Sábado, 19 de Agosto de 2017
01:47 CEST.
Ballet

Los bailarines del BNC revelan una vieja tradición

Comenzó en los años 60, cuando las giras del Ballet Nacional de Cuba (BNC) pasaron de los países socialistas a Europa occidental. Cincuenta años de dietas ínfimas, con su rosario de sacrificios y estrecheces, se hacen hoy públicos gracias a una carta que por fin ha osado escribir el conjunto de los bailarines de la compañía a Alicia Alonso, durante su actual gira española.

La carta, puesta en circulación a través de envíos electrónicos y a la que he tenido acceso, comienza así: "Estimada Alicia, nuestra respetable directora, quienes redactamos esta carta somos integrantes de la compañía. Discúlpenos si no nos identificamos, pero por sentido común y conservar la seguridad de los bienes que nos reportan las giras, nos vemos en la obligación de ocultar nuestras identidades".

En el régimen cubano, que rige igualmente en el BNC, es inimaginable reclamar derechos a cara descubierta.

"Nos dirigimos a usted de esta manera y nos atrevemos a molestarla, porque desde comienzos de las reuniones en La Habana, el 'señor' Oscar Pérez viene anunciando que no se nos dará el deseado y necesario 'regalo' y que se viene haciendo desde hace algunas giras. Alicia, por favor, nosotros, TODOS LOS INTEGRANTES DE LA GIRA A ESPAÑA, le rogamos de manera casi unánime, que intervenga en el asunto y nos ayude a que Oscar Pérez acepte hacernos el 'regalo'."

Conmueve el tono respetuoso y humilde con que se dirigen a la prima ballerina assoluta, dueña de sus destinos. Son palabras y giros familiares que expresan cariño y agradecimiento, respeto y una misteriosa fe en su bondad y en que por el amor que supuestamente les profesa, intervendrá en su favor ante el gerente general del BCN, Oscar Pérez.

No piden esos bailarines más premio a su fatiga que un "regalo" de 50 euros al final de esa gira  interminable, premio que el Sr. Perez les niega. No hay dinero para ellos, pero si para el viaje de turismo de su mujer —la del sr. Pérez— que los acompaña.

"Si usted tiene en cuenta que hemos aceptado con mucha resignación, ver cómo, con la mayor desfachatez y prepotencia del mundo, el  sr. Oscar Pérez nos restregaba a diario la presencia de su esposa (PRIMA DONNA, como le deciamos todos), que no crea él, que alguien se cree la historia de que fue invitada por quien sea, etc, etc."

Los bailarines cubanos tienen cada día clases, ensayos y funciones agotadoras, como El Lago de los cisnes. ¿Y al final de la jornada? Nada de relajarse, descansar y cenar con amigos o con la familia, como cualquier bailarín, sino cena en solitario, compuesta por alimentos baratos cocinados a escondidas, en un hornillo eléctrico, en la habitación del hotel.

La carta de los bailarines continúa: "Alicia, hemos bailado en condiciones que usted no se puede imaginar, hemos viajado durante 14 horas en unos autobuses espantosamente incómodos, nos alimentamos Dios sabe de qué mala manera, pues los 30 euros diarios están bien lejos de alcanzar para comer, comprar y ahorrar, cosas que tenemos que hacer porque ya sabe que en Cuba no es que se viva de manera gratuita".

Los treinta euros de la dieta no dan para mucho cuando es imprescindible comprar todo tipo de cosas con que aliviar la necesidad de sus familias en Cuba. En la Isla, pasados más de 50 años de dictadura, se sigue careciendo de todo. Y en cada gira se reúnen todos para fletar un contenedor repleto de los más sorprendentes regalos: aceite, ropa interior, crema de dientes, barras de labios, zapatillas de deporte, blue jeans, muebles, chocolate, medicinas…

El contenedor de esta gira, Deo gratias, ya ha sido enviado.

Una explotación que no ha cesado

Varias generaciones de bailarines cubanos han podido sobrevivir a estas condiciones, sostenidos y espoleados por la pasión de la danza. El ballet es un vicio divino por el que todo se da y todo se soporta. La prima ballerina assoluta lo sabe y actúa en consecuencia.

En los primeros años 60 las giras tenían lugar en el campo socialista: China, Unión Soviética, Corea. Aunque las dietas siempre fueron miserables, allí les daban muy bien de comer. Fue cuando pasaron a bailar en Europa cuando de las mismas dietas tuvieron que sacar dinero para alimentarse.

Los bailarines de cualquier compañía de país desarrollado llevan un régimen de alimentación especial para mantenerse fuertes, flexibles y delgados. Tales bailarines consumen vitaminas y minerales, y reciben cuidados de masajistas y fisioterapeutas. Así alcanzan las cotas de excelencia dancística con que nos fascinan. Todo lo tienen y vuelan con alas poderosas. Los cubanos giran más y mejor que nadie, saltan y actúan, y logran asombrarnos y emocionarnos, careciendo de todo.

