Cine

De machismo, fútbol y prostitución masculina

El director de cine español Antonio Hens habla de su película 'La partida', rodada en Cuba y recién estrenada en España.

Autor de un filme como Clandestinos (Malas Compañías, 2007), que trataba la inmigración, el terrorismo político y la homosexualidad, y que provocó polémicas por las referencias a ETA y a la Guardia Civil, Antonio Hens (Córdoba, 1969) ha realizado su última película en La Habana.

Con guion suyo y del dramaturgo cubano Abel González Melo, La partida se ha presentado en varios festivales internacionales y recientemente obtuvo una mención especial del jurado del XXIX Gay & Lesbian Film Festival de Turín.

De ella hablamos para DIARIO DE CUBA.

La partida, proyecto que llevabas acariciando hace mucho tiempo, ¿la rodaste en Cuba porque  querías hacerla allí o porque la industria española está de capa caída?

Se rueda en Cuba porque es la historia de dos personajes cubanos que no pueden escapar de su realidad social, es decir, que obligatoriamente había que rodarla allí o en cualquier otro lugar donde pudiera reproducirse esa realidad.

Tu relación con el país y con las instituciones cubanas no sé cómo es ahora, pero tu punto de vista parece muy crítico. 

He coproducido varias películas con el Instituto de Cubano de Artes e Industria Cinematografía (ICAIC) y mi relación con las instituciones cubanas es buena. La película no es crítica ni deja de serlo. No es una película más que se posicione a favor o en contra del sistema allí establecido. Es solo un retrato de dos personajes posibles. Son personajes marginales y creo que eso queda claro: que no todo el mundo vive como Yosvani y Reinier, más bien al contrario.

Me interesa solamente este tipo de personajes que podrían encontrarse con otras características en las calles de San Francisco o en las de Sevilla. La elección de Cuba es por su peculiaridad y por mi conocimiento previo de la escena.

Las calles de La Habana parecen una mezcla de infierno y paraíso. ¿Sigue habiendo allí mucho turismo sexual?

Sí, claro. Aprovechando las necesidades de la población se ha desarrollado una gran afluencia de turistas que buscan sexo. Eso no es infernal, pues no existe la trata ni la explotación. Es una cuestión voluntaria de quienes se prostituyen. 

Muestras de nuevo la mirada de un adolescente. ¿Por qué no te llevaste a La Habana a Israel Rodríguez, protagonista de tus anteriores filmes? ¿O querías que el actor fuera un chico cubano? 

Reinier Díaz es el Israel Rodríguez de La Habana... De hecho, después del rodaje lo invité a Reinier y le presenté a Israel. Se cayeron de maravilla desde el primer momento y trabaron amistad. 

Otro de tus filmes, Clandestinos, causó mucha polémica...

La partida no es una boutade como Clandestinos. Es una película mínima, un retrato de dos personajes. La mirada es contemplativa, menos narrativa, y tal vez carezca de imágenes fuertes como Clandestinos. Tiene situaciones muy fuertes, eso sí. Pero tampoco es una película complaciente.

¿Por qué elegiste en el elenco a Toni Cantó? ¿Fue antes o después de que entrara él en política y se metiera en polémicas?

Elegí a Toni Cantó porque necesitaba construir el personaje de un entrenador de fútbol de un equipo nacional español. Es decir, necesitaba a alguien que jugara lo suficientemente bien al fútbol y Toni juega muy bien.

Además, necesitaba un cliente para Reinier que fuera lo suficientemente atractivo como para generarle dudas. Toni es el actor ideal. Su elección para el reparto fue anterior (mayo de 2011) a su elección como representante del Partido UPyD.

Es curiosa la reacción de la gente al ver homosexuales viriles, y los de tu película lo son. La gente parece más dispuesta a volar con Los amantes pasajeros de Almodóvar que a entrar en un mundo lleno de sexo, sudor, tensión  y lágrimas. No obstante, el cariño que muestras hacia los personajes y la polémica vuelven a estar servidas. ¿Consideras La partida como una deuda contigo mismo? ¿Con los cubanos? ¿O una vuelta al cine por la puerta grande?

No tengo ninguna deuda con nadie. Ayudé a dos directores cubanos con películas como Boleto al paraíso (Gerardo Chijona) o Verde, verde (Enrique Pineda Barnet). Tampoco es una vuelta al cine por la puerta grande porque la elección del tema y la manera de narrarlo hacen de esta película un producto raro, marginal como sus personajes y, hasta cierto punto, de nicho estrecho.

Es una historia que quería contar porque el personaje del prostituto masculino cubano es único en el mundo. También quería contar lo complicado de las relaciones amorosas entre los hombres en entornos muy machistas.

