Lunes, 17 de Diciembre de 2018
Última actualización: 23:37 CET
POLÍTICA

En evidencia ante la ONU, así dejan varias ONG al régimen cubano

Rosa Salazar, de United Nations Watch, y Diosvany Acosta, de la Asociación Cubana de las Naciones Unidas. (ONU)

El régimen cubano intentó este viernes en Ginebra rebatir los señalamientos críticos que le realizaron varias organizaciones no gubernamentales a raíz del Examen Periódico Universal (EPU) del Consejo de Derechos Humanos, al cual se sometió por tercera vez en mayo pasado.

Ante las críticas de organizaciones como Amnistía Internacional, Solidaridad Cristiana Mundial o United Nations Watch, representantes de organizaciones oficialistas que el régimen presenta como independientes se quedaron en un discurso vacío de argumentos.

Aministía Internacional, 'sin pelos en la lengua'

Marianne Lilliebjerg, de Amnistía Internacional, acusó a La Habana de ofrecer una respuesta tardía a las recomendaciones hechas por países como Canadá, EEUU, Japón y los miembros de la Unión Europea.

"Cuba publicó su respuesta a las recomendaciones de los estados hace solo unos pocos días. Respondiendo de manera tardía, socava el proceso de apelación y limita el diálogo constructivo con los monitores independientes", dijo.

Asimismo, denunció que el Gobierno cubano "continúa utilizando cargos inventados por delitos comunes y el despido políticamente motivado como una forma de silenciar a los críticos del Gobierno".

"Estamos particularmente preocupados por el decreto 349", una nueva ley que permitirá al Estado sancionar a los artistas y promover la censura.

Aunque Lilliebjerg celebró la aceptación por parte de La Habana de las recomendaciones para garantizar el pleno cumplimiento de las conocidas como "reglas de Mandela", criticó su negativa a permitir el acceso de los inspectores independientes a sus prisiones.

También lamentó que la Isla es el único país de América Latina que está cerrado a Amnistía Internacional y aprovechó para realizar una solicitud formal de visitar Cuba, una respuesta que le llegó poco después en la voz del embajador cubano ante la ONU, Pedro Luis Pedroso Cuesta: "nuestro país no aceptará monitores, Amnistía Internacional no ingresará a Cuba, no necesitamos sus consejos".

La ONG también recordó que "Cuba rechazó múltiples recomendaciones para fortalecer la independencia del poder judicial y armonizar sus leyes penales con el derecho internacional".

En su corta, pero bien estructurada alocución, Lilliebjerg volvió a denunciar el caso del médico opositor Eduardo Cardet, declarado preso de conciencia por la organización, quien ha estado aislado e incomunicado por meses.

Igualmente criticó la censura y las restricciones que el régimen mantiene sobre la prensa independiente, la educación y el acceso a internet.

La UNEAC se salta la censura

Arístides Esteban Hernández Guerrero, de la oficialista Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), presentó su organización como parte del "tejido social en que está organizada la sociedad cubana".

"Asumimos como una de nuestras razones de existir el contribuir a la formación de valores éticos y cívicos en la aspiración de que el pueblo no solo sea un pueblo instruido sino culto", dijo.

Defendió que trabajan "en función del mejoramiento de la producción cultural en el país" y dijo que se mantiene "un habitual, franco, crítico y constructivo" diálogo con el Gobierno y sus instituciones.

Hernández salió en defensa de una supuesta "libertad de creación", que ató a una "alta vocación social" y a los lazos con las "distintitas estructuras" de Gobierno del país.

Solidaridad Cristiana Mundial y la plena libertad religiosa

Claire Denman, en representación de Solidaridad Cristiana Mundial (CSW, siglas en inglés), a quien el embajador acusó de "total desconocimiento de la realidad cubana", alertó de informes sobre un "aumento constante en el número de violaciones de la libertad de credo en Cuba".

