Lunes, 11 de Diciembre de 2017
10:46 CET.
Música

Chris Cornell recuerda el viaje de Audioslave a Cuba y aconseja a los Rolling Stones

Chris Cornell recordó los retos que él y los miembros de Audioslave enfrentaron cuando planificaron un concierto gratuito en La Habana hace una década, y exhortó a los Rolling Stones a que animen a sus amigos músicos a que sigan el ejemplo, y vayan a tocar al país donde jóvenes han sido perseguidos por escuchar rock y los aficionados al género se quejan aún del poco espacio que le brindan las autoridades culturales.

En 2005, Cornell, Tom Morello, Tim Commerford y Brad Wilk viajaron a Cuba en el jet del Miami Heat y filmaron su visita y concierto al aire libre para un DVD. Cornell aseguró que la banda gastó un millón de dólares para financiar el concierto en la llamada Tribuna Antimperialista, reporta la AP.

"No fue fácil (…) pero encontramos la manera de hacerlo", afirmó.

El 25 de marzo, los Rolling Stones darán un concierto gratuito en la Ciudad Deportiva de La Habana.

"¿Qué hay con todas esas otras grandes bandas?", dijo Cornell.

"Particularmente pienso en bandas británicas, en bandas australianas que han vendido millones y millones de discos y pueden darse el lujo de ir a tocar para el público. ¿Cómo es que nadie ha ido? Y yo en cierto modo creí que, como nosotros lo hicimos, probablemente de la manera más difícil posible, otros nos seguirían los pasos, y me sorprende un poco que haya tomado tanto tiempo, pero estoy súper feliz de que los Rolling Stones lo estén haciendo".

Cornell agregó que los fans cubanos son "gente maravillosa y merecen ver a cada banda de rock que tú y yo y cualquier otra persona puede ver".

Se espera que los Stones, que tocarán tres días después de que el presidente Barack Obama visite La Habana, atraigan una gran multitud.

"Creo que la van a pasar fantástico y que tienen que aprovechar cada segundo que estén ahí y no dormir, simplemente compartir con el pueblo cubano", dijo Cornell. "También creo que cuando se vayan deben (...) decirle a sus amigos en la industria musical y a todos sus amigos que están en bandas que puedan pagarlo, que sigan el ejemplo y vayan a tocar para el pueblo cubano".

El líder de Soundgarden dijo que planear el concierto de 2005, con la ayuda del Departamento de Estado estadounidense, fue un reto impredecible. Dijo que aunque Estados Unidos no tuvo inconvenientes con su visita de cinco días, "Fidel Castro no había decidido si iba a funcionar para él o no, y estuvieron revisando nuestra música y su tono".

"Del lado estadounidense, definitivamente hubo mucho cuidado. Nos dijeron que probablemente habría micrófonos ocultos en nuestros cuartos, que probablemente nos seguirían (…) que no habláramos con extraños", agregó.

Cornell y sus excompañeros de la banda visitaron galerías de arte, estaciones de radio, teatros y escuelas de música. Una funcionaria del Gobierno acompañó al grupo y su equipo mientras filmaban imágenes para el concierto y documental Live in Cuba.

"Su trabajo era asegurarse de que todo estuviera bien, todo lo que hiciéramos, y si decía 'sí' entonces encendíamos la cámara", relató. "No tratamos de hacer nada a sus espaldas".

Cornell, de 51 años, dijo que quería volver a Cuba y que trató de planificar otro concierto hace cinco años, pero que no resultó.

"De verdad ya no pensaba del mismo modo cuando me fui", manifestó. "Realmente entendí lo que es la música y cómo es ese lenguaje que todo el mundo habla, sin importar qué otro idioma audible se hable".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.