Miércoles, 17 de Julio de 2019
Última actualización: 23:15 CEST
Tecnología

¿En qué beneficiaría el acuerdo entre ETECSA y Google a los cubanos?

Brett Perlmutter, jefe de Google para Cuba, y Luis Adolfo Iglesias Reyes, vicepresidente de inversiones de ETECSA. (AP)

El memorándum de entendimiento anunciado este jueves entre el monopolio estatal de las Telecomunicaciones (ETECSA) y la compañía Google para negociar un posterior acuerdo de intercambio de tráfico de internet, con el objetivo de mejorar la calidad de acceso a los contenidos de la web, ¿qué beneficios traerá a los cubanos?

El escueto comunicado oficial que dio a conocer la iniciativa indica que su objetivo es establecer conexión directa, o peering, entre la red de ETECSA y Google, cuando las condiciones lo permitan. Esto, supuestamente, mejoraría la conectividad en la Isla.

El peering —también conocido como conexión directa, intercambio de tráfico o emparejamiento— consiste en la interconexión voluntaria de redes de Internet administrativamente independientes, con lo que se facilita el intercambio de tráfico entre los usuarios.

Con la puesta en funcionamiento del servicio entre la red de ETECSA y los cables de fibra óptica de Goggle, el tráfico procedente de la red cubana con destino a Google se envía a través de ese enlace peer, y viceversa. Como este tipo de tráfico de datos suele ser gratuito, pues los operadores no se cobran entre sí, los costos del servicio en Cuba se reducirían.

Según un artículo de The Washington Post, la concertación de este  nuevo acuerdo acercaría a la Isla a una conexión a internet más próxima a los estándares actuales en el mundo. 

Pero antes de que ello redunde en beneficios palpables para la conectividad, advierte la publicación, Cuba tendría que crear las condiciones tecnológicas necesarias para conectarse a un nuevo cable de fibra óptica submarino, que debería ser tendido en algún momento futuro.

A través de ese cable, que vincularía directamente la red local a la columna vertebral de la red de internet de Google, la conexión directa o peering permitiría a los cubanos conectarse más rápido a los contenidos hospedados en los servidores de Google.

También, reduciría el precio que paga el Gobierno de Cuba para que los usuarios se conecten a ese contenido. Ello, no obstante, no significaría automáticamente la reducción del precio que pagan los clientes por conectarse.

Actualmente, ETECSA paga a un tercer operador por su tráfico a través de sitios como YouTube, Google Maps y Google.com.

Cuba posee un único cable de fibra óptica bajo el Mar Caribe que la conecta a Venezuela y que no ofrece suficiente capacidad de tráfico para soportar su relativamente pequeño pero creciente uso de Internet.

El acuerdo de este jueves no tendrá un impacto inmediato en la facilitación de la conectividad en Cuba. Para ello, debe establecerse la conexión al cable de fibra óptica, pero ni Google ni las autoridades cubanas han ofrecido un plazo para ese proceso. 

Según The Washington Post, el proceso podría tomar años, dada la lentitud de las negociaciones con la burocracia del régimen de La Habana y los obstáculos extra que supone el embargo de EEUU.

Aunque el presidente Donald Trump ha endurecido el embargo comercial de décadas contra La Habana, no ha eliminado una excepción establecida por su antecesor, Barack Obama, que permite a las compañías de telecomunicaciones estadounidenses entregar servicios a Cuba, como la instalación de un cable de fibra óptica, por ejemplo.

Google tiene hace tres años servidores propios en la Isla que almacenan contenido como la información de los usuarios de YouTube, lo que ha incrementado significativamente la velocidad de acceso a esos contenidos por parte de los cubanos.  

No obstante, la infraestructura de telecomunicaciones que funciona en la Isla ha sido rebasada por cientos de miles de nuevos usuarios, por lo que los servicios padecen constantes interrupciones y enlentecimiento, además de ser uno de los más caros del mundo para un volumen de datos máximo de 4GB mensuales (este último, al precio de 30CUC).

Además, el discurso del Gobierno cubano choca con la realidad de que en la Isla las autoridades bloquean sitios críticos con el régimen, como DIARIO DE CUBA.

Según datos dados a conocer por ETECSA, más de 70.400 cubanos se conectan actualmente a internet desde sus hogares, un servicio que ha crecido tímidamente desde su inicio en 2017, frente a la popularidad de la reciente activación de los datos móviles con tecnología 3G, que sobrepasaba los 1.800.000 clientes a finales de enero.