¿El fútbol funciona como metáfora de algo? ¿Fetichismo, ganas de escapar o llevar una vida mejor?

No es una metáfora, sino una posibilidad que uno de los dos personajes protagonistas tiene para salir del círculo vicioso donde está encerrado. Es además una circunstancia novedosa en la descripción de la realidad cubana donde el fútbol comienza a cobrar importancia frente a la tradicional pelota.

Hay imágenes muy hermosas de La Habana. No obstante, en el ambiente se respira pobreza, extorsión y ganas de escapar.

La Habana es así, testigo de un pasado esplendoroso, pero ajada por la falta de reparaciones. Ese es el ambiente que habitan los personajes: La Habana de la desolación, la falta de esperanza...

Al contrario que tus anteriores trabajos, La partida deja una sensación de tristeza que entronca con las primeras películas neorrealistas  de Pasolini. ¿Crees que es un factor a favor o en contra del éxito de esta película?

El público dirá. Yo creo que siempre es dura la contemplación de una tragedia, pero este es el destino que les espera a nuestros personajes en la historia tal y como está planteada. Y no creo que la catarsis marque el éxito de una película.

 


Eduardo Nabal (Burgos, 1970) es crítico de cine.

'La partida' (2013), una historia de amor entre amigos

Ver vídeo

Reinier vive con su novia y su hijo en la casa de la abuela de esta. Por las noches, alquila su cuerpo a turistas extranjeros. Yosvani es su compañero en los partidos de fútbol. En secreto, Reinier y Yosvani comenzarán un romance por el que tendrán que luchar en un contexto hóstil.

Tráiler de una película de Antonio Hens, con guión de este y Abel González Melo.

Comentarios [ 19 ]

Imagen de Anónimo

Anónimo 11.13, el cine es un medio para hacer muchas y plurales cosas con él. Déjese de fórmulas de la Escuela Ñico López, que hay cine para pensar, cine para entretener, cine para transformar la sociedad, cine como denuncias, cine para ganar dinero, etc, etc

Imagen de Anónimo

La vi en el festival y me parecio la de un director gay tratando de ganar espacios en el cine hispanoparlante. Diciendo lo que todos sabemos de las necesidades de la Cuba de hoy. Prostitución, Hambre,Miseria etc. No aportando nada a cambiar el sistema. El Cine es un medio para transformar a la sociedad no para recriminar y achacar sus debilidades.

Imagen de Anónimo

Para Anónimo - 26 Mayo 2014 - 12:29 pm

La descripción que haces de España y los españoles aplica ciento por ciento a Cuba y a los cubanos. Donde dices España y españoles, yo voy a poner Cuba y cubanos:

 "no hay dos Cubas sino una: la que odia, pues la población cubana se divide en los que odian a los otros, y los otros que odian a los que le odian, por tanto, el denomidador común entre "los unos y los otros" es el odio que se tienen".

Tanto es así, que entre los cubanos el odio no solo entre dos bandos, sino también dentro de un mismo bando. Incitar al odio, o aprovechar el odio que ya existe en muchos cubanos, es el negocio de muchas de las publicaciones de esto que llamamos exilio. Y de las estaciones de radio miameras y sus conductores. No es solo odio a los que gobiernan en Cuba, sino al más pinto, a cualquiera. La cosa es alboratar el odio que yace no muy latente, en los corazones de un gran porcentaje de cubiches, cuyo sentido de vida es odiar. Y ese "nosotros sí, vosotros no", aunque nosotros decimos 'ustedes' es típico también de la mentalidad cubana. Nada, que heredamos también lo peor de los españoles. Y como si fuera poco, también despreciamos, subestimamos y odiamos lo mejor que heredamos de ellos y hacemos ese odio extensivo a "Letrinoamérica", a la misma España y a nosotros mismos.

Imagen de Anónimo

Siempre RECUERDO  Los CUENTOS de La MAFIA de Los ASESINOS Castros ,cuando DECIAN de La PROSTITUCION en Cuba antes del 59 ........  Y los CULPABLES eran Los Yankees ....HOY hay MAS Prostitucion en Cuba que en el 59  y quienes son los CULPABLES ahora ?  ELLOS ...... Y eso que La ROBOlucion se hizo para eliminar entre otras COSAS la Prostitucion ...Que DEGENERADOS esos Castros ....... Mas Prostitucion , Mas HAMBRE , Mas POBREZA  y mas REPRESION en Cuba despues del 59 ........ 