Desde hace ya cincuenta años, los bailarines cubanos han sido víctimas de empresarios impíos, como aquel sr. Algado, empresario ruso, que les esclavizara en una gira por Italia, con un programa como este: 9:00, desayuno, autobús hasta la frontera con Italia con llegada a las 23:00 hs. Descanso en un hotel y al día siguiente otro trayecto en autobús hasta la hora de comida. Una hora después, sin descanso, clase, ensayo y función: El Lago de los Cisnes.

¿Fue la juventud, o el amor al ballet lo que los mantuvo vivos y en forma bajo tales condiciones de explotación? Los imagino, porque los conozco, riendo y bromeando y felices de estar en Italia, experiencia con la que ningún cubano en aquel tiempo podía soñar.

Todo, desde entonces, sigue igual, como se lee en el párrafo siguiente de la carta de estos más jóvenes bailarines: "Es que no ha oído tampoco como, de manera amenazadora y nada humilde, nos alerta de que… NO SE HARÁ NINGÚN REGALO Y NO DIGAN MAS ESO…, como si el dinero fuera de él y como si nosotros estuviéramos ajenos a las ganancias que tiene la EMPRESA, como, por ejemplo, los 26.000 euros que se pagaron por la función de Cádiz, o la estupenda ganancia que tuvieron las ventas de las funciones de Sevilla, etc, etc, etc."

La explotación no ha cesado. Decenas de bailarines cubanos han escapado y trabajan hoy en compañías de todo el mundo. Muchos de ellos conservan un extraño amor a quien creó el Ballet de Alicia Alonso y lo conservó como Ballet Nacional de Cuba. Le agradecen la enseñanza y puede que también le agradezcan el exilio.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 49 ]

Imagen de Anónimo

Anónimo - 24 Nov 2013 - 6:11 pm.Utiliza usted muy ligeramente la palabra "chanchullo" para criticar el sentido de esta lamentable carta que no es más que el pálido reflejo del modelo de explotación establecido en Cuba por la dictadura. Alguien muy sabiamente en este foro lo ha descrito perfectamente: una dictadura dentro de la dictadura. Yo no conozco en profundidad el ambiente del BNC, pero es voz popular desde hace muchos años el tren de vida de los integrantes de esa pequeña cúpula de poder. Por favor, creo que ya va siendo hora de ser un poco respetuosos con la libertad de los demás a expresar sus criterios, y más cuando estos son expuestos por los mismos integrantes de esa compañía.

Imagen de Anónimo

Esta gran artista, y tambien gran BURGUESA, cuando Fidel Castro decidio librar su gran batalla contra los homosexuales, metio la cabeza como el avestruz, y no como un cisne de sus lagos, debajo de la tierra, para no ver, ni enterarse de las U.M.A.P.....pero que ademas, coopero con el Dictador en Jefe en esta Batalla homofobica, cerrando las puertas de su Ballet, a todo aquel que OLIERA ligeramente a homosexual.....la historia no es posible cambiarla. Yo fui testigo.......ABAJO FIDEL Y ELLA TAMBIEN

Imagen de Anónimo

Que triste lugar es el Ballet Nacional de Cuba! Lo conoci bien y pude comprobar el clima de miedo en que viven y trabajan sus integrantes. El BNC es una dictadura dentro de la dictadura mayor que es Cuba. Todos le tienen PANICO a Alicia y a Pedro Simon. Un dia estaba yo de visita en la oficina de prensa, frente a la sede en la calle Calzada y cuando entro Pedro Simon, todos los periodistas, la secretaria, el personal en general se pusieron a temblar como hojas al viento. El servilismo que le profesaban a ese personaje daba lastima.Para los cubanos de a pie, como yo, que veiamos a los bailarines desde "afuera" ellos nos parecian privilegiados porque podian viajar, se vestian con ropa extranjera, etc. Pero lo cierto, es que el precio que tenian - y por lo visto, aun tienen - que pagar por esas prebendas era muy alto a su dignidad como seres humanos y artistas. La explotacion es abusiva, las condiciones de trabajo pesimas. Y lo mas triste es ver como otras personas - los sincopantes de Alicia y su camarilla - que ni bailan ni comen fruta se benefician del duro trabajo del resto de la compannia. O sea, no es mas que una version "estilo clasico" de la situacion general en la Isla.No deja de conmoverme, sin embargo,  la ingenuidad que transparenta la carta. Se ve que son jovenes los que la han escrito y piensan que todavia pueden "reclamar" algo a una administracion que historicamente los ha expoliado con impunidad. 

