Viernes, 14 de Diciembre de 2018
Última actualización: 07:58 CET
Obituario

Muere Aretha Franklin, la 'Reina del Soul'

Aretha Franklin en el Caesars Palace de Las Vegas, el 13 de junio de 1969. (REUTERS)
Aretha Franklin. (EFE)

La cantante estadounidense Aretha Franklin, conocida como la "Reina del Soul", falleció a los 76 años en su casa de Detroit, informó hoy su representante, Gwendolyn Quinn, según reporta EFE.

Quinn indicó que Franklin murió rodeada de amigos y familiares, tras permanecer varios días en cuidados paliativos por el cáncer de páncreas que sufría.

"Es uno de los momentos más oscuros de nuestras vidas, no podemos expresar el dolor en nuestro corazón. Hemos perdido a la matriarca y al rock de nuestra familia", expresaron sus familiares en un comunicado.

Esta semana un amigo de la cantante, Roger Friedman, dio a conocer que la diva se encontraba gravemente enferma en un hospital de Detroit, rodeada de los suyos. Pese a su delicado estado de salud, Franklin actuó en noviembre de 2017 para la Fundación de Elton John en Nueva York. Esa fue la última vez que se subió a un escenario. 

Aretha Louise Franklin nació el 25 de marzo de 1942. Hija de un conocido predicador y de una cantante de góspel, creció rodeada de música y decidió aprender por sí sola a tocar el piano con la ayuda de grabaciones. Comenzó a cantar en el coro de la iglesia de su padre. Fue madre muy joven, con tan solo 12 años.

Considerada la última gran diva de la edad de oro de la música afroamericana, estremeció el panorama musical de los años 60 al introducir los recursos del góspel en la música secular, con éxitos hoy legendarios como "Respect" o "(You make me feel) A natural woman".

Precisamente gracias a "Respect" Franklin se convirtió en todo un icono del feminismo. La canción en realidad había sido escrita y grabada ya por Otis Redding, pero la versión de Aretha, que salió en 1967, con apenas algunos coros adicionales y un carácter especial en la interpretación y los arreglos, le dio un sentido de reclamo feminista del que carecía el tema original. "Todo lo que quiero es un poco de respeto", cantaba con voz desgarradora. 

Franklin usó su fama en favor de los derechos raciales en Estados Unidos, convirtiéndose en un elemento influyente dentro del movimiento racial y de la liberación femenina.

"Es difícil concebir un mundo sin ella. No solo fue una cantante excepcionalmente brillante, sino que su compromiso con los derechos civiles tuvo un impacto indeleble en el mundo", expresó la cantante Barbara Streisand en Twitter.

Con 44 nominaciones, 18 Grammy y 75 millones de discos vendidos en todo el mundo, fue la primera mujer en acceder al Salón de la Fama del Rock and Roll , un año antes que Los Beatles. 

En 2005, Franklin recibió la Medalla Presidencial de la Libertad —la mayor condecoración para un civil estadounidense— de manos del entonces presidente George W. Bush. En enero de 2009 participó en la investidura presidencial de Barack Obama.

"Tomemos un momento para dar gracias por la hermosa vida de Aretha Franklin, la reina de nuestras almas, que nos inspiró a todos por muchos años. Será extrañada, pero el recuerdo de su grandeza como músico y un buen ser humano vivirá con nosotros para siempre", dijo Paul McCartney en un tuit.