Domingo, 4 de Diciembre de 2016
15:28 CET.
ARTES PLÁSTICAS

Un mural del cubanoamericano 'Lebo' abre las puertas de Miami Beach a los turistas

Inspirándose en las postales de la mitad del siglo XX, el artista de origen cubano Lebo creó un gran mural que a partir del martes da la bienvenida a los visitantes de esta turística ciudad del sur de Florida.

El mural Welcome to Miami Beach está pensado para servir como un punto de referencia para la población local, turistas y amantes del arte de todo el mundo, como lo es el letrero Welcome to Fabulous Las Vegas creado en 1959 por Betty Willis y Ted Rogich.

En una entrevista con EFE, David Lebo Le Batard explicó que trató de hacer algo "simple", que se pudiera ver "rápido y a la distancia" y que a la vez recreara el espíritu de Miami Beach, la ciudad donde creció.

El colorido mural, con una enorme cotorra, una flor de jazmín y una torre de salvavidas de estilo Art Deco, anima la vista de los que cruzan uno de los puentes que unen Miami con "la playa", como los hispanohablantes llaman a Miami Beach.

El "lienzo" de este cuadro gigante es una de las paredes del abandonado Teatro Roosevelt, que abrió sus puertas en 1949, en una de las avenidas principales de entrada a la ciudad costera y junto al canal Biscayne.

Es como una "postal moderna" en la que los visitantes se pueden tomar fotos y enviarlas por las redes sociales, explicó Lebo, quien buscaba una manera "formal y artística" de avisar a la gente de que está entrando a Miami Beach.

"No hay mucho arte que represente a Miami Beach, como en Las Vegas", explicó el muralista de 43 años.

Además de las "icónicas" imágenes del sol y las olas, el artista escogió la cotorra y el jazmín como protagonistas del mural de bienvenida a los turistas.

Lebo, quien disfruta leyendo sobre fauna, flora, astronomía, física y ciencia en general, señaló que son dos elementos muy de Miami Beach que la gente desconoce.

"Las cotorras vinieron a Miami en 1969 como turistas y también se quedaron, tienen una personalidad muy interesante", destacó.

Dos décadas de experiencia

Lebo, quien se dio a conocer hace 20 años gracias a varios murales en las zonas más emblemáticas del sur de Florida, se mostró muy orgulloso de este proyecto.

"Es el mural más grande que ha aprobado la ciudad de Miami Beach, con unos 5.000 pies cuadrados (465 metros cuadrados)", manifestó con alegría.

Se siente además emocionado con la evolución de los murales en Miami, en especial en la zona céntrica de Wynwood, donde muchos artistas tienen la oportunidad de expresarse.

Los murales, dijo, brindan la oportunidad de abrir a las comunidades a una mayor "conversación y entendimiento" y a expresarse a una audiencia mayor.

"Es todo lo que representa el arte, una forma más abierta para que se pueda tener una discusión", precisó.

Lebo indicó que gran parte de su arte refleja sus raíces latinas en Miami Beach, pero de forma "natural, sin necesidad de ser descrita".

Explicó que así como la ciudad ha evolucionado, él y su arte han evolucionado con ella y la forma como lo comunica es "diversa".

Como hijo de exiliados cubanos, su arte está influenciado por renombrados artistas como Celia Cruz y Benny Moré y también por el afrojazz, y que "reinventa en nuevas historias".

Lebo señaló que le debe su éxito a estos murales que ha hecho que se asocie como diseñador con grandes empresas como Harley-Davidson, Google y Microsoft, entre otras.

Uno de sus trabajos más conocidos en este campo es la sirena mítica que pintó en la fachada de un barco de línea de Norwegian Cruise.

El diseñador explicó que además gracias a ese trabajo se conectó desde hace tres años con grandes comerciantes de arte que no solo venden su trabajo artístico en acrílico en subastas internacionales, sino que lo dan a conocer en varios continentes.

"Millones de personas visitan Miami Beach cada año. Nuestra ciudad es conocida por su rica diversidad cultural, su estilo de vida festivo, y la apreciación de arte y estilo. El mural de Lebo complementa perfectamente cada aspecto de la ciudad", declaró el gerente de la propiedad del Teatro Roosevelt, Mendel Garfinkel, en un comunicado.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

:) /\ Totalmente de acuerdo...

Imagen de Anónimo

El pobre teatro Roosevelt era un bello cine donde iba gente de la cultura y la buena sociedad de La Playa cuando ese condenado pueblo todavía era habitable. Hoy es un cascarón vacío como todo South Beach, se acabó el glamour, se acabaron la vida auténtica, la comunidad judía, las sinagogas, las panaderías rusas, los mercados kosher y hasta el diner Wolfies. La Playa ya no es la Playa, es un atoramiento de gente zafia y majadera. Lebo viene a poner en la única pared vírgen de la ciudad más pintorreteada del planeta, el mural más feo e inane que una alcaldía pueda inflingirle a sus ciudadanos. Tápenlo con pintura blanca, que el Roosevelt siempre fue blanco, moderno e inmaculado.