Imagen de Anónimo

Coterraneos de alla y de aqui, pobre de esos bailarines si esa carta es cierta, entre ellos mismos se delataran cuando les aprieten en la isla, y todo por simplemente permanecer en el ballet y poder salir a la proximo gira, cuando seran explotados nuevemente.Asi, somos los cubanos!, Siempre con el miedo a perder "algo" nos destruimos unos a los otros dentro de la isla, estrategia planificada por la mente mas perversa y sanguinaria de los ultimos 100 anos, Fidel Castro Ruz, y que le fortalecio mucho para construir su sistema totalitario, en el cual, cada cubano depende de las migajas ofrecidas a los devotos al sistema comunista.Sabemos aguantar o huir, no se que cual de ambas cosas es peor, pero nunca nos enfrentamos al regimen.Durante el facismo aleman, 4-5 soldados nazis controlaban 200-300 judios porque nadie de ellos queria enfrentarse a las balas.Comparativamente somos iguales.El dinero que los bailarines no recibiran, cosa muy injusta,  no es ni una milesima parte, de las atrocidades, humillacion, pobreza y degradacion que el resto del pueblo ha venido aguantando ya mas de 50 anos.Con esta reflexion pueden concluir que, tanto Alicia Alonso, el tal Perez, y los bailarines son el resultado de un sistema, un sistema sin derechos, donde unos se aprovechan y otros pierden. 

Imagen de Anónimo

     Hay Alicia que vengan a hablarte a ti de pesetas ahora... Tú que compras en la Madison Avenue de Nueva York, que te perfumas con Chanel o Dior y que desde hace decenios sólo te mezclas con lo más selecto, desde que comías con Laura Rainieri y sus amistades hasta llegar a compartir meriendas con los comunistas reconvertidos en burgueses (la peste a grajo que habrás tenido que aguantar de estos últimos, cuando al Auditorium del Vedado te iba lo más selecto de La Habana, sin contar tu público en el Metropolitan de Nueva York). Si nunca en tu vida has bajado desde que te subiste a todos los carros, para ahora mirar por las pesetas de estos pobres infelices y sus comodidades, por eso te escapan tantos bailarines cuando pueden y te abandonan desde hace años "de comunismo". Y ahora, con tu cabeza en el planeta Marte que quieres visitar y con tantos necesitados en tu compañía, dónde estará tu atención para resolverle unos 50 euros de regalo a cada uno de tus bailarines, al final de esta gira. Alicia, que comunismo ni que niño muerto, si tu siempre te has mantenido a flote con quien sea y viviste como una reina desde que bailaste "El pájaro azul" en Pro-Arte... Ocúpate del regalo de estos pobres infelices (sólo 50 euros) o morirás sin cuerpo de baile y tendrás que darle clases a Mariela, Raúl, Fidel, Oscar y su mujer para que bailen en la próxima gira. ¿Al planeta Marte para entonces?

Imagen de Anónimo

Creer en Alicia? , esos bailarines no saben a quien le escriben, esto es una equacion con solution unica: Quedarse en masa.

Imagen de Anónimo

Y los bailarines creen que Alicia va a intervenir, que ilusos son, ella a sido complice de esos abusos y desmanes. Otro nombre a quien jusgar cuando llegue la libertad, Oscar Perez. Que amor o admiracion pueden tener por esta vieja que ha sido complice de los abusos de los Castro, y que no diga que no sabia lo que pasaba. No pidan, reclamen o no bailen mas y se acabo el ballet en Cuba.

Imagen de Anónimo

Si le escriben a Alicia es pq creen en Ella,Conozco a varios bailarines y no Vivian tan mal nada,estaban Muy por encima del resto d Los cubanos,Los buenos se van y triunfan por este bello mundo,Los deportistas por muchos años recibian 2 Dolares de viatico,lo Sabian ? 

Imagen de Anónimo

Cuando revisan a Oscar Perez (carita), lleva muchos años de testaferro y explotador.......que meritos acumula para hacerse merecedor de tantas prebendas...esperemos que en algun momento el ballet nacional reciba la misma auditoria que recibio la finca de del ICRT...que ajusten las mismas cuentas y hagan la mismas expropiaciones....solo falta una equivocacion... y se repetira la historia...por ahora la señora sigue sirviendo como publicidad a la cultura cubana...

Imagen de Anónimo

Lastima que una persona como esta sra que a fuerza de esfuerzos y sacrificio se convirtio en una estrella historica del ballet mundial,entregara su alma a una caterva de mafiosos,malnacidos y criminales de la peor catadura,para servirle de mascaron de proa en sus miserables intenciones y realidades de esclavizar a este pueblo y destruir hasta los cimientos todo lo que huele a libertad y civilizacion en este pais.Al final ella tambien caera' en el tanque de los desechos humanos que han nacido en esta tierraPudo ser una estrella en todo el sentido de la palabra y se a convertido en una esbirra mas,de las mas despreciables almas vendidas a una piara de forajidos cavernarios