Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
02:18 CET.
Televisión

Esplendor y decadencia de las telenovelas

La telenovela cubana ha involucionado. Vender la última entrega les resultará difícil a los ejecutivos del gremio. Y mucho menos competir con las producciones en el mercado internacional.

Escasean los guiones originales, los buenos directores y equipos de producción. En los predios de la TV nacional, campea la mediocridad. El binomio perfecto director-guionista en aras del producto final ha ido en continuo detrimento.

Muchos actores, guionistas y directores, residen actualmente en el exterior. Algunos han desaparecido físicamente. Ya no se menciona a Susana Pérez, Eduardo Macías, Rini Cruz, Jorge Villazón, Miguel Navarro, Yolanda Ruiz, Jacqueline Arenal, otrora constelaciones del dramatizado. Para la televisión es el "aquí y ahora".

Recuerda una novelas del pasado, con suficiente vuelo artístico como La séptima familia, Cuando el agua regresa a la tierra, Hoy es siempre todavía, La huérfanas de La Obrapía, Pasión y prejuicio, Retablo personal, Entre mamparas, El naranjo del patio…., por mencionar unas pocas.

Rudy Mora, con Doble juego, rompió el esquema del culebrón romántico, dando paso a la exploración de asuntos sociales: adolescentes inadaptados, apatía de padres, maestros buenos y malos, prostitución. La visión artística del espacio cambió, y su pericia como director, editor y director de actores se completó en un material de excelente factura. El tema de presentación de Polito Ibáñez fue todo un éxito.

Hubo comedias como El año que viene, versión de Contigo, pan y cebolla, del dramaturgo Héctor Quintero, quien fuera también su guionista, que narraba las vicisitudes de una familia pobre en los años 50. En la misma cuerda humorística, El balcón de los helechos, escrita por Gerardo Fernández, y bajo la dirección de Armando Toledo y Susana Pérez, trataba sobre un profesor que padecía impotencia sexual y su relación con tres mujeres.

La cara oculta de la luna recreaba cinco historias de seres marginados con un mismo hilo conductor: el SIDA. Cada uno de los protagonistas relataba su propia experiencia al contraer la enfermedad. Temas como el alcoholismo, la violencia doméstica, la falta de atención de los padres hacia los adolescentes, problemas de pareja, y la bisexualidad —nunca antes tratado— motivaron la reflexión y la polémica entre el pueblo. Reconocimiento especial merecen Armando Tomey, María Luisa Jiménez y Rafael Lahera, actores que defendieron la extraña trilogía amorosa.

Después de Aquí estamos, basada en jóvenes del entorno teatral, y la insulsa Tierras de fuego, con vaqueros al estilo criollo, todos blancos y sin un personaje negro a la vista, las telenovelas cubanas se han ido apagando como velas de mala calidad.

La recién estrenada Cuando el amor no alcanza, escrita por Maité Vera, empezó a navegar haciendo aguas. Con historias de amor interracial en función de combatir el racismo, está plagada de rostros poco carismáticos, flojas actuaciones y mala musicalización, en medio de una puesta en escena sin matices. El diseño de presentación y despedida es un ascensor digital de palo. 

Con todos estos antecedentes, ya se augura su inminente fracaso.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 19 ]

Imagen de Anónimo

 Y del lenguaje hablado aqui no se dice nada... La peor pronunciacion del ESPANOL que he oido hablar en toda mi vida fue en una de las ultimas telenovelas cubana...No se entendia lo que hablaban...Cortaban las palabras a la mitad...Eso no tiene VENTA...Los directores de la Tele cubana ya no buscan buena DICCION sino gente con relaciones...DE ahi la mediocridad...

Imagen de Anónimo

Hoy entrevistaron a la sra Mayte Vera en la tv cubana en buenos dias dice que andaba por varadero en MELIA LAS ANTILLAS  sera que esa telenovela le da para pagar tambien esos hoteles!!!  que puede esa senora escribir que interese a geente joven!!!

Imagen de Anónimo

Es mejor ver munequitos rusos que esa telenovela mal hecha

Imagen de Anónimo

ESTA SENORA MAYTE VERA TIENE 85 ANOS HASTA CUANDO SEGUIRAN DANDOLE LIBRETOS A ESTA SENORA QUE DEBIA ESTAR YA RETIRADA CUIDANDO DE SUS NIETOS.... QUE LIBRETOMAS MALO EL DE ESA NOVELA ES UNA TONTERIA DE LOS MISMO Y COSAS DE VIEJOS CANSADOS DE VIVIR

Imagen de Anónimo

¿Entonces ya no ponen Horizontes, aquellas novelas que siempre terminaban con la "gloriosa revolución" de fondo? Y aquel paquetón que fue: Así se forjó el acero.Lo único que estaba bien era la serie Grandes Novelas, adaptaciones de grandes obras de la literatura universal.

Imagen de Anónimo

Cual es el problema en que haya parejas interraciales? Miren un rato de capítulo en youtube y verán que esa parte es bastante orgánica. A mi no me resultó nada de particular, es parte de la realidad cubana. Además de que en Cuba hay  bastante mestizaje, varios de los acytores que serían clasificados de blancos en el carnet de identidad, es muy probable que sean mestizos. La novela tiene otros problemas, muchos clichés en el guión, la puesta en escena, la forma en que empiezan las escenas siempre con café o algo de tomar (un comodín muy aburrido), varias actuaciones que fallan, en fin...No creo que se venda, en caso de que se lo hubieran propuesto.   Se agradece el tratar de representar a Cuba, pero hacen falta productos de mejor factura y novedad en la TV.

Imagen de Anónimo

hasta cuando Maite Vera va a seguir con el mismo temita?, ella es monotemática como el mismisimo régimen. La verdad que ya aburre ¿tendrá algún trauma de relaciones interraciales?

Imagen de Anónimo

Entiendo lo de la decadencia. Lo que no entiendo es lo del "esplendor". 

Imagen de Anónimo

Competir en el mercado internacional? Y quién en su sano juicio compraría semejante basura?

Imagen de Anónimo

En El viejo espigon Asenet Rodriguez era la pareja de Enrique Almirantes.