Martes, 23 de Abril de 2019
Última actualización: 14:33 CEST
Emigración

Malaria, otro obstáculo en el camino de los cubanos que intentan pasar de Colombia a Panamá

Emigrantes cubanos y de otras nacionalidades en la selva del Darién. (YOLVIS DE LA CRUZ)

Cerca de 400 cubanos estaban retenidos este domingo en un sitio conocido como La Manguita, muy cerca de Puerto Obaldía, Panamá. A los obstáculos en el camino de estos emigrantes se ha sumado otro que podría cerrarles el paso por un tiempo difícil de predecir: la malaria.

Junto a emigrantes de otros países, los cubanos salieron el sábado a las 6:00AM de Sapzurro, Colombia. Algunos llevaban banderas blancas.

Querían subir la loma localizada en el punto fronterizo de Cabo Tiburón, llegar a la localidad panameña de La Miel y continuar hacia Puerto Obaldía para unirse allí a un grupo inicial de 600 personas que salió de Sapzurro el viernes.

Al llegar al puesto de control del Servicio Nacional de Fronteras de Panamá (SENAFRONT) se les impidió el paso. En un vídeo enviado a DIARIO DE CUBA por los emigrantes, se escucha a un cubano que encabezaba la marcha expresar a los guardias panameños que solo querían llegar a Puerto Obaldía.

El grupo pudo finalmente continuar hasta la localidad panameña de La Miel, pero allí el SENAFRONT trató una vez más de detener y dispersar a los emigrantes, entre los cuales se encuentran niños y mujeres embarazadas. Esta vez utilizó gas pimienta.

En otro vídeo recibido por DIARIO DE CUBA se escucha a los emigrantes gritar "asesinos" a los guardias panameños y se observa a una mujer tirada en el suelo.

"Una mujer muerta ahí", grita un hombre, pero no hay confirmación de si realmente se trató de un fallecimiento o la mujer sufrió un desmayo.

Sobre las 4:00AM del domingo, los cubanos decidieron tomar la trocha que atraviesa el peligroso Tapón del Darién y tratar de llegar por fin a Puerto Obaldía, para unirse a los casi 600 emigrantes de varias nacionalidades, entre ellos unos 300 cubanos, que habían comenzado el mismo recorrido el 8 de febrero.

Pero a punto de llegar a Puerto Obaldía, un destacamento de 30 guardias del SENAFRONT les cerró el paso y, este domingo, los cubanos estaban retenidos sin agua, ni comida, en La Manguita, denuncio la cubana Liset Balvis Valdés, residente en Austin-Texas.

Balvis fue parte de los más de 2.000 cubanos que estuvieron varados en la localidad colombiana de Turbo en 2016, e hizo la misma travesía para llegar a Estados Unidos.

En declaraciones DIARIO DE CUBA expresó su preocupación por los emigrantes, entre los cuales se encuentran su hijo y su nuera, con seis meses de embarazo.

"Los tienen retenidos, me informó un habitante de Puerto Obaldía, en un punto conocido como La Manguita, a 15 minutos de la localidad. No han comido, no tienen agua para beber", comentó.

Según Balvis, la razón que esgrime la guardia panameña para impedir el paso a los emigrantes es un brote de malaria en el grupo que ya está en Puerto Obaldía. La medida intentaría evitar que se propague la enfermedad con la congregación de más personas.

Un miembro del SENAFRONT confirmó a DIARIO DE CUBA el brote de malaria en Puerto Obaldía. Indicó que seis africanos, de nacionalidad congoleña, dieron positivos a la prueba de la enfermedad, lo que obligó al servicio de salud de Panamá a poner en cuarentena a los cerca de 600 emigrantes.

En un audio enviado a las autoridades de Capurganá (Colombia), la guardia panameña expresa: "Se acaba de dar alerta de salubridad urgente e inmediata, de extrema preocupación en lo que respecta al contagio. Es algo extremo, se confirmaron seis casos de malaria africana. Hay que tratar de que no se comunique al resto, que no continúen porque ya toda la ruta está contaminada".

Puerto Obaldía es una localidad aislada por el Tapón del Darién y el océano Atlántico, a la que solo se accede por avión o en barco. Un brote de malaria sería traumático para sus 672 habitantes.

Consultado sobre los peligros de este brote, un científico colombiano especializado en enfermedades tropicales expresó que son cinco los tipos de malaria que afectan a los seres humanos: falciparum, vivax, malariae, ovale y knowlesi. Las tres primeras se presentan en la región y las otras dos "no cuentan con vectores en nuestro ambiente para la transmisión", señaló.

El especialista presume que, cuando hablan de malaria africana, las autoridades se refieren a la falciparum, que es la más frecuente en África y una de las más complicadas de manejar.

A juicio de este profesional, las acciones tomadas por las autoridades panameñas están dentro del protocolo para estos casos: monitoreo de todos los que están cerca de los enfermos, cuarentena y aislamiento vectorial para evitar que la epidemia se propague.

1 comentario

Imagen de Balsero

Cuando veo estas cosas me acuerdo del "amigo" Obama y Castro II, conversando risueñamente... Sabrá el primero el sufrimiento que causó y está causando? Del segundo, no me extraña nada.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.