Martes, 21 de Agosto de 2018
Última actualización: 15:28 CEST
TURISMO

Arrendadores dicen que lo están 'pasando mal' ante una bajada del turismo estadounidense

Una turista camina por delante del Capitolio de La Habana. (AP)

Rodolfo Morales asegura que entre septiembre y octubre de 2016 recibía unas seis llamadas telefónicas diarias. Todas eran de turistas europeos y estadounidenses ansiosos por reservar una de las dos habitaciones que renta en su casa a un costado de la Bahía de La Habana. Sin embargo, lamenta que en los mismos meses de 2017 no tuvo ni un solo visitante y el ansioso era él.

Según un reportaje de la agencia AP, medio año después de que el presidente Donald Trump echara atrás el acercamiento entre EEUU y Cuba —iniciado por su predecesor Barack Obama—, las cosas parecerían ir a contracorriente de sus intenciones: de ejercer presión al Gobierno hasta lograr un cambio en el modelo político de la Isla y beneficiar al incipiente sector privado.

Según cifras oficiales de La Habana que recoge la agencia norteamericana, en 2017 se registró un récord de 4.700.000 visitantes —un incremento de 18% en relación a 2016—, y el Gobierno ingresó más de 3.000 millones de dólares por turismo, el grueso de lo cual corresponde al sector estatal.

Sin embargo, los propietarios de restaurantes y alojamientos privados reportaron fuertes caídas en sus negocios y esas estadísticas indican que solo 34% de los turistas —sin especificar nacionalidad— se alojan en las 24.000 habitaciones privadas de las que tiene registro el país.

"Con los anuncios de acercamiento del presidente Obama y en los meses posteriores hubo una explosión de turistas. Se veían por todos lados", dijo a la AP Morales, un jubilado de 74 años que complementa su retiro con el alquiler de sus cuartos.

"Nos llamábamos unos a otros entre los vecinos para dar cabida a tantos visitantes... Luego se desplomó", añadió.

Según Morales, este boom se desarrolló entre diciembre de 2014 y agosto de 2017, pero luego del paso del huracán Irma, en septiembre pasado, recibió cancelaciones de unos franceses que alegaron haber sido advertidos por sus agencias de viaje sobre el desastre ocasionado por el ciclón y no tuvo un solo estadounidense por lo menos los últimos seis meses.

Tras ese desastre natural, en Cuba se registraron pérdidas en infraestructura turística superiores a 300.000.000 dólares.

Trump dio un parón a las medidas de Obama, impuso a los estadounidenses la condición de hacer las visitas en grupos, prohibió negociar con algunas entidades con vínculos militares y emitió alertas de viaje para que reconsideren el destino Cuba.

Los estadounidenses —que antes podían viajar de manera independiente— eran un sector codiciado por los emprendedores.

Sin embargo, las políticas de Trump no fueron las únicas que sacudieron al sector privado de la industria turística cubana en los últimos tiempos: las autoridades locales anunciaron en agosto una congelación de la entrega a particulares de nuevas licencias en sectores como restaurantes o alojamientos, bajo el argumento de que se debe mejorar el control de la evasión fiscal y para evitar la compra de bienes robados al Estado.

"Sin duda el mejor año que tuvimos fue 2016, antes de que llegara a la presidencia Trump", consideró Yunaika Estanque, quien tiene un hostal de tres habitaciones a pocas cuadras de la Avenida del Puerto.

"Yo me defiendo porque tengo un convenio con una agencia inglesa, pero hablo con otros arrendadores y están mal", agregó.

"La gente abrió bares y restaurantes también pensando en la llegada de los estadounidenses, ellos consumen bien y dejan propinas", opinó.

Según expertos consultados por la AP, la cifra de turistas internacionales en la Isla creció en un 56% entre 2014 —cuando había 3.000.000— y 2017, cuando se alcanzaron los 4.700.000.

Tampoco ha decrecido desde que Trump emitió sus políticas.

En enero pasado, la directora de EEUU de la Cancillería cubana, Josefina Vidal, indicó que en 2017 visitaron Cuba unos 619.000 estadounidenses y 453.000 cubanoamericanos, en contraste con los 91.000 estadounidenses y 361.000 cubanoamericanos que llegaron en 2014.

Para el economista experto en turismo y académico, José Luis Perelló, el presidente estadounidense no logró cerrar la brecha de visitantes que se abrió con Obama, al tiempo que observó una nueva tendencia en materia de viajes a la Isla: los cruceros.

Hasta el 10 de diciembre de 2017 habían arribado 541.000 cruceristas en contraste con los 184.000 de 2016.

"Las regulaciones no tocan a los cruceros. Las líneas han anunciado programas hasta el año 2019", agregó Perelló.