Imagen de Anónimo

en una ocasión Armiene la Puta hizo el mejor comentario...la sociedad es la que esigmatiza la prostitución. Hay quien lo hace, como bien dijo ella, por su propio gusto. En cuanto a la necesidad, conozco mucha gente que pasó HAMBRE y NECESIDAD antes del 59 y no vieron como opción prostituirse, tal cual las hubo y hay que la pasan en Cuba y en el mundo hoy en día y no consideran la prostitución una opción. Es un asunto de prioridades y elección. No olvido la negra que vivía entre hermanas prostitutas y hermanos proxenetas en al Callejón de los Perros en Stgo de Cuba, y ella estudiaba para profesora en el Pedagógico y vendía aguacates para sobrevivir....

Imagen de Anónimo

anonimo 1.48 donde se puede ver la pelicula?

Imagen de Anónimo

Vi esa peli y no me gusto para nada,los tipos no son gays nada,son negociantes,luis alberto Garcia hizo un buen papel,d bisnero côn tremenda guapanza

Imagen de Anónimo

...y este a su vez amiraba a Franco. Ahí está, o estaba, Fraga, dinosario del franquismo y castrista hasta su último dia.

Unos por amor -a la pela- y otros por poca verguenza -la izquierda española- insisten en ultrajar a los cubanos en cada una de sus expresiones y así como , hace apenas 55 años miles (si no millones) de españoles estrenaron su primer par de zapatos en la isla (o en varias de sus colonias que no es el caso de Cuba, que era provincia, o sea, territorio español) hoy tratan a "la isla" (y al resto de sus colonias) como a "indios pintorescos y graciosos holgazanes sin espíritu de superación que solo saben bailar y follar bien; a veces, y algunos, solo". Para la izquierda española los inmigrantes ilegales son víctimas de la economía del pais de origen, los cubanos son en cambio descerebrados traidores mal-agradecidos; las putas de España y el mundo son víctimas de la explotacion bla bla bla, las cubanas son unas viciosas que por tal de hacer algo que les gusta hasta cobran poco; los hombres  prostitutos son victimas de la economía de sus paises, los cubanos prostitutos son unos viciosos que se "comen" lo que les pongan delante... y así, podría seguir ad infinitum.

En Andalucía? Castristas a punta pala, y trabajadores... muchísimo; hasta asaltan supermercados y siguen a un líder pobre que solo gana 7000€/mes de los impuestos de sus acólitos.

Imagen de Anónimo

Anónimo de las 7.59  Yo que vivo en España, en la revuelta y brutal provincia catalana y que paso varios meses al año en esa otra provincia que fuera graciosamente referida por una cubana que intentó dárse ínfulas de culta parafraseando el poema de Vallejo, y al hacerlo consiguió describir la "madre patria" de manera increiblemente acertada, "España aparta de mi ese Cadiz" -dijo ella- coincido completamente con Ud. en lo que expresa en su post. 

Contrariamente a lo que se suele decir, no hay dos españas sino una: la que odia, pues la población española se divide en los que odian a los otros, y los otros que odian a los que le odian, por tanto, el denomidador común entre "los unos y los otros" es el odio que se tienen. Asi es como los republicanos (o sea la izquierda) intenta poner una "Ley de la memoria histórica" y la lleva al congreso cuyo principal predicto es "Abrir las fosas"; reciben un pre-acuerdo con un agregado: "vale,  pero nosotros tambien queremos abrir todas las fosas". A lo que la izquierda responde "¡Ah no, vosotros no! Solo nosotos que somos las victimas". Pero mienten, tambien ellos mataron tanta gente como los otros.

¿Donde queda Cuba en ese conflicto? Del lado republicano, por hijos y la herencia cultural y ética que llevaron a la isla quienes huyeron del franquismo. Solo que el tema dá para mucho mas porque Franco, por simpatía gallega -de Galicia- admiraba a Castro como a un pupilo y este...

Imagen de Anónimo

 Al anonimo de 25 Mayo 2014 - 9:42 am.

Gaysito lindo, chulito de mi corazon, es verdad que Fidel prometio acabar con ese flagelo, y aunque te duela mucho admitirlo, lo cumplio. Lamentablemente, cuando sobrevienen crisis como la cubana de los 90 el sexo es una moneda de cambio segura y mas facil que curralar en el campo, asi ha sido siempre y asi sera. Si tu consideras que fuiste un cualquiera en La Habana (otra cosa no dice el tono en que te calificas), eso es culpa tuya unicamente, que nunca tuviste dignidad. En Miami dices ser gay (como si te diera mas estatus) y seguramente no eres mas que otro cualquiera como lo eras en La Habana. Porque si algo cierto en esta vida, es que el mierda, siempre mierda sera. En fin... que al menos el "gobierno cubano" prometio, tu adorado Miami nunca se ha preocupado ni por prometerlo.

En cuanto a la entrevista, me alegro mucho d elas palabras del director. Puso en su lugar, en tres ocasiones, al entrevistador, por hacerse el gracioso y tratar de manipular.