Jueves, 18 de Enero de 2018
20:41 CET.
OBITUARIO

Muere a los 93 años la profesora y académica Beatriz Maggi

La profesora y académica cubana Beatriz Maggi falleció este viernes en la tarde, según dio a conocer la publicación oficial La Jiribilla.

Maggi fue una de las expertas más rigurosas en la obra de William Shakespeare en todo el ambiente hispano. Su trabajo, además, se caracterizó por una profunda comprensión de autores como Fiodor Dostoievski y Marcel Proust, cuyas clases recuerdan muchos de sus alumnos.

Durante más de 50 años ejerció el magisterio ininterrumpidamente en varios sitios, entre ellos la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana en la que formó a varias generaciones y donde condujo la Cátedra de Literatura Universal hasta su retiro en 1993.

Maggi había nacido en el central Chaparra, actual provincia de Las Tunas, en 1924. Se doctoró en Filosofía y Letras y obtuvo, además, un máster en Literatura inglesa y norteamericana en Wellesley College (Massachusetts, 1948).

Estuvo casada con el escritor cubano Ezequiel Vieta (1922-1995), considerado una de las figuras cimeras de las letras cubanas, autor de Aquelarre y Pailock.

Dentro de las obras ensayísticas de la profesora se encuentran Panfleto y Literatura (1982) y El cambio histórico en William Shakespeare (1985).

"La Dra. Beatriz Maggi no tiene títulos honorarios. No es ni Profesora Emérita de la Universidad, ni Premio Nacional de Literatura, ni miembro de la Academia Cubana de la Lengua, pero para mí los merece todos y muchos más. Por eso le dediqué la película Martí: el ojo del canario, también es obra suya", señaló en el pasado en una entrevista con la revista Cine Cubano, el director Fernando Pérez, quien fuera alumno de la académica en la Facultad de Artes y Letras.

Por decisión familiar, los restos de Beatriz Maggi serán cremados en ceremonia íntima.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 15 ]

Imagen de Anónimo

Abuela querida

Imagen de Anónimo

Anónimo 18:24Simplemente es HONOR A QUIEN HONOR MERECE.

Imagen de Anónimo

Me impresiona lo lindo de los comentarios! Si fuera "A ver Prieto, qué traes ahí" ya vereíamos comentarios igualmente lindos y sinceros, jajá, empezando por: Que el Piss Descanses!!! Jajajajaja

Imagen de Anónimo

EPD

Imagen de Anónimo

Aqui, en el templo sagrado del silencio del alma acongojada, mi homenaje por todo lo que de ella aprendi: sagacidad y rigor intelectual y preferencia por el anonimato si salir de el implicaba traicionar una pizca de tu verdad. 

Imagen de Anónimo

La entrada de la Dra. Maggi en la Wikipedia tiene varias imprecisiones y errores de diverso tipo. ¿Podría alguien corregirlas en honor a la profesora?

Imagen de Anónimo

EDP, Dra. Maggi. Fue un privilegio tomar sus clases en la Facultad de Artes y Letras de la UH.

Imagen de Anónimo

Ahora me entero de casualidad de que nació en el Central Chaparra, como mi padre. Fui alumno oyente de varias de sus clases en el bachillerato de Santiago de Cuba, porque no me tocaba como profesora oficial (sí su marido, Ezequiel Vieta). A fines de los años 70, bien tardíamente, impartió en la Univ. de La Habana un curso de posgrado sobre narrativa norteamericana. Estaba lleno de antiguas alumnas y alumnos suyos, muchos de ellos, pasado el tiempo, profesores ya ellos mismos (de mediocres a malos, que no habían aprendido nada de ella). Pero yo la escuchaba arrobado y, si se me permite la vanidad, aprendí lo necesario, es decir, lo que ella enseñaba. Y se lo agradezco con creces, dondequiera que esté. Gracias, Beatriz.   

Imagen de Anónimo

Llegue a sus dos hijas mi más sentido pésame. Hizo muy bien Fernando con ese homenaje dedicatoria a su sagacidad, capaz, como ahora de nuevo recordamos, de poner en crisis cualquier pensamiento cerrado, totalitario. De ahí que sutilmente sus mejores clases fueran subversivas. JPS

Imagen de Anónimo

Clases irrepetibles, únicas...y ahora supongo que en una montaña mágica de nubes, acompañada de todos los personajes de las obras que explicaba.