Martes, 12 de Diciembre de 2017
01:53 CET.
Literatura

El Che, una máquina de hacer dinero

En la Feria del Libro de Guadalajara 2015 se presenta la novela gráfica Che, una vida revolucionaria, del dibujante José Hernández y el escritor Jon Lee Anderson, este último, autor de la principal biografía sobre el guerrillero argentino.

El periodista Anderson publicó en 1997 Che Guevara: A Revolutionary Life. Antes de este trabajo suyo, existía muy poco escrito en inglés sobre uno de los principales íconos de la izquierda mundial.

Anderson, quien según él mismo tenía por los años 80 una fascinación con las guerrillas de todo el mundo, viajó y visitó grupos insurgentes en El Salvador, Sahara Occidental, Gaza, Birmania y Afganistán, cuando comenzó a escuchar el nombre del Che como inspiración de los grupos armados más disimiles.

En una entrevista concedió en 2010 a la revista State of Nature, Anderson dice que encontró que el Che Guevara era un modelo a seguir en muchos de los grupos violentos en todas partes del mundo, "y así fue que, después de la quinta o sexta vez que oí hablar del Che Guevara en los lugares más inusuales[…], empecé a pensar sobre el Che Guevara".

No es necesario leer el largo volumen de 832 páginas para entender que el autor siente admiración por su "héroe" protagonista. Basta con abrir al azar cualquier parte del libro y leer un par de páginas para ver cómo Anderson intenta humanizar a Ernesto Guevara mientras justifica por qué el argentino fue, como él se llamó a sí mismo, una "máquina de matar" cubanos.  

Parte de la crítica literaria fustigó la obra fundamentalmente por quedarse en una mera admiración del personaje. Como afirmó Jane Franklin en una crítica publicada en The Nation, en 1997. "[JLA] confió demasiado en fuentes secundarias para su conocimiento de la historia de Cuba, no logra comprender la naturaleza de la revolución para la que los Guevara, Fidel Castro y tantos otros estaban dispuestos a matar".

Parte de esta admiración de Anderson por Guevara es intencionada y oportunista.

Como el mismo Anderson ha dicho en varias entrevistas, "me di cuenta de que no había buenas biografías —nada se había escrito que repercutiera". Sencillamente, había una oportunidad en el mercado de la literatura en inglés sobre el tema y él la cubrió.

La biografía del Che le valió a JLA la admiración muchos, entre ellos, del expresidente venezolano Hugo Chávez, que lo cortejó en múltiples ocasiones buscando que Anderson le hiciera un retrato a lo Che Guevara.

En una entrevista de BBC Mundo en 2013, por teléfono desde su residencia en Dorset, Inglaterra, JLA declaró refiriéndose a Chávez: "A él le gustó mucho el hecho de que yo era el biógrafo del Che Guevara, quien era un gran referente para él. Le gustó el libro y quería que yo lo viera como una especie de Che."

Este voluminoso trabajo sobre la vida del Che se convirtió en una referencia en inglés para personajes de la izquierda exquisita europea, para Hugo Chávez y otros grupos terroristas de izquierda a nivel mundial que veían y siguen viendo a Guevara como un modelo a seguir.

Para JLA el libro es un producto que según GroveAtlantic.com ha vendido más de 250.000 ejemplares. Ahora toca diversificar a camisetas y comics para continuar con esa máquina de hacer dinero que es la imagen del argentino.

Para muchos, en cambio, el cómic será una oportunidad increíble para enseñarle a sus hijos el rostro de un hombre que creyó justificado arrancarle la vida a cientos de cubanos por un proyecto que hoy produce estampida.