La joven puso como el más reciente ejemplo la modificación que ha propuesto el régimen a la Constitución cubana.

"Mientras que el artículo 15 de esta Constitución nominalmente garantiza la libertad religiosa, no se extiende a la libertad de conciencia y no garantiza los derechos de individuos e instituciones a manifestar su fe o su falta de fe, ya sea en público o en privado", señaló.

Es el mismo cuestionamiento que están realizando por estos días iglesias evangélicas en Cuba, cuyos líderes ven un retroceso con el futuro artículo de la Ley de Leyes. Han propuesto cambios e incluso adiciones.

"La nueva letra de esta constitución representa un paso atrás significativo", condenó Denman, quien se refirió a los arrestos y el hostigamiento que sufren cada semana las Damas de Blanco, precisamente cuando intentan hacer ejercicio de su libertad religiosa.

United Nations Watch pone en evidencia al régimen

Rosa Salazar, de la ONG United Nations Watch, dejó en evidencia la manera en que el régimen opera para inundar el EPU de observaciones favorables y halagos a sus políticas.

"El EPU es un procedimiento muy importante, es una oportunidad para que los países sean examinados y se les realice un escrutinio, en aras de lograr un mejor desempeño en relación con los derechos humanos y mejorar la realidad de los ciudadanos sobre el terreno", comenzó la joven.

"¿Está siendo implementado el EPU de manera apropiada en Cuba?", se preguntó ante el Consejo.

"Tengo en mis manos el último reporte del EPU de Cuba. En la mayorías de los EPU la cantidad de ONG que realizan comunicaciones son entre 10 y 20. En algunos casos no tan comunes puede llegar a 30 o hasta 50. Sin embargo, para el EPU de Cuba el número de comunicaciones presentadas fue de 224", señaló.

Para la ponente, eso es "algo insólito" y dejó claro que "algunas de las comunicaciones conjuntas de estas ONG aplauden el desempeño de Cuba en temas de derechos humanos" y lamentó que "no hubo escrutinio, sino elogio".

Salazar leyó algunos de los nombres de ONG que el Gobierno llevó al EPU, y que "formularon tales comunicaciones conjuntas alabando a Cuba".

"Federación Cubana del Deporte Canino, Sociedad Meteorológica de Cuba, Sociedad Cubana de Investigaciones Filosóficas, Federación Cubana de Actividades Subacuáticas, Sociedad Cubana de Urología, Sociedad Cubana de Amigos de los Équidos, Sociedad Cubana de Vaqueros de Rodeo", enumeró.

Para concluir su intervención, preguntó al presidente "¿Es esto tomarse en serio el Examen Periódico Universal?"

En otra de las respuestas dadas por el régimen, Diosvany Acosta Abrahande, en representación de la oficialista Asociación Cubana de las Naciones Unidas, habló en nombre de una juventud que prefiere emigrar de la Isla y la mayoría de los que se quedan huyen de los empleos estatales y de responsabilidades políticas.

"Los jóvenes cubanos disfrutamos a plenitud de derechos. Somos privilegiados de vivir en un país socialista, donde se trabaja para lograr los más altos disfrutes de todos los derechos humanos y de las principales libertades que debe tener cada ciudadano", dijo.

Para Acosta, su país se desarrolla a pesar del embargo que mantiene EEUU por más de cinco décadas en un discurso en que el recurso del "bloqueo" no pudo faltar.

"Los jóvenes cubanos tienen garantizados los derechos a la educación" y una salud que insistió "es gratuita y de calidad", a pesar de las continuas quejas de la población por el deterioro de los servicios y las instalaciones.

En términos de generalización absoluta aseguró que la "población joven cubana se siente orgullosa de ser cubana y se identifica con el sistema socialista, porque en Cuba la democracia participativa se sustenta en el principio del gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo".

1 comentario

Imagen de Plutarco Cuero

La ONU es un CIRCO y los Castro son los domadores de fieras ...

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.