Martes, 16 de Julio de 2019
Última actualización: 22:30 CEST
Emigración

Son 6.289 los cubanos en puntos de entrada a EEUU desde México en solo cinco meses

Fila de migrantes en la frontera. (REUTERS)

En los primeros cinco meses del año fiscal 2019, 6.289 emigrantes de Cuba acudieron a los puertos de entrada en la frontera entre Estados Unidos y México sin documentos, indicó Reuters.

La cifra se encamina a casi duplicar el total para todo el año fiscal 2018, según datos de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos.

Si bien los cubanos generalmente tienen más posibilidades de recibir asilo que los centroamericanos porque sus historias de persecución política son a menudo más claras, el éxito no está asegurado, dijo Wilfredo Allen, un abogado con sede en Miami que trabaja con inmigrantes cubanos, quien estima que sólo del 20 al 30% de sus clientes cubanos ganarán sus casos.

No obstante, ese mensaje no ha llegado a los cubanos que permanecen en Ciudad Juárez, muchos de los cuales tuvieron que vender sus vehículos, negocios u hogares para financiar el viaje.

"Dicen que nosotros tenemos la prioridad, que nos reciben de una forma u otra. Siempre nos reciben", comentó el holguinero Rojas, quien vendió casi la mitad de su ganado. "Ellos siempre nos aceptan", afirmó.

La represión política y las sombrías perspectivas económicas siguen siendo las principales razones por las que los cubanos emigran de la Isla, pero algunos en Ciudad Juárez dicen que también fueron motivados por las noticias de las caravanas.

Desde principios del año pasado, las caravanas han sido un blanco frecuente del presidente estadounidense, Donald Trump, pero los críticos aseguran que, irónicamente, sus declaraciones han impulsado a los grupos y promovido el asilo como una posible vía para alcanzar el estatus legal.

Los cubanos que tienen la suerte de obtener una visa estadounidense para visitar a un familiar, por ejemplo, pueden volar hasta allí legalmente y solicitar la residencia después de un año en Estados Unidos. Para la mayoría, sin embargo, llegar a ese país no es fácil.

Incluso antes de que terminara la política de pies secos/pies mojados, los cubanos comenzaron a forjar nuevas rutas, volando a países de América Central y del Sur con requisitos de visa más laxos para luego ir al norte. Solo pocos países, como Guyana, no requieren visas para los cubanos.

El año pasado, Panamá facilitó el ingreso de los cubanos para hacer compras, creando otra vía para que algunos de ellos llegaran a Centroamérica.

Muchos están consternados por la larga espera que encuentran, dijeron directores de refugios, y están cada vez más preocupados por la seguridad, después de que surgieron reportes sobre desapariciones de cubanos en México. Pocos abandonan los refugios, dijeron diez migrantes entrevistados por Reuters.

Los expertos no creen que el flujo de migrantes cubanos vaya a disminuir pronto. Obama hizo más fácil para los estadounidenses viajar a la Isla, generando nuevos negocios. Pero ese dinero se agotó después de que Trump endureció las reglas, dijo Pedro Freyre, un abogado que estudia la relación entre Estados Unidos y Cuba.