'Che, una vida revolucionaria', novela gráfica del dibujante José Hernández y el escritor Jon Lee Anderson

"Basta con abrir al azar cualquier parte del libro y leer un par de páginas para ver cómo Anderson intenta humanizar a Ernesto Guevara mientras justifica por qué el argentino fue, como él se llamó a sí mismo, una 'máquina de matar' cubanos", indica Clive Rudd Fernández.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 10 ]

Imagen de Amadeus

@ Anónimo - 1 Dic 2015 - 6:12 pm.No he leído el libro ni lo leeré, la cola de otros más importantes esperan pacientes. Sin embargo, si en el libro se citan los desmanes del Che como los fusilamientos de La Cabaña, pero se justifican bajo la premisa de la “necesidad de hacer justica revolucionaria”, ya a Anderson se le ve la oreja peluda. Es como algunos tontos útiles y personeros del régimen intentan justificar la falta de libertades y represión en Cuba como una necesidad producto del emabargo.

Imagen de Anónimo

que asco :-( ...a mi ni aunque me paguen me leo el pujo ese...na mas que ver las carotas de los asesinos esos estilo "muñequitos" me dan deseos de vomitar...repugnante es lo menos que se me ocurre pa la paja esa

Imagen de Anónimo

La biografía de Anderson como la Casteñeda están prohibidas en Cuba porque ambas sostienen que Castro abandonó a Guevara en Bolivia y dio a conocer la carta de despedida sin su consentimiento, cuando Guevara estaba en el Congo. La investigación que sostiene esa biografía es la más completa que se ha hecho hasta ahora sobre la vida del Che. Lo que sucede es que muchos aquí, que jamás han leído a Carlyle o a Emerson, piensan que la biografía de un personaje controversial es su estigmatización o su enjuiciamiento moral. No digo yo, si casi todos vienen de la escuela de Granma y Juventud Rebelde.

Imagen de Anónimo

Jon Lee Anderson is clearly an unabashed fan of Che Guevara and, while he mentions some of the man's flaws, he simply laughs them off or feebly attempts to explain them away. Anderson lived in Cuba for over a year while researching and writing this book, and it shows in his writing. For example, he has stated elsewhere how proud he was when his daughter, while in kindergarten in Cuba, learned to recite the standard pledge "We will be like Che."

Imagen de Anónimo

Sr. Anónimo - 1 Dic 2015 - 6:12 pm la biografía de Jon Lee Anderson describe los asesinatos y fusilamientos del Che. El fundamental problema es que en todo momento intenta justificarlo como un mal necesario, por eso a Chávez le gustaba tanto.

Imagen de Anónimo

Cuando aquello se venga abajo, al Granma hay que darle candela cojooooone....

Imagen de Anónimo

La biografía del Che Guevara de Jon Lee Anderson es profesional y seria. No es un panegírico de Guevara. Allí se habla de los fusilamientos en la Sierra y en la Cabaña, del voluntarismo y de la equivocada teoría económica del Che. Por algo el libro está prohibido en Cuba. La biografía de Paco Ignacio Taibo II es una respuesta a ese libro y al de Castañeda, que salieron al mismo tiempo en 1997. Si lo que quiere Clive Rud es leer una diatriba contra el Che Guevara que busque en otra parte. No le faltarán opciones.

Imagen de Anónimo

Sr. Anónimo - 1 Dic 2015 - 4:41 pm: Tiene Ud razón mucha razón. La provincia de Villa Clara no existió hasta 1976, cuando se cambió la división política, pasando de 6 provincias a 14 (en 2010 pasaron a ser 15). Donde la novela dice dice "A volver a Vila Clara..." debió decir "A volver a Las Villas..." , o "A volver a Santa Clara..., que era la capital de Las Villas...". Mucha historia es ignorada, ocultada o tergiversada, con los resultados sociales y políticos que saltan a la vista.

Imagen de Anónimo

"A volver a Villa Clara y quedarse ahi hasta que el Che vuelva"En esa epoca no existia Villa Clara como provincia, sino Las Villas.Antes de escribir algo deberian aprenderse la historia.

Imagen de Anónimo

Tronco de shit.