza trata sobre la transparencia, la visibilidad y el paisaje. Paisaje es tanto lo que no ves como lo que ves. Utilizo la palabra 'paisaje' en el sentido tradicional de un panorama o una escena pintoresca, sino más bien como la historia de la gente en los lugares, que sabemos que también está completamente ligada al colonialismo, el poder, la propiedad y todo tipo de cosas de otras historias complejas. Entonces, muchos de los aspectos de la pieza son sobre ese sutil ver y no ver, hacer visible y hacer opaco, y el presente", explica Fernández a Jacquinn Sinclair en Wbur.

"Cuando hago arte público, y especialmente con esta pieza, intento deliberadamente crear no solo una estructura física, sino también una especie de estructura social que está bajo la superficie y es menos visible. Esa es siempre la parte más difícil", comenta Fernández.

"Debajo del atractivo y seductor color de la obra y de su materialidad brillante, también hay mucha investigación y un componente cultural, histórico y político", resalta la artista. "Puede que no sea obvio, no es una pancarta, pero está allí", dice.