Viernes, 15 de Diciembre de 2017
10:39 CET.
BALLET

Isabel y Rubén Toledo presentan sus vestuarios del 'Cascanueces'

Los diseñadores cubanoamericanos Isabel y Rubén Toledo dieron a conocer este miércoles los diseños de sus vestuarios para el Cascanueces del Miami City Ballet en el Music Center de Los Ángeles, informa The New York Times.

"Todavía nos estamos mordiendo las uñas, porque no es una tarea fácil. Esto es como el 'Lo que el viento se llevó' de los ballets", opinó Rubén Toledo a cargo de los decorados.

La interpretación de los Toledo rinde homenaje a la versión de Karinska y Rouben Ter-Arutunian de 1964 del Cascanueces de Balanchine.

Asimismo, ambos artistas decidieron hacer sus diseños inspirados en el espíritu y la temperatura de Miami.

En este sentido, los vestuarios del ballet han incorporado colores. Interrogados sobre cómo han conseguido ese ambiente de Miami, Rubén Toledo señaló: "Tenemos un trono de piña. Es muy cálido".

Isabel Toledo, además, explicó sobre sus vestuarios: "La gente también viaja. En cierto modo, quería reflejar eso en los niños [en el ballet]. En su vestimenta a veces, no étnica, sino regional. Y para la ornamentación, traté de usar cosas que parecían juguetes".

Ambos diseñadores dijeron que intentaron reflejar en su trabajo en el ballet "la visión de un niño sobre la vida".

"Todos los sentidos son tocados. Eso es parte de lo que queremos hacer: crear una visión que los niños nunca olvidarán. Una nueva tradición", opinó Isabel Toledo.

En este ballet, los artistas han trabajado sin olvidar su experiencia cubana, según dijo Robén Toledo: "(El ballet) Abre puertas y te hace pensar en posibilidades. Eso es lo que nos sucedió viniendo de Cuba como niños y teniendo el privilegio de sumergirse en este mundo libre de fronteras".

Sobre la historia del Cascanueces, Rubén Toledo señaló: "Cuando llegue a EEUU desde Cuba cuando era niño, ¡la vida se volvió mágica! Nunca había visto árboles así. Y hubo una gran nevada en 1967. Los automóviles y los parquímetros parecían castillos. El sol se puso a las 4:00 pm y en la televisión estaban Drácula y Frankenstein. ¡No tenemos monstruos en Cuba! Tuvimos la revolución. Entonces, para mí, todo está enrolado en Navidad: es una tierra de fantasía del otro mundo".

Isabel Toledo contó que cuando vio a una bailarina interpretar el papel del Hada de Azúcar del ballet se sorprendió de su alegría: "No dejaba de pensar, ¿cómo expresar eso en la tela?".

Ruben Toledo agregó: "No paraba de decir: 'Es efervescente'. Como burbujas volando fuera del cuerpo".

El personaje de la Madre Jengibre fue reinventada por la Toledo como una muñeca viviente con una enorme cabeza: "Realmente queríamos que esto tuviera la sensación desde la perspectiva de los niños hasta el final".

Los artistas defendieron sus vestuarios y diseños como "una oda a la creatividad de la infancia y la imaginación de los niños".

El segundo acto del ballet tiene que ver con el color y los dulces. "Sabes que estás en un lugar tropical", dijo Toledo.

Isabel Toledo recibió en 2005 el Cooper-Hewitt National Design Award y ha vestido a innumerables celebridades y a figuras como la exprimera dama de EEUU, Michelle Obama.

Las entradas para esta temporada del Miami City Ballet están a la venta en miamicityballet.org.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 0 ]

Importante: Cualquier utilización del sitio significa conformidad con los términos y condiciones de uso.