Cuba opera actualmente 382 hoteles, 88 de los cuales son administrados por 20 cadenas internacionales como Meliá y Barceló.

"El turismo sí se ha incrementado en Cuba, con excepción del turismo americano (estadounidense), pero aun así los he visto. En un futuro cercano van a volver, estoy seguro", dijo con entusiasmo Nelson López, un guía de Free Tours en inglés de 25 años que camina La Habana cada mañana con visitantes mostrándoles la ciudad.

A su lado, su colega Javier Rodríguez lo confirmó. "Hay algo mágico aquí y es único... Los turistas van a seguir viviendo".

12 comentarios

Imagen de Anónimo

Como siempre,los Castros son los ganadores,ahora los grupps turisticos solo se alojaran en hoteles del gobierno,sean militares o no,los militares controlan la pasta en toda Cuba,empoderando a los privados no es que se fueran a revelar,lo primero es  que tengan contacto directo con los americanos y lo segundo,que progresen gracias a los americanos y que sas idea se expanda y piesen que lo que tienen es gracias al que siempre me dijeron era nu enemigo.

Imagen de Anónimo

Hay algo mágico aquí y es único. Es un museo acerca de como no se deben hacer las cosas.

Imagen de Anónimo

Hay algo mágico aquí y es único. Si, parece la tierra despues que un meteorito extinguio los dinosaurios...

Imagen de Anónimo

Acabo de leer un artículo que escribió alguien desde Cuba en el que dice que “los cubanos lo menos que les interesa es tener Nuevo Presidente”, bueno pues que sigan “pasándola mal” TODOS, porque no son sólo los arrendadores los que están mal pasándola, es todo el pueblo que está en la misma situación. 

Imagen de Anónimo

No amigo 15:31, no me presento a un cargo electivo porque hasta yo mismo voto en mi contra, no quiero verme con la carga de decir verdades que molestan, yo estoy para que me saquen al sol y me den sopas de gallina en estos tiempos frescos (ya la estan haciendo). Lo que me preocupa es la manera desenfadada con la que opinan -con todo derecho-  y dan soluciones que hasta el mas ignorante sabe que son esteriles, y capan (de sacar huevos), donde hay que ponerlos. Este facilismo que se ha ido inculcando con el paso de los a~os, ya yo no se si es inducido, o creado y aceptado voluntariamente para evadir las responsabilidades civicas que cada sociedad tiene consigo misma. La obligaccion de un jinete  honrado (aunque mire de las gradas y este impedido) es hacer que su caballo gane y no buscarle atajos al caballo contrincante. Cumplo -en lo que puedo- con separar la paja del grano y que cada cual coma lo que considere. Gracias por ocuparse de leer mi comentario. Chicho Cagatrillo.

Imagen de Anónimo

13.45: ujajajaja, estoy de acuerdo con tu comentantario....

Imagen de Anónimo

13.45 claro que hay algo magico..una ciudad que fue bellisima totalmente en ruinas..poner en la calle a mujeres  con el pañuelo o como se llame y el velo, unas fotos y parecerá Afganistan,  Alepo o cualquier otra ciudad Siria. La primera vez que fuí a Cuba aluciné viendo árboles que salen de las fachadas en ruinas, que han creido en los restos de derrumbes....Si, amigos, eso es lo mágico,..preguntaselo a los miles y miles de habaneros que habitan esas cuarterias, que duermen en esas barbacoas, que esperan en los albergues estatales la consecución de un apartamente prometido que nunca llegará. Ya sabes por donde te dirán que te metas la magia...

Imagen de Anónimo

Ano. 15:01, y que propones tu, presentarse a las proximas elecciones!? o que todo el mundo coja una lancha para largarse de cuba!? ...... Compadre, usted tiene razon en parte; pero no olvide que cuando su empleador es el estado ud esta totalmente a merced de EL, pero cuando logra sierta independencia economica puede elegir si va o no va a las 'marchas del pueblo combatiente' incluso puede darse el lujo de viajar al extranjero y decirles a todo el mundo lo que realmente piensa, creeme, gota a gota, la leyenda del cid cagador cubano se ira desmerengando! mas de medio siglo de involucion no se solucionan de la noche a la manana!

Imagen de Anónimo

Rodolfo Morales deberias protestar a pamela por cobrarte los impuestos IGUAL!, en cualquier pais los impuestos se ven afectados por los ingresos, en cuba, tengas o no tengas ingresos, en este caso huespedes, tienes que pagar lo mismo!

Imagen de Anónimo

cuanto envidioso arriba mi cuba bella la cuba propiedad de los castros

Necesita crear una cuenta de usuario e iniciar sesión para poder comentar.