Domingo, 16 de Junio de 2019
Última actualización: 13:01 CEST
Religión

Donativos de EEUU permiten la consagración de un nuevo templo católico en Cuba

Templo católico en Sandino. (AP)

Un templo católico que fue construido con fondos donados por feligreses estadounidenses quedó inaugurado el sábado en la localidad cubana de Sandino, Pinar del Río, reportó AP.

La Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús de Sandino es una de las únicas tres iglesias que el Gobierno de Cuba autorizó a edificar a los católicos y la primera en estar completamente lista gracias a los miembros de la Iglesia de San Lorenzo en Tampa, Estados Unidos.

"En la Iglesia Católica con el bautismo recibimos una identidad", explicó el reverendo Steven Dornquast, de San Lorenzo, y que asistió a la consagración del templo. "Ayudar a nuestros hermanos es parte de nuestra fe".

Cuba y Estados Unidos enfrentan un momento de congelamiento en sus relaciones diplomáticas, pero se mantienen intercambios en otros sectores.

En las primeras filas de la misa de consagración se encontraba Caridad Diego, la encargada de asuntos religiosos del Partido Comunista de Cuba y que según los propios prelados dio luz verde y ayudó para obtener los permisos necesarios. De Tampa viajaron además un matrimonio y otro prelado, el padre Ramón Hernández, natural de la Isla pero que reside en EEUU.

"Es un puente entre Tampa y Cuba", expreso Hernández, para quien este templo era además una necesidad para la apartada comunidad de Sandino, a 250 kilómetros al occidente de La Habana y en un pueblo que se fundó luego del triunfo de la revolución, trayendo a familias del Oriente a las que se acusaba de contrarrevolucionarias.

"Para la iglesia es un hecho histórico. Este es un pueblo de desterrados de (la región montañosa) el Escambray", explicó Juan Hidalberto Hernández, un fiel de 60 años que nació en la vecina zona de San Luis. "Muchas familias o sus descendientes que dejaron atrás a sus santos no tenían un templo en el cual orar".

El municipio de Sandino cuenta con unos 37.000 habitantes y la tierra se dedica sobre todo a las plantaciones de cítricos y tabaco.

La nueva parroquia fue construida gracias al aporte mayoritario de los católicos estadounidenses que dieron unos 95.000 dólares, informó el padre Dornquast. Tendrá capacidad para unas 200 personas y ocupará unos 800 metros cuadrados de un terreno donado por el Estado.

La Iglesia Católica informó que se había autorizado la construcción de tres templos, los primeros desde el triunfo de la revolución. Uno de ellos en La Habana, que fue consagrado hace dos años pero aún falta terminar, éste de Sandino y otro en Santiago que no fue iniciado.

El Gobierno devolvió a los religiosos algunas propiedades como templos o antiguos colegios, pero persisten demandas como la de permitirles fundar escuelas o acceso a medios de comunicación.